Imágenes de página
PDF
ePub

Non sé como osan de ir delante dél con tal impresa. Yo lo escribo á él otra vez, y le envio el traslado del juramento como á tí fago, y otro tanto al Dotor Ángulo y Licenciado Zapata. En su merced de todos me encomienda, con aviso que mi partida para allá será breve.

Folgára yo en ver carta de sus Altezas, y saber que mandan. Debeslo de procurar si vieredes el remedio. Tambien de me encomendar al Sr. Obispo y á Joan Lopez con la memoria de mi enfermedad y del galardon de mis servicios.

Estas cartas que van con esta debes de leer por te conformar con la fabla de ellos.

A Diego Mendez agradezco su carta: non le escribo porque sabrá de tí todo, y por mi mal que me cansa.

Carvajal y Gerónimo en tal tiempo estuvieran bien en la Corte, y fablar en nuestro provecho con estos Señores y con el Secretario. Fecha en Sevilla á 21 de Noviembre l.;

Tu Padre que te ama mas que á sí.

S. S. A. S.
X M Y
XPO FERENS.

Sigue de letra del Almirante tambien.

Yo torné á escribir á sus Altezas, suplicándoles que mandasen á proveer de la paga desta gente que fueron conmigo, porque son pobres y anda en tres años que dejaron sus casas. Las nuevas que les traen son mas que grandes. Ellos han pasado infinitos peligros y trabajos. Yo non quise robar la tierra por non escandalizarla; porque la razon quiere que se pueble, y entonces se habrá todo el oro á la mano sin escándalo. Fabla dello al Secretario y al Sr. Obispo y á Juan Lopez, y á quien viéredes que conviene.

r Corresponde al año de 1504, y así las demas hasta Enero y Febrero de 1505.

En el sobre dice: A mi muy caro Jijo D. Dugo Colon,—
En la Corte.- -•
Muy caro fijo: recebi tus cartas de quince deste.Des-
pues te escrebi que son ocho dias con un correo, y á
otros hartos, y'las cartas te envié abiertas para que las
viésedes, y vistas las diésedes cerradas. — Bien que esta
mi enfermedad me tribula tanto, todavía aderezo mi ida.
—Mucho quisiera la respuesta de sus Altezas, y que la
procurarades; y tambien que proveyeran á la paga desta
gente pobre que han pasado increíbles trabajos y les traí-
do tan altas nuevas, de que deben dar infinitas gracias á
Dios nuestro Señor, y estar dellas tan alegres. Si yo
miento % el Paralipomenon y el libro de los Reyes y Jo-
sepho de Antiquitatibus, con otros hartos, dirán lo que
desto saben. Yo espero en nuestro Señor de partir esta
semana que viene. Ni por esto debes dejar de escribir
mas amenudo. — De Carvajal y de Gerónimo no he sa-
bido. Si ahí estan, dales mis encomiendas. El tiempo es
tal que ambos debieran estar en la Corte ,-si la enferme-
dad non los estorba. — A Diego Mendez da mis enco-
miendas: creo yo que valdrá tanto su verdad y diligen- *
cía como las mentiras de los Porras. El portador desta es
Martin de Gamboa, y con él escribo á Juan Lopez y
envio creencia.— Ved la carta, y despues se le vuelva.
Si me escribes vayan las cartas á Luis de Soria , porque
me las envie al camino donde yo fuere: porque si voy
en andas será creo por la Plata \ — Nuestro Señor te ha-
ya en su santa guardia. — Tu tio ha estado muy malo y
está de las quijadas y de los dientes. — Fecho en Sevilla
á veinte y ocho de Noviembre,":
Tu padre que te ama mas que á sí. • ;•
.. : •- u • .=H ¡-.:•. , &

S. A. S.
X M Y
-: ': i .XPO FERENS.

T

1 Así parece que dice el original que está roto en estas dos silabas. 2 Llámase así la calzada ó camino romano que va desde Mérida á Salamanca.

TOMO I. VT

En el sobre dice: A mi muy caro é amado Jijo D. Diego Colon.

Muy caro fijo: Despues que recebí tu carta de quince de Noviembre nunca mas he sabido de tí. Quisiera que me escribiérades muy amenudo. Cada hora quisiera ver tus letras. La razon te debe decir que no tengo agora otro descanso. Muchos correos vienen cada dia, y las nuevas acá son tantas y tales que se me encrespan los cabellos todos de las oir tan al revés de lo que mi ánima desea. Plega á la Santa Trinidad de dar salud á la Reina nuestra Señora, porque con ella se asiente lo que ya va levantado. — Otro correo te envié el Jueves hizo ocho dias: ya debe estar en camino de venir acá. Con él te escrebi que mi partida era cierta, y la esperanza segun la experiencia de la llegada allá muy al contrario ; porque este mi mal es tan malo, y el frio tanto conforme á me lo favorecer, que non podia errar de quedar en alguna venta. Las andas y todo fue presto. El tiempo tan descomunal que parecía á todos que era imposible á poder salir con lo que comenzaba: y que mejor era curarme y procurar por la salud que poner en aventura tan conoscida la persona. — Con estas cartas te dije lo que agora digo, que fue bien mirado á te quedar allá en tal tiempo, y que era razón comenzar á entender en los negocios; y la razon ayuda mucho á esto. Pareceme que se debe sacar en buena letra aquel capítulo de aquella carta que sus Altezas me escribieron á donde dicen que compliran comigo, y te pornán en la posesion de todo x, y dásela con otro escrito que diga de mi enfermedad y como es imposible que yo pueda agora ir á besar sus Reales pies y manos; y que las Indias se pierden y estan con el fuego de mil partes; y como yo non he recibido ni recibo nada de la renta que en ellas he: ni nadie osa de aceptar de requerir allá nada; y que vivo de emprestado. Unos dineros

[ocr errors]

que allánese, allí los gasté en traer esa gente que fue comigo acá á sus casas; porque fuera gran cargo de conciencia á los dejar y desampararlos. Al Sr. Obispo de Palencia es de dar parte desto con de la tanta confianza que en su merced tengo , y ansi al Sr. Camarero.— Creía yo que Carvajal y Gerónimo en tal sazon estarían ahí

Nuestro Sr. es aquel que está, y que lo aviará como sabe que nos conviene.

Carvajal llegó ayer aquí: yo le quise enviar luego con esta misma orden: escusóseme mucho diciendo que su muger está á la muerte. Veré que vaya porque él mucho sabe destos negocios.— Tambien trabajaré que vayan tu hermano y tu tio á besar las manos á sus Altezas, y les dar cuenta del viage , si mis cartas non abastan. De tu hermano haz mucha cuenta: él tiene buen natural, y ya deja las mocedades: diez hermanos no te serian demasiados: nunca yo fallé mayor amigo á diestro y siniestro que mis hermanos.

Es de trabajar en haber la Gobernacion de las Indias, y despues el despacho de la renta. Allá te dejé un memorial que decia lo que me pertenece dellas. Lo que despacharon á Carvajal es nada, y en nada se ha tornado. Quien quiere lleva mercaderías , y ansi el ochavo es nada: porque sin contribuir en él puedo yo enviar á mercadear sin tener cuenta ni compañía con nadie. Harto dije yo esto en tiempo pasado que la contribucion del ochavo vernia á nada: el ochavo y el resto me pertenece por la razon de la merced que sus Altezas me hicieron , como te dejé aclarado en el libro de mis privilegios, y ansi el tercio y diezmo: del cual diezmo no recibo salvo el diezmo de lo que sus Altezas reciben, y ha de ser de todo el oro y otras cosas que se fallan y se adquieren por cualquiera forma que sea adentro ese Almirantado, y el diezmo de todas las mercadurías que van y vienen de allá, sacando las costas. — Ya dije que en el libro de los privilegios está bien aclarada ía razon de esto y del resto; con del juzgado aquí en Sevilla de las Indias: es de trabajar que sus Altezas respondan á mi carta , y que manden á pagar esta gente. — Con Martin de Gamboa habrá cuatro días que yo les torné á escrebir, y veriades la carta de Juan Lopez con la tuya.

Acá se diz que se ordena de enviar ó facer tres ó cuatro Obispos de las Indias, y que al Sr. Obispo de Falencia está remitido esto. Despues de me encomendado en su merced dile que creo que será servicio de sus Altezas que yo fable con él primero que concluya esto. < - -A Diego Mendez dá mis encomiendas, y vea esta. Mi mal no consiente que escriba salvo de noche, porque el dia me priva la fuerza de las manos. Yo creo que esta carta llevará un hijo de Francisco Pinelo: hacele buen allegamiento, porque haz por mí todo lo que puede con buen amor y larga voluntad alegre.—La carabela que quebró el mástil en saliendo de Santo Domingo es llegada al Algarbe : en esta vienen las pesquisas de los Porras. — Cosas tan feas, con crueldad cruda tal, jamas fue visto. Si sus Altezas no los castigan, no sé quién sea osado ir fuera en su servicio con gente. Hoy es Lunes. — Trabajaré que partan mañana tu tio y tu hermano. Acoerdate de me escrebir muy amenudo, y Diego Mendez muy largo.— Cada dia hay aquí de allá mensajeros. —Nuestro Señor te haya en su santa guardia. Fecha en Sevilla primero de Diciembre. Tu padre que te ama como á sí.

S.

S. A. S.

x M y

XPO FERENS.

En el sobre dice: A mi muy caro Jijo D. Diego Colon.— en la Corte.

Muy caro fijo: Ante ayer te escribí con persona de Francisco Pinelo largo , y con esta va un memorial bien complido. Muy maravillado estoy de non ver carta tuya ni de otro. Esa maravilla tienen todos los que me conocen. Todos acá tienen cartas, é yo á quien mas cumplía,

« AnteriorContinuar »