Romancero del Cid

Portada
F. A. Brockhaus, 1871 - 368 páginas
 

Comentarios de usuarios - Escribir una reseña

No hemos encontrado ninguna reseña en los sitios habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todo

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 15 - Andando por su camino, — unos con otros hablando, allegados son a Burgos; — con el rey se han encontrado. Los que vienen con el rey — entre sí van razonando; unos lo dicen de quedo, — otros lo van preguntando: " Aquí viene entre esta gente — quien mató al Conde Lozano.
Página 16 - Por besar mano de rey no me tengo por honrado; porque la besó mi padre me tengo por afrentado...
Página 23 - Sentado está el señor Rey En su silla de respaldo, De su gente mal regida Desavenencias juzgando. Dadivoso y justiciero Premia al bueno y pena al malo; Que castigos y mercedes Hacen seguros vasallos. Arrastrando luengos lutos Entraron treinta fidalgos, Escuderos de Jimena, Fija del conde Lozano. Despachados los maceros...
Página 16 - Desque Rodrigo esto oyó sintióse muy agraviado; las palabras que responde son de hombre muy enojado. — Si otro me lo dijera, ya me lo hubiera pagado ; mas por mandarlo vos, padre, yo lo haré de buen grado.
Página 250 - ¡Oh Valencia, oh Valencia, de mal fuego seas quemada! Primero fuiste de moros que de cristianos ganada. Si la lanza no me miente, a moros serás tornada...
Página 223 - Rogarles heis de mi parte Que me quieran perdonar, Que con acuita lo fice De mi gran necesidad, Que aunque cuidan que es arena Lo que en los cofres está, Quedó soterrado en ella El oro de mi verdad.
Página 10 - Con nube de deshonor, Mas yo desfaré la niebla, Que es mi fuerza la del sol ; Que la sangre...
Página 255 - De concierto están los condes, hermanos Diego y Fernando: afrentar quieren al Cid, muy gran traición han armado. Quieren volverse a sus tierras, sus mujeres han demandado, y luego su suegro, el Cid, se las hubo entregado.
Página 172 - Castilla, do esperándolos están. Al Rey le besan la mano, el Cid no quiere besar, sus parientes castellanos todos juntado se han. — Heredero sois, Alfonso, nadie os lo quiere negar ; pero si os place, señor, non vos debe de pesar que nos fagáis juramento cual vos lo quieren tomar, vos y doce de los vuesos, los que vos queráis nombrar, de que en la muerte del Rey non tenedes que culpar.
Página 8 - Pensativo estaba el Cid, Viéndose de pocos años, Para vengar á su padre Matando al Conde Lozano. Miraba el bando temido Del poderoso contrario, Que tenia en las montanas Mil amigos asturianos: Miraba como en las Cortes Del Rey de Leon Fernando Era su voto el primero, Y en guerras mejor su brazo.