Some account of the lives and writings of Lope Felix de Vega Carpio and Guillen de Castro, Volumen 1

Portada
Longman, Hurst, Rees, Orme, and Brown, 1817 - 232 páginas
 

Comentarios de usuarios - Escribir una reseña

No hemos encontrado ninguna reseña en los sitios habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todo

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 226 - Acomode los versos con prudencia A los sujetos de que va tratando. Las décimas son buenas para quejas; El soneto está bien en los que aguardan; Las relaciones piden los romances, Aunque en octavas lucen por extremo. Son los tercetos para cosas graves, Y para las de amor las redondillas.
Página 123 - Mas porque, en fin, hallé que las comedias Estaban en España en aquel tiempo, No como sus primeros inventores Pensaron que en el mundo se escribieran...
Página 60 - Amarrado al duro banco de una galera turquesca, ambas manos en el remo y ambos ojos en la tierra, un forzado de Dragut en la playa de Marbella se quejaba al ronco son del remo y de la cadena: "¡Oh sagrado mar de España, famosa playa serena, teatro donde se han hecho cien mil navales tragedias!
Página 114 - Cowards die many times before their deaths ; The valiant never taste of death but once. Of all the wonders that I yet have heard, It seems to me most strange that men should fear ; Seeing that death, a necessary end, Will come, when it will come.
Página 230 - ... catorce versos dicen que es soneto; burla burlando van los tres delante. Yo pensé que no hallara consonante, y estoy a la mitad de otro cuarteto; mas si me veo en el primer terceto, no hay cosa en los cuartetos que me espante. Por el primer terceto voy entrando, y aun parece que entré con pie derecho, pues fin con este verso le voy dando.
Página 61 - Dame ya, sagrado mar, a mis demandas respuesta, que bien puedes, si es verdad que las aguas tienen lengua; pero, pues no me respondes, sin duda alguna que es muerta, aunque no lo debe ser, pues que vivo yo en su ausencia. Pues he vivido diez años sin libertad y sin ella, siempre al remo condenado, a nadie matarán penas".
Página 226 - Acomode los versos con prudencia a los sujetos de que va tratando; las décimas son buenas para quejas, el soneto está bien en los que aguardan, las relaciones piden los romances aunque en otavas lucen por extremo, son los tercetos para cosas graves, y para las de amor las redondillas...
Página 122 - ... Mándanme, ingenios nobles, flor de España, Que en esta junta y academia insigne En breve tiempo...
Página 123 - Y cuando he de escribir una comedia, Encierro los preceptos con seis llaves; Saco a Terencio y Plauto de mi estudio, Para que no me den voces; que suele Dar gritos la verdad en libros mudos; Y escribo por el arte que inventaron Los que el vulgar aplauso pretendieron; Porque, como las paga el vulgo, es justo Hablarle en necio para darle gusto.
Página 61 - Dame ya, sagrado mar, a mis demandas respuesta ; que bien puedes, si es verdad que las aguas tienen lenguas; pero, pues no me respondes, sin duda alguna que es muerta, aunque no lo debe ser, pues que yo vivo en su ausencia; pues he vivido diez años sin libertad y sin ella, siempre al remo condenado, a nadie matarán penas.

Información bibliográfica