Imperiofobia y leyenda negra: Roma, Rusia, Estados Unidos y el Imperio español

Portada
Siruela, 10 nov. 2016 - 460 páginas
El ensayo más exitoso de los últimos tiempos, ganador del I PREMIO LOS LIBREROS RECOMIENDAN en la categoría de no ficción María Elvira Roca Barea acomete con rigor en este volumen la cuestión de delimitar las ideas de imperio, leyenda negra e imperiofobia. De esta manera podemos entender qué tienen en común los imperios y las leyendas negras que irremediablemente van unidas a ellos, cómo surgen creadas por intelectuales ligados a poderes locales y cómo los mismos imperios la asumen. El orgullo, la hybris, la envidia no son ajenos a la dinámica imperial. La autora se ocupa de la imperiofobia en los casos de Roma, los Estados Unidos y Rusia para analizar con más profundidad y mejor perspectiva el Imperio español. El lector descubrirá cómo el relato actual de la historia de España y de Europa se sustenta en ideas basadas más en sentimientos nacidos de la propaganda que en hechos reales. La primera manifestación de hispanofobia en Italia surgió vinculada al desarrollo del humanismo, lo que dio a la leyenda negra un lustre intelectual del que todavía goza. Más tarde, la hispanofobia se convirtió en el eje central del nacionalismo luterano y de otras tendencias centrífugas que se manifestaron en los Países Bajos e Inglaterra. Roca Barea investiga las causas de la perdurabilidad de la hispanofobia, que, como ha probado su uso consciente y deliberado en la crisis de deuda, sigue resultando rentable a más de un país. Es un lugar común por todos asumido que el conocimiento de la historia es la mejor manera de comprender el presente y plantearse el futuro. «De los libros que he leído recientemente, el más formidable es Imperiofobia y la leyenda negra. Un libro necesario. Ya sé que es un lugar común, pero, contrariamente a la mayoría de las veces en que se dice que un libro es necesario, en este caso es verdad». JUAN ABREU, El Mundo «Con un armazón de datos encomiable, la autora explica qué episodios históricos generaron la propaganda hispanofóbica, que tuvo América y la Inquisición como puntales principales». ISABEL GUERRERO, Málaga Hoy «Elvira Roca levanta a pulso, de forma admirable, toneladas de papel de propaganda cernidas sobre la indolente España» Del prólogo de ARCADI ESPADA «Muchos mitos e ideas preconcebidas de la historia de España se caen ante la contundencia y brillantez con que la autora desmenuza los materiales propagandísticos que utilizaron nuestros vecinos del norte para no contribuir precisamente a nuestra autoestima». ISABEL COIXET, El Español «He aquí un libro imprescindible para comprender sin anteojeras algunas cuestiones fundamentales de la historia y la cultura españolas. Un estudio implacable de cómo se inventa, escribe y manipula la historia por intereses inconfesables». AGUSTÍN GARCÍA SIMÓN, Cuarto Poder «No se pueden atravesar ni dos páginas sin que se despierte en uno la pregunta: ;Pero ¿qué me han estado contando?;». CARLOS LÓPEZ-TAPIA, Cadena Ser
 

Comentarios de usuarios - Escribir una reseña

Reseña de usuario - Marcar como inadecuado

Secc 28, La hispanofobia en el siglo de las luces. De aquí arranca, en última instancia, la polémica sobre la ciencia en España, de larga vida. ... El 9 de agosto de 1787 El Censor publica una parodia del discurso de Forner que lleva por título «Oración apologética por el África y su mérito ... 

Reseña de usuario - Marcar como inadecuado

El objetivo del libro está bien claro desde la primera página: desenmascarar la leyenda negra y limpiar el buen nombre de España y de los españoles. Quiero empezar reconociendo que sus ideas fundamentales están bien documentadas y magníficamente argumentadas. Básicamente defiende tres aspectos:
Uno, que la leyenda negra es por antonomasia española pues, de hecho, para referirse a otras hay que ponerle el adjetivo de rusa, francesa o estadounidense. Los que mandan siempre han gozado de mala prensa, especialmente los imperios. Dos, que la leyenda negra no es una cuestión del pasado sino que sigue existiendo en pleno siglo XXI con gran vitalidad, a través de los textos y de la filmoteca. Niega la idea repetida por algunos historiadores actuales, como Henry Kamen o Ricardo García Cárcel, de que la leyenda negra ha desaparecido hace mucho tiempo. Y tres, que esta leyenda ha terminando calando en la propia intelectualidad española hasta el punto que todos ellos deben entrar en mayor o menor medida en la crítica a su propia nación ¡si quieren conseguir algún respeto!
Creo que su tesis principal, es decir, que hubo –y en algunos aspectos pervive- una Leyenda Negra, al tiempo que está en plena vigencia una Imperiofobia frente a los Estados Unidos, es correcta. Hace algunos siglos, los españoles encarnaban el mal, la perniciosa mezcla racial y el engendro de todos los males como en la actualidad lo encarnan los estadounidenses. Hasta ahí podemos estar más o menos de acuerdo, pasemos ahora a analizar los desacuerdos.
Se lamenta la autora de que la interpretación de la historia siempre se ha realizado desde la ideología, especialmente por los historiadores de izquierda. Y en parte lleva razón, pues todo historiador tiene su ideología y ello influye en su forma de interpretar la historia. El problema es que su texto también está preñado de ideología, por lo que en cualquier caso peca de lo mismo que con tanto énfasis critica.
El mayor error de su obra consiste en confundir leyenda negra con historia negra, de forma que al final trata de reescribir toda la historia, bordeando, omitiendo o directamente eliminando los aspectos más escabrosos que, según ella, son falsedades atribuibles a la citada Imperiofobia. La autora tergiversa infinidad de hechos, unos de manera intencionada y otros quiero creer que por desconocimiento, para tratar de meter con calzador su particular visión de la historia.
Para concluir, se trata de un libro inteligente y bien trabajado, pero al servicio de una ideología muy concreta. Lo más grave de su interpretación es que confunde leyenda negra con historia negra. Está claro que eso de los españoles latinos, anti-semitas y comedores de carne cruda es pura Leyenda Negra, pero no es menos cierto que existió un Santo Tribunal de la Inquisición, que no defendía precisamente los Derechos Humanos, que Atahualpa murió ajusticiado después de pagar su rescate y que los moriscos fueron dramáticamente expulsados. Hubo Leyenda Negra y también historia negra, y es muy importante no confundir una cosa con la otra ni olvidarla, especialmente la segunda.
 

Ver las 6 reseñas »

Páginas seleccionadas

Índice

Sección 19
Sección 20
Sección 21
Sección 22
Sección 23
Sección 24
Sección 25
Sección 26

Sección 9
Sección 10
Sección 11
Sección 12
Sección 13
Sección 14
Sección 15
Sección 16
Sección 17
Sección 18
Sección 27
Sección 28
Sección 29
Sección 30
Sección 31
Sección 32
Sección 33
Sección 34
Sección 35
Página de créditos

Términos y frases comunes

Sobre el autor (2016)

María Elvira Roca Barea ha trabajado para el Consejo Superior de Investigaciones Científicas y enseñado en la Universidad de Harvard. Actualmente es profesora de instituto. Ha publicado varios libros y artículos en revistas especializadas, también ha dado conferencias dentro y fuera de España. Es autora de Imperiofobia y leyenda negra (Siruela, 2016), uno de los ensayos más exitosos de los últimos tiempos.

Información bibliográfica