Búsqueda Imágenes Maps Play YouTube Noticias Gmail Drive Más »
Iniciar sesión
Libros Libros 31 a 40 de 41 sobre Vencida de la edad sentí mi espada y no hallé cosa en que poner los ojos que no...
" Vencida de la edad sentí mi espada y no hallé cosa en que poner los ojos que no fuese recuerdo de la muerte 2. "
Tesoro del Parnaso español, poesias selectas castellanas, desde el tiempo de ... - Página 27
editado por - 1817
Vista completa - Acerca de este libro

Les nouveaux réalismes: 1ère série, Volumen 1

2000 - 210 páginas
...endecasílabos del desesperanzado poema filosófico-político miré los muros de la patria mía: [...] y no hallé cosa en que poner los ojos que no fuese recuerdo de la muerte. El tópico literario del cotidie morimur, que formulara Séneca pero en las letras españolas difundiera...
Vista previa restringida - Acerca de este libro

Homenatge a César Simón

Antonia Cabanilles, José V. Bañuls - 2000 - 468 páginas
...una manifiesta continuidad. Unos versos de Francisco de Quevedo nos permiten iniciar nuestra lectura: "Y no hallé cosa en que poner los ojos/ que no fuese recuerdo de la muerte". En el poema simoniano esa conciencia de muerte se transgrede: la muerte no está en las cosas sino...
Vista previa restringida - Acerca de este libro

La poesía de Francisco Brines

José Olivio Jiménez - 2001 - 150 páginas
...convicción, igualmente conocida y antes explorada. Brines, poeta elegiaco, de la mano de Quevedo, no hallando «cosa en que poner los ojos / que no fuese recuerdo de la muerte»; pero, del mismo modo, un poeta que sabe arder ante la belleza de la naturaleza, la hermosura del cuerpo...
Vista previa restringida - Acerca de este libro

Drummond: da Rosa do povo à Rosa das trevas

Vagner Camilo - 2001 - 322 páginas
...o património histórico de Minas. Como Quevedo, todo melancólico poderia afirmar: ...y no hallé en que poner los ojos que no fuese recuerdo de la muerte. Ou, antes dele, com o não menos melancólico Da Vinci: Não nasce em mim nenhum pensamento em que...
Vista previa restringida - Acerca de este libro

La Caña Gris: Revista de poesía y ensayo: Valencia, 1960-1962

Jacobo Muñoz - 2002 - 398 páginas
...adondequiera que los ojos miren Memoria de la muerte sólo encuentran. Una violenta ráfaga de aire quevedesco (Y no hallé cosa en que poner los ojos — que no fuese recuerdo de la muerte} conmueve íntimamente estos versos. En ellos ha podido Cernuda, con su economía de medios característica,...
Vista previa restringida - Acerca de este libro

Barcelona, 1936-1939

2002 - 308 páginas
...versions castellana i anglesa. La versió francesa, en canvi, esmenta dos versos de Quevedo, en castellà: «Y no hallé cosa en que poner los ojos / Que no fuese recuerdo de la muerte.» 2. La versió anglesa diu, en català, Joan Maragall. Pròleg1 Les pàgines que segueixen contenen...
Vista previa restringida - Acerca de este libro

The Cambridge Introduction to Spanish Poetry: Spain and Spanish America

D. Gareth Walters - 2002 - 223 páginas
...habitacion era despojos; mi baculo, mas corvo y menos fuerte; vencida de la edad semi mi espada. Y no halle cosa en que poner los ojos que no fuese recuerdo de la muerte.6 I looked at the walls of my native place, once strong and now dilapidated, weary with the...
Vista previa restringida - Acerca de este libro

Antología de la poesía española

VV Staff - 2004 - 102 páginas
...día. Entré en mi casa; vi que, amancillada de anciana habitación era despojos; mi báculo más corvo y menos fuerte. Vencida de la edad sentí mi espada,...poner los ojos que no fuese recuerdo de la muerte. A UNA DAMA (Fragmentos) En estos versos, de mi amor dictados, tan bien nacidos, cuanto mal premiados,...
Vista previa restringida - Acerca de este libro

El camino de la lengua

Gregorio Salvador - 2004 - 229 páginas
...despojos; mi báculo más СОГРО 7 menos fuerte. Cencida de la edad sentí mi espada, •j no Hollé cosa en que poner los ojos que no fuese recuerdo de la muerte. Trancisco de Queoedo Gárgola Palacio arzobispal. Alcalá, Ciudad Patrimonio de la Humanidad, ha de...
Vista previa restringida - Acerca de este libro

Sansón ebanista

Elio Vélez Marquina - 2005 - 46 páginas
...rencor que tanto mutiló nuestros encuentros grises del estío. y en mi memoria estaba ya tu muerte. Y no hallé cosa en que poner los ojos que no fuese recuerdo ue la muerte. Francisco ¿e Quevedo azul es toda sombra desde el RIPR^S de tus palabras, penetrando...
Vista previa restringida - Acerca de este libro




  1. Mi colección
  2. Ayuda
  3. Búsqueda avanzada de libros
  4. Descargar PDF