Imágenes de página
PDF
ePub

o

GRANDES JUNTAS NACIONALES

DE LOS REINOS DE LEON Y CASTILLA,

MONUMENTOS DE SU CONSTITUCION

POLITICA Y CE LA SOBERANÍA PEL PUEBLO.

Con algunas observaciones sobre la ley fundamental
de la monarquía española, sancionada por las cortes ge-
nerales y extraordinarias f y promulgada en Cádiz
á Iq de marzo de 1813

POR

El ciudadano don Francisco Martínez Marina, canónigo que fue
de la iglesia de san Isidro de Madrid, actualmente de la de
Lérida , individuo de n dinero de las academias Española y de la
Historia , y de las buenas letras de Barcelona , y Diputado en
las actuales cortes por el principado de Asturias,

[ocr errors][merged small]
[ocr errors]

ubcriorem securioremque maieriam senectud

seposui: rara temporum felicítate , ubi sentire qua; velis, et quce sentías dlcere licet. Cora. Tacit. Hist. lib. I.° i.

[ocr errors]

1. los hombres tuvieran seguridad de que los Beyes y Príncipes de la tierra habían de cumplir fielmente los sagrados deberes de tan sublime dignidad y oficio, cuyo fin jamas pudo ser otro que hacer á sus subditos felices y bienaventurados, y regir con dulzura, mansedumbre y justicia los pueblos encomendados ásu vigilancia, sacrificando sus intereses y pasiones al bien público é imitando el estilo, la sabiduría y la bondad con que el gran Dios y padre de los hombres gobierna todo el universo; la monarquía absoluta ó el gobierno de uno en quien estuviese depositada la plenitud de la soberanía íntegramente sin limitacion ni restriccion alguna, sería el mejor de todos los gobiernos y el mas digno de ser .abrazado por todas las sociedades y naciones,

2. Un centro único de poder soberano es el medio mas oportuno y eficaz para mantener la union de los ciudadanos, para comunicar á todos los resortes de la máquina política aquel movimiento activo, regular y uniforme, que es la vida del cuerpo social, y á las leyes el carácter de fuerza y de magestad que necesitan para ser respetadas. El monarca como soberano, como legislador y como ejecutor de las leyes, armado con ellas y con la fuerza militar evitará fácilmente las injusticias, los desórdenes, las violencias, las insurrecciones y tumultos populares y cuanto sea capaz de turbar el orden público y la amable tranquilidad. El secreto en las deliberaciones, el sigilo en los consejos, la uniformidad en los principios, la com

« AnteriorContinuar »