La Celestina: tragicomedia de Calisto y Melibea : texto de veintiún actos según la edición de Valencia, 1514, comparado con el primitivo de diez y seis, según las de Burgos, 1499, y Sevilla, 1501 : lleva como apéndice el Auto de Traso

Portada
Perlado, Páez, 1907 - 342 páginas
 

Comentarios de usuarios - Escribir una reseña

No hemos encontrado ninguna reseña en los sitios habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todo

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 25 - CALISTO. Cierra la ventana y dexa la tiniebla acompañar al triste, y al desdichado la ceguedad. Mis pensamientos tristes no son dignos de luz.
Página 240 - Perdona, señora, a mis desvergonzadas manos, que jamás pensaron de tocar tu ropa con su indignidad y poco merecer; agora gozan de llegar a tu gentil cuerpo y lindas y delicadas carnes. MELIB. — Apártate allá, Lucrecia. CAL. — ¿Por qué, mi señora? Bien me huelgo que estén semejantes testigos de mi gloria.
Página 235 - Que más me va en conseguir la ganancia de la gloria que espero, que en la pérdida de morir los que murieron.
Página 98 - El ánima que pecare, aquella misma muera"; a la humana, que jamás condena al padre por el delito del hijo ni al hijo por el del padre.
Página 68 - Por ser leal padezco mal. Otros se ganan por malos; yo me pierdo por bueno. ¡El mundo es tal! Quiero yrme al hilo de la gente, pues a los traydores llaman discretos, a los fieles nescios. Si creyera a Celestina con sus seys dozenas de años acuestas, no me maltratara Calisto.
Página 101 - Y porque para escribir la oración no habrá tiempo sin que venga mi madre, si esto no bastare, ven mañana por ella muy secretamente.
Página 28 - ... ¿Cómo? Yo te lo diré: mayor es la llama que dura ochenta años, que la que en un día pasa; y mayor la que mata un ánima, que la que quema cien mil cuerpos.
Página 277 - ... ni que te dé dinero; que bien sabes que no dura conmigo; que tres saltos daré sin que me se cayga blanca.
Página 308 - Yo pensaba en mi más tierna edad que eras y eran tus hechos regidos por alguna orden; agora, visto el pro y la contra de tus bienandanzas, me pareces un laberinto de errores, un desierto espantable, una morada de fieras, juego de hombres que andan en corro, laguna llena de cieno, región llena de espinas, monte alto, campo pedregoso, prado lleno de serpientes, huerto florido y sin fruto, fuente de cuidados, rio de lágrimas, mar de miserias, trabajo sin provecho, dulce ponzoña, vana esperanza,...
Página 19 - LA COMEDIA O TRAGICOMEDIA DE CALISTO Y MELIBEA, COMPUESTA EN REPREHENSIÓN DE LOS LOCOS ENAMORADOS QUE, VENCIDOS EN SU DESORDENADO APETITO, A SUS AMIGAS LLAMAN Y DICEN SER SU DIOS.

Información bibliográfica