Fraseología castellana distribuida en ejercicios prácticos de gramática hispano-francesa

Portada
Imprenta de J. Verdaguar, 1852 - 108 pàgines
 

Què en diuen els usuaris - Escriviu una ressenya

No hem trobat cap ressenya als llocs habituals.

Pàgines seleccionades

Altres edicions - Mostra-ho tot

Frases i termes més freqüents

Passatges populars

Pàgina 80 - ... del enemigo tuvieron que estrellarse en los acerados pechos de sus invictos moradores. Por dos veces, en menos de un año, cercaron los franceses a Zaragoza: una, malogradamente; otra, con pérdidas e inauditos reveses. Cuanto fue de realce y nombre para Aragón la heroica defensa de su capital, fué de abatimiento y desdoro para sus sitiadores, aguerridos y diestros, no haberse enseñoreado de ella pronto y de la primera embestida.
Pàgina 88 - De la manera que las obras buenas del bueno son el premio de su virtud, así los males que obra un malo vienen a serlo de su mayor tormento. Mis obras mismas me persiguieron; que los tratos ni los hombres fueran poca parte. Pero permite Dios que aquello que tomamos por instrumento para ofenderle, aqueso mismo sea nuestro verdugo.
Pàgina 87 - ... sus furibundos golpes por entre los caballos y los guardias, quienes escudándole le libraron de un trágico y desastroso fin. Para mayor seguridad, creciendo el tumulto, aceleraron los guardias el paso, y el desgraciado preso en medio y apoyándose sobre los arzones de las sillas de dos caballos, seguía su levantado trote ¡jadeando, sofocado y casi llevado en vilo.
Pàgina 88 - ... sus obras no deben parecerse. Un autor puede muy bien, en un drama histórico, presentar los hechos con más circunstancias y pormenores de los que tal vez convendrían en una tragedia; pero no debe olvidar, so pena de amargo desengaño, que su obra no va a leerse descansadamente, al amor de la lumbre, para pasar las largas noches de invierno; sino que va a representarse en el teatro, en que todo aparece desmayado y frío si no hay acción, movimiento, vida.
Pàgina 42 - Un rica ofrenda, seguramente podemos luego pedir mercedes por ella. Y primeramente pidamos con gran afecto de caridad y con celo de la honra de nuestro Señor, que todas las gentes y naciones del mundo le conozcan , alaben y adoren como á su único y verdadero Dios y Señor, diciendo de lo íntimo de nuestro corazón aquellas palabras del Profeta (a) : Confiésente los pueblos, Señor : confiésente todos los pueblos.
Pàgina 47 - ... un venerable anciano, vestido con un capuz de bayeta morada, que por el suelo le arrastraba: ceñíale los hombros y los pechos una beca de colegial, de raso verde; cubríale la cabeza una gorra milanesa negra...
Pàgina 46 - ¿Qué tienes por donde buscar con tanto cuidado la gloria del mundo , pues está aguada con tantas miserias? ¿Qué cosa puede haber tan dulce, que no se haga amarga con la mezcla de tantas amarguras?
Pàgina 82 - Dile gracias entre mí a solas, pedíle que me tuviese de su mano, cómo más no le ofendiese. Porque verdaderamente ya estaba tan diferente del que fui, que antes creyera dejarme hacer cien mil pedazos que cometer el más ligero crimen del mundo. Cuando se hubieron hecho muchas diligencias...
Pàgina 92 - La verdad es el principio de toda perfeccion, y la belleza, el gusto, la gracia , no pueden existir fuera de ella.
Pàgina 67 - Por la misma parte, y á un cuarto de legua de la ciudad, se eleva el monte Torrero, cuya altura atraviesa la acequia Imperial, que así llaman al canal de Aragón, por traer su origen del tiempo del emperador Carlos V. Antes del sitio hermoseaban...

Informació bibliogràfica