Novelistas posteriores a Cervantes. coleccion revisada y precedida de una noticia critico-bibliográfico, Volumen 1

Portada
Cayetano Rosell
M. Rivadeneyra, 1864
 

Comentarios de usuarios - Escribir una reseña

No hemos encontrado ninguna reseña en los sitios habituales.

Páginas seleccionadas

Índice


Otras ediciones - Ver todo

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 11 - ... Cervantes, y por los años tan mal contentadizo que todo y todos le enfadan, y por ello está tan falto de amigos, que cuando quisiera adornar sus libros con sonetos campanudos, había de ahijarlos como él dice al Preste Juan de las Indias o al Emperador de Trapisonda, por no hallar título quizás en España que no se ofendiera de que tomara su nombre en la boca...
Página 11 - EL INGENIOSO HIDALGO DON QUIJOTE DE LA MANCHA, que contiene su tercera salida y es la quinta parte de sus aventuras Edición, introducción y notas de Fernando G. Salinero. 42 / Antonio Machado JUAN DE MAIRENA (1936) Edición, introducción y notas de José M.
Página 381 - Que aunque la hermosura, el tiempo que dura, es querida y estimada, en marchitándose no le queda otra prenda sino las que granjeó, y el crédito y amistades que a fuerza de buen término conquistó, cuando estaba en su fuerza y vigor.
Página 379 - Estando pocos días ha, con los ojos altos y humildes al cielo, el rostro sereno y grave, las manos sobre un muy blanco lenzuelo en los oídos del enfermo y pronunciando con mucho silencio las palabras del ensalmo, pasó cierto cortesano y dijo : « No puedo sufrir los embelecos destos embusteros...
Página 11 - Segunda parte» de sus hazañas este, menos cacareado y agresor de sus lectores que el que a su «Primera parte» puso Miguel de Cervantes Saavedra, y más humilde que el que segundó en sus novelas, más satíricas que ejemplares, si bien no poco ingeniosas.
Página 386 - No hay más cierta señal para venir el fruto que caerse la flor, ni mayores muestras de arrepentimiento que aborrecer el daño y conocer el desengaño. Yo lo conozco, padre de mi alma, y estoy con deseo de levantarme, y determinación de no tornar a caer. Ayudadme con vuestro consejo y consuelo para que vuelva en mí, cobre lo perdido, remedie lo pasado, me anime en lo presente y arme para lo venidero.
Página 11 - Y, pues Miguel de Cervantes es ya de viejo como el castillo de San Cervantes, y por los años tan mal contentadizo que todo y todos le enfadan, y por ello está tan falto de amigos, que cuando quisiera adornar sus libros con sonetos campanudos, había de ahijarlos como él dice al Preste Juan de las Indias o al Emperador de Trapisonda...
Página 382 - Desde que vos, respondió ella, vinisteis a mi casa, que trujisteis este veneno envuelto en una guitarra, desde que me reprehendisteis mis desdenes, desde que viendo mi bronca y áspera condición, quise ver si podía quedar en un medio lícito y honesto, y he venido de un extremo...
Página 19 - ¡Guarte, guarte, rey don Sancho, no digas que no te aviso, que del cerco de Zamora un traidor había salido...
Página 12 - Sus flechas saca Cupido De las venas del Pirú, A los hombres dando el Cu, Y a las damas dando el pido. — ¿Y qué habernos de her — dijo Sancho — nosotros con esa Cu? ¿Es alguna joya de las que habernos de traer de las justas?

Información bibliográfica