Imágenes de página
PDF
ePub

ahora intentamos dar á luz, será mas un obsequio ó atencion de su parte, que una deuda á nuestra buena fe por la tardía disposicion á publicar lo que siempre ha reclamado el interes, el buen crédito y la gloria de la nación es-pañola.

35. Bien conocemos que este retraso puede haber disminuido algunas délas ventajas que indicamos, y que la lectura de estos viages, por su estilo anticuado, rudo é incorrecto, aunque sencillo y candoroso, no deleitará tanto como las narraciones modernas, mas ataviadas de elegancia y orden, perdiendo en cuanto á gusto lo que ganan en autenticidad. Pero quien se complazca en oir hablar á 'Colon , á Magallánes, á Hernan Cortes, en su propio idioma y estilo; el que quiera estudiar las costumbres, la ilustracion y carácter de aquellos siglos, se complacerá tambien midiendo los grados de civilizacion que hayamos ganado, y cuántos han sido los progresos científicos que se han levantado sobre aquellos fundamentos. Tratando de esto mismo uno de nuestros primeros y mas célebres diplomáticos, y refiriendo las impropiedades, desaliño éincultura de lenguage de los antiguos privilegios y escrituras, añade: »»Es necesario que desde agora consideren y f > traguen (esto) los que las leyeren, porque no se ofendan »>del mal estilo y lenguage: el cual juzgué que "con vettilia dejarle como se estaba, sin enmendarle ni tocar á él, »»porque las escrituras sacadas de archivos no hacen fe si »se alteran de como estan en sus originales; y quise mas »»que algunos que se precian de elegantes recibiesen este »»pequeño sinsabor y disgusto, á trueque de que la ver»»dad se apoye y confirme; porque mas importa hacer »»caudal de la sustancia y esencia de la historia que de sus » accidentes." * Tan poderosas razones y tan respetable autoridad, nos han decidido en esta ocasion á seguir su ejemplo y su doctrina, ofreciendo á los sabios y literatos los materiales puros y legítimos en que puedan fundar las

1 Yepes, Crón. gen. de la orden de S. Benito, impreso en Madrid año 1609 al principio del Apénd. al tomo 1.

relaciones ó historias que escribieren en adelante.

36. Por falta de estos auxilios es tan comun como lamentable el extravío de algunos escritores modernos, que mas preciados de filósofos que de historiadores, se entregan á raciocinios y sarcasmos en que obran mas sus pasiones que su razon, mas su capricho que el amor á la verdad, alma y esplendor de la historia. Mayor beneficio hubieran hecho á esta ciertos escritores antiguos publicando las memorias de que se valieron, que el resultado de sus tareas. Por eso son tan dignos de nuestro aprecio por lo relativo á España Sandoval, Yepes, Berganza, Florez, Risco, Loperraez, Ayala, Escalona, Capmany y otros; pero ignoramos que nadie haya publicado hasta ahora coleccion alguna de documentos concernientes á los sucesos del Nuevo-Mundo, á su gobierno, poblacion y comercio. Intentó publicarla D. Juan Bautista Muñoz al fin de cada época de su historia; pero le previno la muerte. Proyectólo despues la Real Academia de la Historia, y prefirió, con razon, trabajar en la coleccion de los historiadores primitivos, la mayor parte inéditos y desconocidos. Nuestra coleccion de viages llenará en parte este vacío; pues, ademas de los diarios y derroteros de los navegantes y descubridores , ocupan oportuno lugar en los apéndices muchos documentos que sin este cuidado perecerían con el trascurso de los tiempos, con el abandono de los archivos , con la mala fe de ciertos escudriñadores de antiguallas , y con las revueltas, parcialidades é invasiones que de continuo alteran la tranquilidad de los estados1. ¡Cuántos preciosos códices é importantes documentos han salido de España de veinte años á esta parte *! Con cuánto do

1 Véase al fin la Ilustracion 7.*

1 Actualmente se está imprimiendo en Londres un informe que con el título de Noticias secretas dieron los sabios D. Jorge Juan y D. Antonio de Ulloa, por encargo del gobierno de España, sobre el estado militar y político de los reinos del Períi, y costas de Chile y Nueva Granada. Su editor dice en el prospecto, que despues de haber visitado en los años 1820, 1821 y 1822 las provincias de Buenos Aires, reinos del Perú y Chile, vino á España, y durante su residencia en Madrid supo la existencia de este informe secreto, habiéndolo procurado obtuvo el libro lor hemos visto las relaciones de viages de algunos navegantes españoles sacadas mas de cincuenta años há de los archivos generales, vendidas en almonedas públicas, ir á parar á naciones émulas de nuestra gloria y rivales de nuestro poderío! Ya habian desaparecido antes algunos documentos que disfrutaron Casas, Herrera y otros historiadores ; pero con todo no faltan manuscritos cuya existencia ignoraron por la confusion y desorden lastimoso en que estuvieron antiguamente los archivos generales y particulares. Así sucedió, entre otros, con la carta de Colon de vuelta de su primer viage l, con la del duque de Medinaceli al gran cardenal de España D. Pedro Gonzalez de Mendoza *, con la relacion del cuarto viage, escrita por Diego de Porras 3, que existiendo en el archivo Real de Simancas, no las hallaron ni pudieron reconocer D. Juan Bautista Muñoz , ni D. Juan Sans, debiéndose su hallazgo y conocimiento al orden y clasificacion que ha dado á los papeles de aquel rico depósito nuestro laborioso amigo D. Tomas Gonzalez. Allí, pues, estan los manantiales puros de la historia de España de los cuatro últimos siglos : allí hallaron Zurita y Sandoval la verdad y exactitud qne caracteriza sus historias. Quien quiera imitarlos debe tomar de allí las noticias , y examinar las relaciones diplomáticas, los tratados y todas las artes y manejos de la política; el principio , objeto y resultado de las guerras y desavenencias con otros estados; y en fin, los trámites de todos aquellos acontecimientos memorables que han influido en la prosperidad ó decadencia de la monarquía , y que por negligencia , pereza ó falta de reflexion, han desatendido muchos escritores , contentándose con prestar incautamente su buena fe á autores extrangeros,

ton no pota dificultad. Así van extrayéndose de España nuestros papeles mas reservados, nuestros libros raros; y no ciertamente para honrar á la nacion , sino para dividir á sus individuos de ambos mundos y sembrar entre ellos la discordia.

i Véase las pág. 167 á 175 de este tomo 1.

a Véase la pág. 20 , núm. xiv de los documentos del tomo 11.

3 Véase desde la pág. 277 á 296 de este tomo 1.

que por lo comun escriben con suma parcialidad , y frecuentemente equivocan y trastruecan no solo los hechos, sino hasta la nomenclatura material de nuestros pueblos y de los nombres y apellidos de nuestros personages \ j 37. Todo lo que la primacía en los descubrimientos y el derecho de primitiva posesion vale é influye en las discusiones políticas, ó en las negociaciones diplomáticas entre las naciones cultas, se acredita por los documentos coetáneos originales. De consiguiente, creemos no será inútil á España la coleccion que publicamos, respectivamente á la razon que puede alegar sobre el dominio de tantos países que descubrieron sus naturales, y de que se apoderaron á nombre de sus soberanos *: derecho y posesion que si el trastorno de los siglos, los intereses encontrados de la política y del comercio, la rivalidad y las pasiones, han logrado amortiguar ú oscurecer, jamas podrán borrar ni extinguir de los principios de una justicia recta é imparcial. Tampoco será ciertamente la primera vez que en circunstancias favorables han servido semejantes documentos para recobrar derechos sufocados por la fuerza y por el orgulloso imperio que la eminencia del poder da á una nacion para deprimir á las demas. Los particulares, descendientes de aquellos insignes navegantes y descubridores españoles, deben igualmente mirar como propias las acciones heroicas con que dieron tanto lustre á la nacion, ensanchando los limites de su imperio por todo el mundo conocido.

38. Expuestas algunas utilidades que traen consigo las colecciones de viages y de los documentos diplomáticos, nos resta instruir al público de los auxilios que hemos te

'1 Véase la nota 3.*, pág. 46; la primera de la pág. 145; la primera dela pág. 159, y otras de nuestra Introduccion al viage de las goletas Sutil y Mejicana, imp. en 1802; y á mayor abundamiento la Ilustracion 8.a al fin de este discurso.

2 Por haber tratado de propósito con mucha doctrina y erudicion el Doctor D. Juan de Solórzano Pereira ,. sobre el derecho que adquirieron los Reyes-Católicos y sus sucesores á la posesion y dominio del NueiroMundo, remitimos á nuestros lectores á su obra intitulada Política Indiana , especialmente al lib. 1, caps. 8,9,10,11712.

nido para comprobar la autenticidad y exactitud de la que publicamos. Con la idea de formar un museo y una biblioteca pública de marina en el departamento de Cádiz, donde se reuniesen tambien todos los manuscritos históricos y científicos de esta profesion, dispersos en varios archivos del reino, se dignó el señor Rey D. Carlos iv comisionarnos por Real orden expedida en S. Lorenzo á 15 de Octubre de 1789 , para reconocer los archivos y bibliotecas del reino, así generales como particulares, á fin de reunir exactas y autorizadas copias de cuanto pudiésemos inquirir de útil y conveniente para aquel objeto. Hasta Junio del año inmediato no se nos comunicaron las instrucciones competentes, y segun ellas empezamos nuestro trabajo por el examen de la sala de manuscritos de la biblioteca Real de Madrid, alternando en diversas horas Com el reconocimiento de los archivos de los excmos. señores marqueses de Santa Cruz y de Villafranca , y duque de Medinasidonia: á que siguió el examen de los mss. de la biblioteca de los estudios Reales de S. Isidro, y en temporadas proporcionadas los de la biblioteca alta del Escorial. Pudimos quedar satisfechos de nuestro esmero en los archivos que tenian arreglados sus papeles; pero donde (como en la biblioteca de los estudios Reales, ó en el archivo de Villafranca) estaban aun sin coordinar, nos quedamos con el rezelo de no haber completado nuestro acopio, ni rectificado nuestras indagaciones. Para inquirir el paradero de la original relacion del supuesto via- ge de Lorenzo Ferrer Maldonado al estrecho de Anian en 1588, y examinar su autenticidad y la fe que merecía , cuando Mr. Buache acababa de leer una memoria en la Real Academia de las ciencias de Paris, intentando demostrar su certeza y realidad , se nos mandó reconocer el archivo del excmo. señor duque del Infantado, donde habia indicios de que existia; y buscando allí esta relacion fabulosa, nos vinieron á las manos otras "dos' verdaderas de los viages primero y tercero de Cristobal Colon, escritas de puño propio de Fr. Bartolomé de las Casas; hallazgo muy oportuno, porque comunicándolo á nuestro

« AnteriorContinuar »