Imágenes de página
PDF
ePub

tiguen los cul- y estado de los negocios que se an offrecido, entenpados con rricor, y que no diamos que ya gozauan de toda paz y quietud, y permitan que los que con ella se dauan desembarazadamente a la ynroben ni quiten a sus mugeres e telligencia de la doctrina christiana, sin que se les hijas.

hiciesse agrauio ni bexacion; y por relaciones de 1582.

algunos religiosos y personas celossas del seruicio de Nuestro Señor, hauemos sauido que no se cumple como tenemos ordenado lo que toca al buen tratamiento de los dichos yndios, y entre otras cossas encarecen mucho el excesso que ay en el seruirse dellos, affirmando que an topado Corregidores que lleuauan cargados mas de ciento y veynte yndios con las cossas de su casa, y diez o doce con su muger en los hombros, y en los mas lugares de sus destritos tienen muy buenas cossas labradas a costa de los dichos yndios, sin darles cossa alguna, y que lo mismo hacen los escriuanos, alguaciles y demas gente que sigue a los Corregidores y Alcaldes mayores, y que hacen grandes agrauios en los repartimientos de sus juresdiciones, aprouechandose de las mugeres, cassas y doncellas que se les antoja, y de las haciendas de los yndios, y les toman lo que quieren como señores dello; y porque es cossa de mucha lastima y compassion consentir que se les hagan semejantes agrauios, y Nuestra Voluntad es que se castiguen con demostracion estos excesos, os Mandamos que luego hagais ynformacion de los Corregidores y Alcaldes mayores y otros sus ministros que en el destrito de essa Audiencia an cargado a los dichos yndios con sus haciendas, mugeres y otras cossas, y les an tomado las mugeres y haciendas; y ffecha la dicha aueriguacion, por lo que resultare della, castigareis los culpados con rigor, para que sea exemplo a los demas; y estareis muy advertido de mirar por los dichos yndios, y de no consentir el seruicio personal ni que se carguen, amparandolos en su libertad y cumpliendo precisamente las prouisiones y cedulas que estan dadas en su fauor, porque de no hauerlo hecho resultan estos daños y muchos castigos que Nuestro Señor ymbia; con aperciuimiento que os hacemos de que si assi no lo cumplieredes, se os ymputara la culpa de los daños que reciuen por vuestro descuydo y por la falta de cumplimiento de las dichas cedulas, y que sera el castigo ygual a los yncombinientes que dello se siguieren. Fecha en Lisboa a veynte y siete de Mayo de mill y quinientos y ochenta y dos años.-Yo el Rey=Por mandado de Su Magestad; Antonio de Herasso.=Corregido con su original.= Matteo de Messa.

El Rey.=Nuestro Presidente e Oydores de la que se ymNuestra Audiencia Real que reside en la Ciudad de res la Plata de la Prouincia de los Charcas: Nos somos restricte ynformado que para remediar los agrauios que los uios de yndios naturales de essa tierra reciuen, conuernia come al Consejo ymbiar vn visitador que lo reformase y visitase tedas essas provincias por su persona, y proueyese lo chos yndios que tocase al bien y conseruacion de los dichos yn

bien Visitadores y Relormnadores por el

medien los agi'2

de otras cossas cerca de los tra

1582.

dios, y que no se les lleuase unas de lo que deuen pagar, y castigarse con rigor a los que huuieren hecho o hicieren lo contrario; y porque queremos ser ynformnado de las bexaciones y molestias que se hacen a los dichos yndios, y en que cossas y con que color, y que tributo pagan, y que seruicio dan. a sus encomenderos, y si para algunas' libranzas o grangerias los sacan de sus lugares, y si los hacen yr a las minas contra su voluntad y a los que van con ella, si les pagan sus jornales, y en que otras cossas se excede de lo que Tenemos proueydo y ordenado sobre su buen tratamiento, os Mandamos que luego que esta recebais, nos ymbieis relacion de todo lo susodicho y de lo demas que acerca dello os pareciere que deuemos ser ynformado, para que Visto mandemos proveer lo que convenga al seruicio de Dios Nuestro Señor; y vosotros terneis mucho cuydado de remediar los excesos que entendieredes a hauido, y de castigar con mucho rigor a los que contrauinieren a lo que esta ordenado y proueydo; y pues veis lo mucho que esto ym porta, estareis muy atentos a cumplirlo, sin disimular con ninguna persona por ninguna caussa, ni admitir en ello negociacion alguna, porque no solamente Nos ternemos por deseruidos de qualquier descuydo que en ello aya, pero sereis reprehendidos y castigados vosotros y vuestros successores como combenga al exemplo que en esto deue darse. Fecha en Lisboa a once de Junio de mill y quinientos y ochenta y dos

ledo.

años.=Yo el Rey.=Por mandado de Su Magestad;
Antonio de Herasso.=Corregido con su original.=
Matteo de Messa.
El Rey.=Don Martin Enrriquez, Nuestro Vir- De lo que se a

in de hacer de las rey, Gouernador y Capitan General de las Prouin

obras de buecias del Perú, y en vuestra ausencia a la persona o nos effectos que

dexo declarado personas a cuyo cargo fuere el Gouierno dellas: Nos

el Virrey Don somos ynformado que Don Francisco de Toledo, Francisco de ToNuestro Virrey que fue de essas prouincias en el

1582. tiempo que entendis en la visita general dellas, aplico y hizo aplicar mucha cantidad de marauedis de la tassa de los tributos que hizo, para que se gastasen en buenos effectos a su election; y porque queremos ser ynformado que cantidad fue la que asi se aplico para los dichos effectos, y como, y de quien, y que cantidades fueron las que se cobraron, y quanto tiempo, y en cuyo poder entro, y lo que dello se hizo, os Mandamos que luego como vieredes esta Nuestra Cedula, os ynformeis de todo muy . particularmente o ymbieis al Nuestro Consejo de las Yndias relacion precissa y distinta de todo ello, para que Visto se prouea lo que conuenga. Fecha en Lisboa a treinta de Otubre de mill y quinientos y ochenta y dos años.=Yo el Rey.=Por mandado de Su Magestad; Antonio de Herasso.=Concuerda con la original; Joan Ramos de Gaona.=Corregido con su original.--Matteo de Messa.

El Rey.=Presidente e Oydores de la Mi Au- Que se ynforme diencia Real que reside en la Ciudad de la Plata de al Consejo cerca

ca

CO

de los granos la Prouincia de los Charcas: en vn 'capitulo de la que pagan los indies del cer carta que me escrebisteis en tres de Agosto del año ro de Potossi. passado de mill y quinientos y ochenta y tres años, 1584.

con ocasion de tratar de la catreda de la lengua de los yndios que mande ynstituir y fundar en essa ciudad para hauilitar a los sacerdotes que an de tener doctrinas, diz que el estypendio que se a de dar al Cathedratico os parecia se podria sacar de vna caxa que ay en la Villa de Potossi, en que se recoge cierta cantidad de plata que contribuyen los yndios jornaleros que trauajan en los yngenios donde se beneffician los metales y en los que entienden en la labor de las minas, sacando de cada jornal que es tres reales y algunos mas, vn grano, que vn año con ctro montara ocho mill pesos, antes mas que menos, de que pagado el Alcalde de minas y dos Veedores dellas, y el Protetor y Contador a cuyo cargo esta la quenta y razon de la dicha caxa, y cinco yndios principales que recogen a los demas, sobran cada año mas de mill y quinientos pesos, y que destas sobras abra recogidos mas de seis mill; y porque este repartimiento y pension sacado del sudor y trauajo de los dichos yndios parece ynjusta y muy agrauiada, os Mando que luego que recebais esta Mi Cedula y sin ussar de otra dilacion, me ymbieis relacion muy particular de que tiempo a que se reparten los dichos granos, y porque orden y con que caussas, para que Visto provea y mande lo que conuenga. Fecha en Madrid a catorc3 de No

[ocr errors]
« AnteriorContinuar »