Imágenes de página
PDF
ePub

mucho abundada mas que todas las otras vezindades, non pudo ser que non oviesse mengua con la guerra de cada año: e en tanto él poblava la Estremadura e las villas que eran yermas, que eran estas : Salamanca, e Avila, e Medina del Campo, e Olmiedo, e Coca, e Yesca, e Cuellar, e Segovia, e Sepulveda. E en todo esto que él fizo, era con él mio Cid Ruydiez, que lo servia e lo ayudava lealmente como buen vasallo: e desque esto ovo fecho, tornóse para Leon honradamente.

CAP. CXVI.

Cuenta la historia, que en el trezeno año ovo batalla el Rey don Alfonso con Abenalfange en Consuegra: e fué hy vencido el Rey don Alfonso, e metióse en el castillo. E en esta batalla morió Diego Rodriguez, fijo del Cid Ruydiez. E luego en este año lidió Alvar Fañez con este Abenalfange en Medina del Campo: e segun cuenta la historia, tenia hy don Alvar Fañez dos mil e quinientos omes a cavallo, e Abenalfange quinze mil: mas por la virtud de Dios venció don Alvar Fañez, e dió un grand golpe a Abenalfange de la espada en el rostro, e fué mal ferido e muy quebrantado: e don Alvar Fañez quedó mucho honrado. E desde el trezeno año fasta el quinzeno non fallamos ninguna cosa que de contar sea que a la historia pertenezca: si non tanto que en el quinzeno año fué el Rey don Alfonso sobre Coria, que era de Moros, e tomóla. Mas agora dexa la historia de fablar dél, e torna a la muerte del Rey don Garcia.

CAP. CXVII. Cuenta la historia, que en el diezeseteno año del Reynado del Rey don Alfonso, el Rey don Garcia, yaciendo en la presion en el castillo de Luna, enfermó muy mal. E el Rey don Alfonso quando lo sopo, dolióse mucho dél, ca lo amava mucho, e quisieralo sacar muchas vezes de la presion, mas temiase, porque fuera desheredado, que se queria alçar con la

tierra, e meter bollicio en ella : e aun porque el Rey don Alfonso non avia fijo varon que reynasse empos él, guardavalo en la presion, porque despues de su muerte non fincasse en su Reyno. E el Rey don Garcia mandóse sangrar yaziendo enfermo , e venció al Rey piedad, e mandóle sacar de los fierros; mas non quiso el Rey don Garcia, despues que vido que era de muerte, salir de los fierros, diziendo: que pues non saliera en la vida, que non queria salir dellos en la muerte. E dixo ansi : „Mando que me sotierren con mis fierros: e ruego a mis hermanas que lo fagan assi. E mando que me sotierren en san Isidoro de Leon, cerca de mi padre e mi señor.“ E levandolo para Leon, fincó en la carrera: e enterraronlo sus hermanas e Obispos, e Abades, e otros muchos que hy venieron a su enterramiento, segun que le pertenescia como a Rey: e fué a su enterramiento don Remon Legado de Roma, que fue despues Papa. E en este año cercó el Rey don Alfonso a Toledo, e partió su hueste en quatro partes, e tovola cercada quatro años. E desde este año fasta el veynte e uno del Reynado del Rey don Alfonso, non fallamos ninguna cosa que de contar sea, si non que morió en el diezenoveno año doña Urraca Fernando: e fué enterrada en san Ysidoro de Leon, en la capilla de su padre.

CAP. CXVII.

Andados veynte e un años del Reynado del Rey don Alfonso, en este año. sacó el Rey don Alfonso su hueste sobre Toledo, la mayor que él pudo. E teniendola cercada esta vez, aunque ella era muy fuerte, porque es cercada de peñas, e la mayor parte andala el rio de Tajo en derredor, e estando dentro tan grand gente que non avia cuento, ovo de fallescer la vianda, e ovieronse de dar al Rey don Alfonso. E esto fué en el mes de Mayo, en el dia de san Urban, a veynte e cinco dias deste mes : que fué en la Era de mil e ciento e veynte e seys años. E dierongela desta guisa : que se quedassen ellos dentro por moradores en la Villa en sus casas, e con sus heredades, e con quanto oviessen enteramente: e el Rey don Alfonso

que oviesse el Alcaçar, e la huerta que es allende la puerta de Alcantara, que llaman del Rey: e que oviesse todas las otras rentas e peages que solian dar a los Reyes Moros: e otrosi, que la Mezquita mayor, que fuesse siempre de los Moros, la que es agora yglesia Cathedral. E despues que fué entregado en Toledo, e assegurado como vos avemos contado, salió de Toledo e fué correr todas las otras tierras de enderredor. E las Villas que él estonce ganó son estas: Talavera, e santa Olalla, e Maqueda, e a Coria, e Mora, e a Escalona, e Canales, e Olmos: e estas se le avian alçado que eran suyas ; Consuegra, e Uzeda, e Buytrago, e Atiença, e Osma, e Berlanga, e Medina Celi,, las quales assi mesmo ganó el Rey don Alfonso desta vez. E desque él ovo tomado estos logares, tornóse para Toledo, e fizo hy su morada, fasta que ovo fortalescido su Alcaçar, e fasta que fué el pueblo assegurado en el logar. E esto adelante lo contaremos mas largamente.

CAP. CXIX.

Cuenta la historia, que dize don Lucas de Tuy (que fué ome que escrivió mucho desta historia) que el Rey estando en Toledo, traxo mal de su palabra al Conde don Garcia de Cabra, ya sobre que razon; e porque vió que alboroçava el Reyno, casólo con doña Elvira su hermana, por lo assossegar. E otrosi, porque non avia fijo heredero, casó a su lija doña Urraca Alfonso, con el Conde don Remon de Tolosa, que venia de muy noble linage de los Godos: porque de tan alta sangre como aquella se levantasse linage de los Reyes. E este Conde ovo de su muger a doña Urraca, e a doña Sancha, e a don Alfonso el que fué Emperador. E este pobló a Salamanca, por mandado del Rey don Alfonso su suegro. E en esta sazon estava en duda si eligerian Arçobispo en Toledo, ó non: e por razon de assossegar mas a los Moros, dexaron la eleccion para otro año. E esto fizo el Rey don Alfonso por la razon que vos contaremos adelante.

CAP. CXX.

Andados veynte y un años del Reynado del Rey don Alfonso el seseno, que fué en la Era de mil ciento e veynte e seys años, despues que ganó a Toledo, porque fué conquista por muchas pleytesias, segun que vos contamos, el Rey don Alfonso era guardador de Toledo con grand peligro, e era en gran duda, queriendo él fazer eleccion para Arçobispo, contra voluntad de los Moros, si quedaria con la tenencia de la cibdad: e los Moros alongaron esta eleccion para otro año adelante. E el Rey quando esto oyó, non les quiso fazer otra fuerça , e fuéles diziendo mansamente poco a poco las cosas que convenian para apoderarse en la cibdad, e para aver enteramente el señorio. E estableció luego en la cibdad su ,trono, esto es silla real, fasta que le estableciessen hy segura morada con buen alcaçar: que non avia hy estonce sinon una de paredes de tierra, assi como lo departen los que lo cuentan muy ancianamente. E otrosí el Rey fazia hy muchas cosas a voluntad de los Moros, fasta que fuessen hy poblando algunos de la Fé de Jesu Christo, e se affirmassen hy, de guisa que fuessen tantos los Christianos como los Moros: y lo que ellos escogiessen en la cibdad, que esso valiesse mas que non lo de los Moros.

CAP. CXXI.

Andados veynte e un años del Reynado del Rey don Alfonso, considerando las buenas andanças que Dios le dava, e gelas traya a las manos, ordenó de fazer sus cortes en Toledo, e llamó sus omes buenos del Reyno que veniessen hy: e los Arçobispos e Obispos, e los omes buenos de las villas de sus Reynos. E esto fué, segun cuenta el Arcobispo don Rodrigo, a quinze dias antes de las Calendas de Enero, que es mediado el mes de Deziembre: en aquel dia fueron juntados a cortes todos los altos omes de los Reynos en la cibdad de Toledo. E en aquellas cortes ovo el Rey su consejo con aquellos omes buenos que hy eran. E fué hy departido todo con grand entendimiento, e con afincado pensamiento, e con grand seso de todos: razonando como fuera la entrada de la cibdad de Toledo por la grand virtud, e por la grand misericordia de Dios, e como la su conquista era llegada al punto en que estava, e de como era de levar la su honra adelante e el su fecho, para ser la Villa de Christianos: ca assi era estonce, como quien planta nuevamente huerta, ó viña, que es de criar por seso e por maestria. E fallaron hy una de las cosas que podia ser mejor para aquello, e era fazer Arçobispo dende en la Mezquita mayor de Toledo, onde fuera Arçobispo en otro tiempo. E fizieron estonce electo a don Bernaldo, ome de santa vida, e clerigo letrado, e de buen entendimiento: e los Moros non se trabajaron desto, nin lo quisieron desembargar, como fizieran ante, viendo que tantas buenas compañas e tan honradas estavan en Toledo. E el Rey don Alfonso por levar su fecho adelante, hy ante todos luego heredó la yglesia de Toledo, assi como el esposo que da arras a su esposa : e porende dió el Rey don Alfonso arras a la yglesia de Toledo, que es esposa de Jesu Christo. E dióle luego la Villa de Brihuega, la que le diera Alimaymon, segun vos avemos ya contado: e dióle Rodillas, e Canales, e Cabañas de la Sagra: e Alcofexa, e Alcolea cerca Talavera , e a Tendica, que agora dizen Melgar, e Almonazid, e Alpobrega: e dentro en la cibdad mesones e tiendas de muy grandes rentas: e otras cosas muchas que non son contadas, e molinos, e sotos, e huertas, e viñas, e fornos: por lo qual es la yglesia rica e honrada , e será para siempre. E porende le cantan cada año al dicho Rey don Alfonso muchas Missas : e por muchas franquezas e libertades que le dió para siempre.

CAP. CXXII.

Cuenta la historia, segun que lo escrivió el Arzobispo don Rodrigo, que por la letra Gotica, que es llamada letra de los Godos, fizo el trasladar el Psalterio, e el Toledano officio de la Missa, que compusieron san Isidoro e san Leandro: e era de aquella guisa tenido e guardado por toda España. E porque

« AnteriorContinuar »