Historia general del Perú: ó, Commentarios reales de los Incas, Volumen 7

Portada
 

Comentarios de usuarios - Escribir una reseña

No hemos encontrado ninguna reseña en los sitios habituales.

Otras ediciones - Ver todo

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 180 - En la ciudad del Cuzco, cuando estuvieron los españoles cercados y en tanto aprieto que sin ayuda del cielo fuera imposible escapar, cuentan personas fidedignas, y yo se lo oí, que echando los indios fuego arrojadizo sobre el techo de la morada de los españoles, que era donde es agora la Iglesia Mayor, siendo el techo de cierta paja que allá llaman chicho...
Página 173 - Chasca, (,'lucero del alba. Citoccoyllor, estrella ! resplandeciente. Huarcarpañtt, sin mancilla. Huc hanac, sin pecado. Mana 1 chnncítsca, no tocada, que es lo mismo que inviolata. Tazque, virgen pura. Diospa maman, madre de Dios. También dicen Pachacamacpa maman, que es madre del hacedor y sustentador del universo. Dicen Huac chacuyac, que es amadora y bienhechora de pobres...
Página 76 - La cual, mirada de lejos es fea, porque no tiene tejados de teja; que como aquella región (ni en muchas leguas a una mano ya otra) no llueve en la costa, cubren las casas con esteras de aquella buena paja que allá hay. Echan sobre ellas dos o tres dedos de barro pisado con la misma paja, que basta para sombra que les defienda del sol. Los edificios de fuera y dentro de las casas son buenos, y cada día se van ilustrando más y más.
Página 164 - España que apareció visiblemente delante de los españoles, que lo vieron ellos y los indios encima de un hermoso caballo blanco, embrazada una adarga, y en ella su divisa de la orden militar, y en la mano derecha una espada que parecía relámpago, según el resplandor que echaba de sí. Los indios se espantaron de ver el nuevo caballero y unos y otros decían: "Quién es aquel Viracocha que tiene la illapa en la mano...
Página 168 - Santiago, que les socorriesen en aquella necesidad y afrenta. Estando ya los indios para arremeter con los cristianos, se les apareció en el aire Nuestra \ Señora con el niño Jesús en brazos, con \ grandísimo resplandor y hermosura y se puso delante de ellos. Los infieles, mirando aquella maravilla, quedaron pasmados; sentían que les caía en los ojos un polvo. ya como arena, ya como rocío, con que se les quitó la vista de los ojos, que no sabían dónde estaban.
Página 139 - Pizarro los aplacó diciendo que merecían aquello por su esfuerzo y virtud, y tantas franquezas y preeminencias como los que ayudaron al rey Don Pelayo ya los otros reyes a ganar a España de los moros.
Página 140 - Fernando Pizarro entonces tomaba un tanto por ciento de lo que hundían; por lo cual incurrió en gran odio de todos; mas él no alzó la mano de aquello , antes se...
Página 327 - ... un medio molde y el otro en el otro medio; y para dividir los medios moldes ponen en medio un pedazo de una hoja de cobre o de hierro delgado como papel y luego echan el plomo derretido, el cual se incorpora con los garabatillos del hilo de hierro y sale la pelota en dos medios divididos asidos al hilo de hierro.
Página 180 - Por relaciones de muchos y por historias que hay. se sabe de cierto que en diversas batallas que los españoles tuvieron, así en la Nueva España como en el Perú, vieron los indios contrarios en el aire un caballero con la espada en la mano en un caballo blanco peleando por los españoles, de donde ha sido y es tan grande la veneración que en todas las Indias tienen al glorioso apóstol Santiago.
Página 172 - ... no contentos con oír a los sacerdotes los nombres y renombres que a la Virgen la dan en la lengua latina y en la castellana, han procurado traducirlos en su lengua general y añadir los que han podido por hablarle y llamarle en la propia y no en la extranjera cuando la adorasen y pidiesen sus favores y mercedes.

Información bibliográfica