La gente del Abismo

Portada
Ediciones GATOPARDO SLU, 13 jun 2016 - 290 páginas
3 Reseñas
Las reseñas no se verifican, pero Google comprueba si hay contenido falso y lo retira una vez identificado
En 1902, Jack London llegó a Londres con la intención de escribir un reportaje sobre el East End, la zona este de la ciudad, donde se hizo pasar por un vagabundo, con el fin de poder penetrar en el Abismo, tal como él lo llamaba. Su curiosidad le llevó a visitar los slums, los llamados barrios pobres de la ciudad, en donde se hacinaban cientos de personas en condiciones infrahumanas, mientras que las clases acomodadas se beneficiaban de la política colonial que el Imperio llevaba a cabo en sus colonias. London descubrió la extrema pobreza, la proliferación de los sin techo que dormían en los bancos de los parques, la desesperación de los desempleados y de los enfermos sin asistencia que vivían en la más absoluta miseria.
 

Comentarios de usuarios - Escribir una reseña

Las reseñas no se verifican, pero Google comprueba si hay contenido falso y lo retira una vez identificado
Reseña de usuario - Marcar como inadecuado

Genial aporte de Jack London a la miseria en la era victoriana

Reseña de usuario - Marcar como inadecuado

Genial

Índice

Sección 1
Sección 2
Sección 3
Sección 4
Sección 5
Sección 6
Sección 7
Sección 8
Sección 11
Sección 12
Sección 13
Sección 14
Sección 15
Sección 16
Sección 17
Sección 18

Sección 9
Sección 10
Sección 19

Otras ediciones - Ver todo

Términos y frases comunes

Sobre el autor (2016)

Escritor estadounidense, conocido sobre todo por sus novelas de aventuras o de ciencia ficción —La llamada de la selva (1903), El lobo de mar (1904), Colmillo Blanco (1906), El vagabundo de las estrellas (1915)—, es autor también de novelas de contenido social —El tálon de hierro (1908)—, así como de numerosos cuentos, memorias —The Road (1907), Martin Eden (1909) y John Barleycorn (1913)—, obras de teatro y textos de denuncia política. London desempeñó diversos oficios, desde marinero, pescador, estibador en los muelles, hasta buscador de oro y periodista, además de novelista. Alcanzada la fama como escritor se recluyó en su rancho californiano, donde murió a los cuarenta años de edad.

Información bibliográfica