Imágenes de página
PDF
ePub

PAREDES.

De Gutierre Pelaez procedieron los señores de la casa de Miranda, y tuvo por hijo segundo á

Pedro Gutierre; este fué el primero que tomó la denominacion de Paredes y fué cabeza y ascendiente de esta ilustrísima familia. El primitivo solar de esta familia es en Asturias, en la parroquia de Paredes, del concejo de Valdés, y aunque los señores de esta casa tienen su habitacion y torre en el valle que llaman la Vega, de la misma parroquia de Paredes, en tiempos mas antiguos la tuvieron á corta distancia de este sitio, caminando al lugar de Merás, en donde llaman el Castillon, en el cual se conservan vestigios de casa fuerte con su torre y foso. El patronímico de Gutierrez fué practicado en algunas sucesiones de esta familia en memoria de su primer ascendiente, y aunque los patronímicos son regularmente indistintos á las familias, sin que por ellos se pueda deducir seguridad en el origen de los linajes si no tienen adicta alguna denominacion estable y permanente , con todo , el cronista mayor D. Juan Alfonso Guerra, en certificacion dada el año 1737, valiéndose de las autoridades de D. Juan de Mendoza, Gerónimo de Villa, el Dr. Isasi y D. Juan Baños de Velasco, afirma que este patronímico de Gutierrez proviene de dos hermanos ilustres godos, llamados Diego y Hernando Goterot, los cuales en el principio de la restauracion obraron insignes proezas, interpretándose su apellido de Goterot lo mismo que godo ilustre, y de estos dos hermanos quieren que se derivasen la familia de Gutierrez de los Rios , la de Osorio y otras , las cuales, divididas en varias partes, conservándose el patronímico de Gutierrez, tomaron la denominacion ó apellido estable conforme al lugar de su habitacion, y una de estas afirman que fué la que en Asturias usó del apellido de Nevares, casa muy ilustre y conocida, y de quien dice el Canónigo Tirso de Avilés que pinta por armas doce escaques, los seis encarnados y los seis de oro, alternados, y dos dardos atados , y sobre ellos un floron dorado , y aunque añade este autor que procede esta familia de un personaje moro que se convirtjó , esto carece de fundamento : el cronista D. Juan Alonso Guerra dice que las armas de esta familia de Gutierrez son: en campo rojo, castillo de plata mazonado de negro; puertas y ventanas azules, y al rededor del castillo siete cabezas de moros con turbantes de colores, tres cabezas á cada lado y una abajo, y la historia de Asturias hace mencion de Suer Gutierrez de Nevares, señor de esta casa en tiempo del Rey D. Pedro , de cuya mujer doña Blanca fué Gentilhombre, y tiene repetidas memorias en la crónica de este Monarca, siendo hijo suyo Juan Cordero de Nevares, que en tiempo de D. Juan I asistió, como señor de esta casa, á la junta celebrada en Asturias para resistir el repartimiento que á favor del Conde de Jijon, D. Alonso, intentó Gonzalo Suarez de Arguelles, y de este Juan Cordero fué nieto Diego Alfonso de Navares, que es uno de los caballeros á quienes escribió el Rey D. Juan II para que estuviesen á la devocion del Obispo D. Gutierre de Toledo para oponerse al mismo Conde de Jijon; pero todas las inferencias que se deducen de los patronímicos ofrecen poca seguridad, y asi continuaremos con las sucesiones de la familia de que tratamos. Vivió Pedro Gutierrez en el reinado de D. Alonso VII; pero si es que alcanzó los tiempos de este Monarca , fué á los últimos de su vida, porque despues, reinando D. Fernando II, hallamos repetidas memorias de Pedro Gutierrez en los instrumentos de la santa iglesia de Oviedo. Dejó este caballero por hijo y sucesor á

García Perez de Paredes, señor de esta casa, el cual tiene frecuentes memorias en los instrumentos de la santa iglesia de Oviedo en el largo espacio del reinado de don Fernando II, y fueron sus hijos Alvaro García y Diego García de Paredes; desde este García Perez de Paredes han usado sus descendientes muy frecuente el patronímico de García, constituyendo varias ramas, las que añadieron por distintivo la denominacion del lugar de su habitacion, y las armas que por el patronímico y apellido de García acostumbran á usar son: escudo partido en faja; en el primer cuartel, en campo de plata, una rosa hueca floreteada; en el segundo cuartel, en campo azul, una garza de oro picándose el corazon, del cual salen gotas de sangre, y por orla veinticuatro escaques alternados de plata y azul.

Alvaro García de Paredes fué señor de esta casa y vivió reinando en Castilla D. Alonso VIII y en Leon don Alonso IX. Este caballero y su hermano Diego García de Paredes se hallaron el año de 1212 en la célebre batalla de las Navas; el Diego García de Paredes se avecíndó en Estremadura, y allí fué progenitor de la familia de este apellido, teniendo por descendiente suyo á Diego García de Paredes, uno de los mas valientes campeones que sirvieron al Emperador D. Cárlos V, y porque los de esta familia y casa de Orellana, que de ella desciende, tomaron segunda varonía del mismo tronco. De Alvaro García fué hijo y sucesor

Pedro Alvarez de Paredes, señor de esta casa, que vivió reinando D. Fernando III, y hallamos repetida su memoria en los instrumentos de la santa iglesia de Oviedo , y dejó por hijo á

Rui Perez de Paredes, señor de esta casa, de quien conserva iguales memorias el archivo de la sania iglesia de Oviedo en sus instrumentos, y vivió en el reinado de D. Alonso el Sábio , teniendo por sucesor á

García Ruiz de Paredes, señor de esta casa : este caballero vivió reinando D. Sancho IV y D. Fernando IV, y á las memorias que en esta casa se conservan suyas acredita la confirmacion de instrumentos que existen en el archivo de la santa iglesia de Oviedo. Su hijo fué

Pedro García de Paredes, señor de esta casa, que vivia por el año de 1331, como se evidencia con haber él concurrido como personero , procurador general ó poderhabiente del concejo de Valdés , á una junta general que se celebró en Oviedo, y ante el Juez de aquella ciudad presentó el privilegio de poblacion que el señor Rey D. Alonso el Sábio habia concedido á los vecinos y pobladores de Luarca, para que de él se le diese un traslado , el que con efecto se le mandó dar y dió. Este caballero casó con Teresa Perez de Navia , hija de esta ilustre casa , segun lo afirman los que escribieron de esta familia, y fué su hijo y sucesor

Pedro de Paredes: los que escriben de esta familia omiten esta sucesion, pero la hallamos acreditada en las memorias que constan de la junta general que se celebró en Oviedo por los años de 1378 para resistir el repartimiento que á favor del Conde de (Jijon, D. Alonso, intentó Gonzalo Suarez de Arguello, pues á ella asistio Pedro de Paredes como poderhabiente del concejo de Valdés. De este fué hijo

[graphic]

Gonzalo de Paredes, á quien tambien omiten los que escriben de esta familia, pero conserva repetidas memo, rias en los instrumentos y papeles, y su existencia fué en el reinado de D. Enrique III, y aun alcanzó los tiempos de D. Juan II, y dejó por hijo y sucesor á

García Gonzalez de Paredes, señor de esta casa , el cnal casó con doña Aldonza de Tineo, hija de esta ilustre familia , de cuyo origen y sucesiones haremos particular memoria en otro lugar. Los que escriben de esta familia ajustan tan mal las sucesiones, que á este García Gonzalez le hacen hijo de Pedro García de Paredes, que fué su bisabuelo, y afirmando el matrimonio de García Gonzalez por los años de 1370, en que reinaba D. Enrique II, dicen despues que vivian él y sus hijos en tiempo de los Reyes Católicos D. Fernando y doña Isabel, habiendo mediado mas de 120 años de distancia, siendo lo cierto que este caballero vivia en tiempo de D. Enrique IV, y que aunque no concurrió á la junta general celebrada en Avilés para espeler los que tiranizaban el principado, asistió despues á la ejecucion de esta providencia como uno de los señores de casa solar afectos al Principe. Dejó García Gonzalez de su matrimonio por hijo á

Suero García de Paredes, el cual fué señor de esta casa, y contrajo matrimonio con Velasquida Menendez de Luarca, hija de García Menendez de la Plaza de Luarca, y de su mujer Teresa Menendez Avello, la cual tuvo por padre á Lope García Avello, señor de esta casa, de cuyo origen ysucesiones hemos hecho memoria en lugar

« AnteriorContinuar »