Imágenes de página
PDF
ePub
[merged small][ocr errors]

Del Almirante D. Cristóbal Colon á Fr. D. Gaspar, Monge de la Cartuja de las Cuevas de Sevilla.

En el sobre dice: Al Reverendo y muy devoto Padre Fray D. Gasj>ar.~De S. Lucar.

Reverendo y muy devoto Padre. Si el deseo de saber de vos me fatiga ansí andando allá á donde voy, como hará aquí? Recibiré gran pena.—Las cosas de mi despacho me han cargado tanto que he dejado el resto: y esto por hacer todo mas despacio. El Señor Adelantado ya partió con los navios para despalmar en la Puebla Vieja. Mi partida será en nombre de la Santa Trinidad el Miercoles en la mañana 1. — A la vuelta verá V. R. á D. Diego y le emporná bien en lo de mi memorial que yo le dejo, del cual querría yo que tuviesedes un traslado— Allá van por mi arquita para algunas escrituras.—La carta escribiré de mi mano. — D. Diego se la traerá con mis encomiendas: á esos devotos religiosos me encomiendo, en especial al Reverendo Padre Prior, que voy muy suyo y deseoso de servirle.—Fecha á cuatro de Abril. Para lo que V. R. mandare.

S.

Si A.. §•
X M Y
XPO FERENS.

En el sobre dice: Al Reverendo y muy devoto Padre D. Gaspar en las Cuevas de Sevilla.

Reverendo y muy devoto Padre: El vendabal me detuvo en Calis fasta que los Moros cercaron á Arcila, y con él salí al socorro, y fui al puerto. Despues me dio

1 Este salida debia ser para Cádiz, de donde dió la vela el Miercoles 11 de Mayo de 150a.

Nuestro Señor tan buen tiempo que vine aquí en cuatro diasx.—Agora será mi viage en nombre de la Santa Trinidad, y espero della la vitoria. —Acoerdese V. R. de escribir á menudo á D. Diego, y acoerde á Micer Francisco de Rivarol el negocio de Roma que non le escribo por la prisa. —Al Padre Prior y á todos esos devotos Religiosos me encomiendo. — Todos acá estamos buenos á Dios Nuestro Señor gracias. Fecha en Gran Canaria. ... (está roto y comido el papel; y no se puede leer lo demas de la fecha \)

Para lo que V. R. mandare. S.

S# A,« S«
X M Y
XPO FERENS.

En el sobre dice: Al Reverendo y muy devoto Padre
Fray D. Gaspar, en las Cuevas de Sevilla.

Reverendo y muy devoto Padre: Si mi viage fuera tan apropiado á la salud de mi persona y descanso de mi casa, como amuestra que haya de ser acrescentamiento de la Corona Real del Rey é de la Reina mis Señores, yo esperaría de vivir mas de cien gibileos. El tiempo no da lugar que yo escriba mas largo. Yo espero que el portador sea persona de casa, que os dirá por palabra mas que non se pueda decir en mil papeles. Tambien suplirá Don Diego. —Al Padre Prior y á todos los Religiosos pido por merced que se acuerden de mí en todas sus oraciones. Fecha en la isla de Janahica á 7 de Julio de 1503. Para lo que V. R. mandare.

S.

§• Ai
X M Y
XPO FERENS.

1 Véase el cap. 88 de la Historia del Almirante, escrita por su hijo D. Hernando.

2 Colon llegó á la Gran Canaria el 20 de Mayo de 1502, y continuó desde allí su viage el 25; por consiguiente la fecha debe ser de uno de estos dias.

En el sobre dice: Al Reverendo y muy devoto Padre Fray D. Gaspar, en las Cuevas.

Reverendo y muy devoto Padre: Diego Mendez es venido de la corte. D. Diego queda bueno. El Sr. Adelantado y D. Fernando non eran llegados: yo os le enviaré allá con las nuevas de todo. Yo non sey ya que diga á mi deseo de veros, y comunicar algo que non es de péndula. Las escrituras que teneis querrialas ver; y esos privilegios querría mandar hacer una caja de corcha enforrada de cera. Pidoos por merced que si el Donato, aquel hombre honrado hobiere de venir acá, que con él me envieis todo, ó con Andrea, hermano de Juan Antonio portador desta— De mi mal cada dia estoy mejor gracias á Nuestro Señor. Al Padre Prior en su merced me encomiendo, y de todos esos Religiosos.—Fecha hoy Sábado cuatro de Enero

A lo que V. R. mandare.

S. S. A. S.
X M Y
XPO FERENS.

CARTAS

De D. Cristóbal Colon á su hijo D. Diego. En el sobre dice: A mi muy caro Jijo D. Diego Colon.

Muy caro fijo: Recebi tu carta con el correo. Fecistes bien de quedar allá á remediar algo y á entender ya en nuestros negocios. El Sr. Obispo de Palencia, siem

l i Corresponde al año 1505.

pre desque yo vine á Castilla me ha favorecido y deseado mi honra1. Agora es de le suplicar que les plega de entender en el remedio de tantos agravios mios; y que el asiento y cartas de merced que sus Altezas me hicieron, que las manden cumplir y satisfacer tantos daños: y sea cierto que si esto hacen sus Altezas que les multiplicará la hacienda y grandeza en increíble grado. Y no le parezca que cuarenta mil pesos de oro sean, salvo representacion, que se podia haber muy mayor cantidad, si Satanas no lo estorbara en me empedir mi disiño: porque cuando yo fui sacado de las Indias tenia en filo para dar suma de oro incomparable á cuarenta mil pesos.—Yo fago juramento, y esto sea para tí solo, que de las mercedes que sus Altezas me tienen fechas, en mi parte me alcanza el daño diez cuentos cada año, y que jamas se pueden rehacer. Ved que parte será ó es la que toca á sus Altezas, y no lo sienten. Yo escribo á su merced, y me trabajaré de partir para allá. La llegada y el resto es en las manos de Nuestro Señor. Su misericordia es infinita.—Lo que se haz y está para hacer, diz S. Agostin, que ya está hecho antes de la creacion del mundo. — Yo escribo tambien á estotros Señores que dice la carta de Diego Mendez. En su merced me encomiendo con las nuevas de mi ida, como dije arriba: que cierto estoy con gran temor, porque el frio tiene tanta inimistad con esta mi enfermedad que habré de quedar en el camino.

Plugome mucho de oir tu carta, y de lo que el Rey nuestro Señor dijo; por el cual le besarás las Reales manos. Es cierto que yo he servido á sus Altezas con tanta diligencia y amor como y mas que por ganar el paraíso; y si en algo ha habido falta habrá sido por el imposible, ó por no alcanzar mi saber y fuerzas mas adelante. Dios Nuestro Señor en tal caso no quier de las personas salvo la voluntad.

Yo llevé de aquí dos hermanos, que se dicen Porras,

i Fr. D. Diego de Deza, Dominico, despues Arzobispo de Sevilla. Véase á Ortiz de Zúñiga en sus Anales, año 1505, $. 3.

á ruego del Sr. Tesorero Morales. El uno fue por Capitan y el otro por Contador x, ambos sin habilidad destos cargos; é yo con atrevimiento de suplir por ellos, por amor de quien me los dió. Allá se tornaron mas vanos de lo que eran. Muchas civilidades les relevé que no hiciera á un pariente; y que eran tales que merecian otro castigo que reprension de boca. En fin llegaron á tanto que aunque yo quisiera non podia escusar de non llegar á lo que fué. Las pesquisas harán fe si yo miento. Alzáronse en la isla de Janahica, de que fui yo tan maravillado como si los rayos del sol causaran tinieblas. Yo estaba á la muerte y me martirizaron cinco meses con tanta crueldad sin causa. En fin yo los tuve á todos presos, y luego los di por libres, salvo al capitan que yo traia á sus Altezas preso.

Una suplicacion que me hicieron con juramento que con esta te envio te dirá largo desto, bien que las pesquisas son las que fablan largo, las cuales y el Escribano vienen en otro navio que yo espero de dia en dia. Este preso prendió el Gobernador en Santo Domingo. Su cortesía le constringió á facer esto. Yo tenia en mi instruccion un capítulo en que sus Altezas me mandaban que todos me obedeciesen, y que tuviese yo la justicia civil y criminal sobre estos todos que fueron conmigo "; mas no aprovechó con este, el cual dijo que non se entendia en su término. Envióle acá á estos Señores que tienen cargo de las Indias sin pesquisa ni proceso ni escrito. Ellos non le recibieron y se van sueltos. — Non me maravillo si Nuestro Señor castiga. Ellos fueron allá con sus barbas de poca vergüenza. Rebeldaría tal, ni traicion tan cruel se oyó nunca.—Yo escrebí desto á sus Altezas con la otra carta, y que non era razon que consintiesen este agravio. Tambien escrebi al Sr. Tesorero que le pedia por merced que no diese sentencia en palabras que estos le dijesen fasta oirme. Agora será bien que se lo acoerdes de nuevo.

i Vease la pág. 291 de este tomo,
a Véase la pág. 280.

« AnteriorContinuar »