Teoria de las cortes o grandes juntas nacionales de los reinos de Leon y Castilla: monumentos de su constitution politica y de la soberania del pueblo, Volumen 1

Portada
en la imprenta de D. Fermin Villalpando, 1820
 

Comentarios de usuarios - Escribir una reseña

No hemos encontrado ninguna reseña en los sitios habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todo

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 305 - Nación española, puedan acordar y resolver cuanto entendieren conducente al bien general de ella, en uso de las facultades que la Constitución determina y dentro de los límites que la misma prescribe, sin poder derogar, alterar o variar en manera alguna ninguno de sus artículos, bajo ningún pretexto...
Página 220 - IMPERIAL ••Don Carlos, por la Divina Clemencia, Emperador Semper Augusto, Rey de Alemania, doña Juana su madre, y el mismo don Carlos...
Página lxxviii - ¿Juráis defender y conservar la religión católica, apostólica, romana, sin admitir otra alguna en el reino? — R. Sí juro. ¿Juráis guardar y hacer guardar religiosamente la Constitución política de la Monarquía española, sancionada por las Cortes generales y extraordinarias de la Nación en el año de mil ochocientos y doce?
Página 305 - NN: que en su consecuencia les otorgan poderes amplios a todos juntos, ya cada uno de por sí, para cumplir y desempeñar las augustas funciones de su encargo, y para que con los demás diputados de Cortes, como representantes de la Nación española, puedan acordar y resolver cuanto entendieren conducente al bien general de ella...
Página 55 - Establecer el plan general de enseñanza pública en toda la Monarquía, y aprobar el que se forme para la educación del Príncipe de Asturias.
Página vi - ... todas las formas de gobierno posibles, y pesado en justa balanza sus ventajas, inconvenientes y resultados, reprobaron de comun acuerdo el gobierno absoluto, y ni aun le dieron lugar entre las formas legítimas, antes le calificaron de monstruoso, violento y tiránico...
Página 45 - Mas á los que pudiendo por consejo ó de obra retraerle de su mal camino, le dejasen en él, no apartándole de su yerro, los llama traidores.
Página vii - Un corazon sensible, que aprecia como es justo la dignidad del hombre , se arredra y desfallece . con este espectáculo , derrama lágrimas sobre la virtud desgraciada , sobre el talento perseguido y sobre el ingenio menospreciado , y exclama : ¿ de...
Página 218 - Enrique, por la gracia de Dios, Rey de Castilla, de Leon , de Toledo, de Galicia , de Sevilla', de Córdoba, de Murcia , de Jaen, del Algarbe, de Algecira; é Señor de Vizcaya é de Molina : A vos D.
Página 242 - No puede el Rey impedir bajo ningún pretexto la celebración de las Cortes en las épocas y casos señalados por la Constitución, ni suspenderlas ni disolverlas, ni en manera alguna embarazar sus sesiones y deliberaciones. Los que le aconsejasen ó auxiliasen en cualquiera tentativa para estos actos son declarados traidores y serán perseguidos como tales.

Información bibliográfica