Imágenes de página
PDF

Otra asociacion de accionistas ha arrendado por escritura y término de 50 años el rio Doce en la América del Sur y el privilegio esclusivo de navegarlo hasta mas allá de Minaes Geraes en el mismo corazon del Brasil, de modo que las manufacturas de Inglaterra serán conducidas por buques de vapor hasta las mismas puertas de los habitantes de los distritos mas populosos y ricos, atravesando regiones incultas ocupadas solamente por salvages. La ruta ha sido tratada por los directores de la compañía. Ya han salido buques de hierro con máquinas para aserrar maderas y otros usos, y se está construyendo un buque de vapor tambien de hierro de 300 toneladas, destinado al tráfico de aquel rio. Sus orillas se poblarán muy pronto y probablemente se abrirán mamantiales de comodidad y de riqueza, que acelerando la marcha de la civilizacion sembrarán las semillas de la religion y de la industria, en regiones donde las producciones mas raras de los trópicos nacen, se marchitan y caen por falta de manos que las cojan. Pudo aquella asociacion haber seguido las huellas de los empresarios de los rios de la India Británica mejorándo sus máquinas de vapor; pero el ingeniero constructor, ya fuese por timidez ó ignorancia prefirió las sendas ya trilladas y perdió la ocasion de dar un grande ejemplo. Los buques de vapor destinados á viajar entre Inglaterra y el Norte América están concluidos: tienen el porte de un navío de guerra de S0 cañones y se ha empleado en ellos todo lo que la ciencia puede hacer para que sean dignos de la empresa. * Los buques de vapor son de cuatro clases: para la guerra, para conducir mercaderias y pasageros, para pasageros solos y para remolcar buques dentro y fuera de los puertos y rios. Los de guerra no están construidos para batirse, porque las ruedas de paletas no pueden ser protegidas de las balas de grueso calibre. Algunos hombres ingeniosos se ocupan hoy en esperimentos para remediar aquel inconveniente, y hay esperanzas de que Ericson, que ha fijado su atencion en este objeto haga algun descubrimiento. Confiamos en que no se repetirá el error del tornillo de agua. El Almirantazgo con los deseos mas laudables está esperando con ansiedad el resultado, y es, lástima que no se haya asignado por el gobierno una cantidad anual, para costear esperimentos que pue

dan hacer mas útil la marina de vapor en Inglaterra. con la in

fluencia de hombres tan científicos y tan patriotas como Barrow y Beaufort no habria que temer que se malgastase el dinero. Las actuales ruedas de paletas, ademas del defecto que hemos dicho, tienen el de avisar al enemigo en una noche de calma á muchas millas de distancia. La incesante vibracion de los rodeznos batiendo sobre el agua, es desagradable y en los climas cálidos arrojan la estopa con que estan calafateados. Morgan y Galloway han inventado unas paletas con las que casi se ha remediado este inconveniente. El costo de aquellas ha impedido que se generalice su uso: estas son muy fuertes y mas baratas, y dandolas mas anchura suplirian á la paleta comun. En los buques de guerra las paletas deben estar protejidas de los tiros: la caldera ha de colocarse de modo que los balazos no puedan horadarla; un solo golpe cuando el vapor está elevado sería bastante para que hiciese agua por los remaches. La chiminea es otro grande inconveniente en los buques de vapor de guerra por la facilidad de incendiarse el buque si aquella fuese derribada por los tiros. El gobierno francés hace rápidos progresos en el ramo de buques de vapor. Los Sres. Seward se ocupan en colocar una máquina en el vapor Ville de Paris, cuya construccion segun dicen es perfectamente simétrica y superior á todos los buques que tenemos nosotros. El Normandia y el Sena, dos buques que navegan entre el Havre y Ruan exceden en belleza, aseo y comodidad á todos los que hay sobre el Támesis, el Mersey ó el Humber y han costado ménos. Es verdad que sus máquinas fueron hechas en Inglaterra y que son de baja presion, pero el órden con que están conservadas, como tambien las demás partes de los buques, la comodidad y el escelente trato se debe á los franceses. Luis Felipe no perdona gastos para mejorar su marina de vapor. El buque mas lijero de los que viajan de Douvres al continente, es francés y de alta presion. El rey de Holanda es tambien un protector generoso de los maquinistas de vapor y destina sus agentes á buscar los conocimientos y la habilidad para proporcionar bienes á su país. Mencionamos estos hechos para manifestar que desde el Czar de Moscovia hasta nuestros mas inmediatos vecinos todos patrocinan esta potencia. Si hubiere otra guerra en la Europa Occidental, se darán las batallas navales peleando cuerpo á cuerpo como en los dias de Epaminondas. Nuestros buques costeros, pesados é incapaces de batirse ó de huir, serán reemplazados por vapores bien equipados, ó quizá un solo vapor remolcará varios buques unicamente cargados de mercancías. No hay viento tan recio que impida á un vapor que tenga guindaleza larga y fuerte, remolcar otro buque mayor que él. Habiendo condenado las actuales máquinas de los buques de vapor como anticuadas é inferiores á las luces del siglo, y que al paso que reducen las ganancias aumentan los primeros gastos, creemos de nuestro deber proponer libremente lo que consideramos un paso progresivo. Todo buque de vapor debe ser construido de hierro con divisiones superiores al nivel del agua : de este modo no podrá irse á pique ni incendiarse. Ningun buque de vapor debe usar agua salada en sus calderas, por ser contrario á las reglas de la ciencia: usará unicamente agua destilada. El Esmeralda barquichuelo de Southampton se sirvió del agua destilada por mucho tiempo y sus condensadores fueron hechos por Mr. Humphrey. Donde el mar está tan cerca no hay inconveniente en condensar el vapor que ha pasado por las máquinas y en volver el agua obtenida de este modo á los tanques: esta es una mera cuestion de superficie proporcional y de cantidad de agua. Los tanques en armonía con el tamaño del buque pueden colocarse en medio de él, en ambos lados de la sobrequilla y servir de lastre : y los condensadores dentro del forro, un poco á popa del eje (flecha); y en caso que las paletas por alguna circunstancia particular como barloventear en tiempo borrascoso, no introduzcan por medio del condensador suficiente volumen de agua, se hará uso de una bomba. Con una caldera de alta presion bien construida, puede conseguirse esto sin disminuir la potencia, poniendo las valvulas un poco mas altas. Luego que se adopten estos condensadores y el agua destilada, lo serán tambien las calderas de alta presion, con lo que quedarán desvanecidos los inconvenientes y dificultades que hemos enunciado. Mr. Howard con su aparato de patente usó agua destilada en un largo viage de mar en un vapor del gobierno y Humphrey hizo lo mismo; por consiguiente no queda duda de que es practicable. Sin embargo, ninguna compañía se ha animado á adoptarla ¿Será por falta de empresa, de conocimiento ó de dinero, ó por la combinacion de estas tres circunstancias? Nos vemos obligados á decir que el Almirantazgo ha sido muy negligente en este punto. Mr. Halles ha reclamado una patente por su condensador que con algunas mejoras para objetos marítimos es digno de consideracion. Hay en la actualidad muchas calderas de alta presion en uso sobre el Támesis. La misma caldera que Hancock ha usado en su carruage, se ha aplicado á una embarcacion con resultado satisfactorio. Aunque no puede llamarse completamente mecánica, tiene muy buenos puntos: el precio es mas barato que el de cualquiera otra, es de fácil y pronta construccion y reparo, pesa poco, ocupa un pequeño espacio y aunque no enteramente segura para muy alta presion, puede soportar otra tanta que las calderas que se usan en los caminos de hierro. Se ha mejorado mucho su construccion, y con el tiempo se perfeccionará. La figura que presenta puede compararse á muchos grandes tomos en fólio colocados unos al lado de otros, unidos por medio de tubos que aumentan la comunicacion; y asegurados por pernos y abrazaderas, especialmente por la parte esterior, que es la mas sencilla, y es evidente que esta cal: dera presenta al fuego una superficie considerable, colocada bajo los bordes mas inferiores de las planchas. Guerney merece el ma

* Ya están navegando de Bristol á New York y viceversa los lla

mados Sirius y Great 'estern, habiendo hecho este úl imo su travesía eñ !catorce dias y medio e

[ocr errors]

yor elogio por todo lo que ha hecho, pero debemos decirle con franqueza que no juzgamos su caldera tan buena como sus otras invenciones. Siempre hemos temido que el grado desigual de calor que reciben los pequeños tubos que están espuestos al fuego, seria tan grande sobre algunos de ellos que deteniendo al principio el progreso del agua la impeliría luego por ambas vías, dejando al tubo recalentarse y abrirse, aunque sin explosion. Quizá este mal se remediaría con tubos mayores, de un metal mas delgado, remachados del lado no espuesto al fuego. Si el gran respeto que tributamos al talento y esfuerzos de Guerney hace penosas estas observaciones, sepa que en nuestro concepto las máquinas de sus carruages de vapor son superiores á cuantas ecsisten.

La caldera de Ogle contiene la mayor superficie de calor en el menor espacio posible en combinacion con la mas fuerte forma mecánica, y se ha mejorado tanto que ya no queda que desear. La circulacion es igual y completa, y el fuego obra sobre un cuerpo suficiente de agua: no hay bordes ni remaches espuestos á la violencia del fuego: para los buques deberian hacerse aquellas calderas de hierro bien batido: producen un vapor seco, se límpian con facilidad, y son perfectamente seguras con cualquiera presion, y ocupan tan pequeño espacio, que concediendo una superficie de 15 pies de calor á la potencia de un caballo, una caldera que con facilidad diera impulso á una máquina de 100 caballos, solo ocuparía un espacio equivalente á 6 pies cúbicos. Contra el viento y el mar producirá una de estas calderas cuanta potencia puedan soportar la máquina y los cilindros. Los buques de guerra ó los que vayan á un viage dilatado, llevarán sin inconveniente una caldera de repuesto para cualquiera casualidad. Las fragatas que van á la India pueden colocarla detrás del fogon hácia popa, acomodando el eje á lo largo de las brazolas de la escotilla mayor, y llevarán además dos cilindros, cuyo tamaño no es mayor que el de dos carronadas de á 32, una buena bomba á propósito con un condensador en su arca ó pozo y un tanque que contenga una tonelada de agua dulce. Con este simple aparato y paletas colocadas par partes en los botalones, un buque de la carrera de India, jamas sería detenido por las calmas en la línea, ni espuesto al peligro de las corrientes, ni á ventolinas en los estrechos. La introduccion de esta potencia tiene la ventaja, de que los buques de vapor ademas de llevar su carga correspondiente, con comodidades para la tripulacion, provisiones y combustible, inspiren mas seguridad y la confianza de poder arrostrar y vencer á los monzones y temporales. En los buques de guerra puede colocarse el aparato fuera de riesgo bajo el nivel del mar. Las preocupaciones y falta de inteligencia han retardado el progreso de la navegacion de vapor, y á esta causa puede agregarse la de que aun siendo tan sen

[ocr errors]

cilla la máquina que recomendamos, no sacarán de ella los ingenieros constructores toda la ventaja que debía esperarse. La potencia que impela á un carruaje de vapor aplicada proporcionalmente, impelerá á un buque con mas facilidad. Todo lo que se requiere es agua dulce, y ya hemos manifestado que el agua destilada se ha usado en un caso por mucho tiempo, y otra vez en un viage largo, con lo que quedó resuelta la cuestion.

Antes de finalizar este artículo advertirémos, que ningun buque de guerra ni de otra clase debe arrojar grandes cantidades de humo: los primeros serian descubiertos antes que pudieran ver al enemigo, y además es innecesario y desaseado. Un misto de dos tercios de carbon de Langennech, y un tercio del llamado coke (carbon de piedra calsinado) produce un fuego intenso sin humo. El carbon de Langennech no debe romperse por ningun motivo, sino echarse entero y dejar que por si se abra y se queme: el coke da todo el calor que se necesita en un buque y no debería usarse de otro en los paquetes.

Ya es tiempo de terminar, pues solo hemos tratado de indicar en el limitado artículo de una Revista, en forma sencilla y popular alguna de las grandes mudanzas mecánicas que se preparan y de las importantes empresas que hacen á la Inglaterra la señora del mundo. (The Albion.)

ESTA DISTICA.

CEN SO GENERALa

DE LA

INDUSTRIA AGRICOLA DE LA ISLA DE CUBA.

IContinuacion.]
Tenencia de Gobierno de Baracoa,

La demora con que hemos recibido los datos relativos á esta jurisdiccion comprendida en los límites del Departamento oriental nos ha obligado á dar una colocacion indebida á este artículo despues de haber concluido hace tiempo aquella parte de nuestro trabajo; bien que desde su principio hicimos la advertencia de que no podian ir en órden estas noticias, por la irregularidad y tardanza en la remision de las planillas. Así es que despues de haber pre

« AnteriorContinuar »