Imágenes de página
PDF
ePub

partido para aquí, y en tal caso le he ordenado que deje el despacho en Génova al embajador D. Sancho de Padilla para que me lo vuelva á enviar. Quedo con salud á Dios nuestro Señor gracias, el cual guarde la muy ilustre persona de V. M. como desea etc. De Mesina á 3 de diciembre de 1571 años.—Entretanto que Vm. llega, que conviene sea presto, entreténgase viendo esos pareceres del Cardenal Granvela, Comendador mayor y mio, el cual es que sobre todo se espere la resolucion de S. M. para tomarla en Roma—A servicio de Vm.—Don Juan.

Dictamen que se cita en la carta anterior.

Los apuntamientos que yo hice para comunicar con el Cardenal de Granvela, y lo que con parecer de entrambos se resolvió despues de habello tratado y disputado mucho es lo siguiente.

PREGUNTA 1 .'

Primó. Si llegado á Roma no pudiese yo buenamente detener la plática de las fuerzas que por los coligados se han de juntar el año que viene, he de entrar en ella con sola la comision que hasta aquí se tiene, ó si he de decir claro que no puedo tratar de nada hasta tener nueva órden de S. M., presupuesto el estado diferente en que estan las cosas despues que se me envió la que tengo.

RESPUESTA 1 .*

Parece que se puede entrar desde luego en la plática oyendo lo que el Papa y venecianos pretenden, y mostrando la gana que S. M. y el Señor Don Juan en su nombre, tienen de que con las fuerzas que se juntaren se hagan

Tomo III. 4

grandes efectos, y no perder las ocasiones que se ofrecen; pero que no se debe concluir nada sin que venga nueva órden de S. M., aunque se haya de decir claro que se espera, pues demas de que no puede esta tardar mucho, se justifica el esperalla con ser muy puesto en razon que sepa primero S. M. el subceso que ha habido, como lo saben el Papa y venecianos, para que pueda mandar sobre ello á sus ministros lo que mas convenga.

PREGUNTA 2.a

Item si parece que hemos de venir en la expedicion general y en la jornada de levante que venecianos pretenden, ó si se ha de estar muy firmes en que se junten y crezcan solamente las fuerzas en la mar que S. M. ha ordenado, ó en que se haga este año la jornada de Argel, Tunez, y Biserta y Tripol con la ayuda de las cincuenta galeras que tienen obligacion de dar los coligados en este caso, ó cuando este año se pudiere, con sola la armada de S. M.; y quel Papa y venecianos hagan por su parte en su golfo y en levante las empresas que quisieren,

RESPUESTA 2.a

Parece que lo que se debe procurar es que se comience este año haciendo la jornada de Argel muy temprano y con sola la armada de S. M., y cuando mucho con ella la del Papa, y que venecianos con la suya á solas, ó si el Papa quisiere juntarse con ellos, hagan la jornada de Castilnovo, y la Velona y Durazo, y las demas fuerzas que el Turco tiene en su golfo; pues su armada no puede ser superior á ninguna de las nuestras, á lo menos para venir á buscarnos tan lejos de su tierra, y haciéndose lo que está dicho muy temprano; y que así. S. M. como los demas coligados aperciban y levanten gente nueva mientras se hacen estas jornadas particulares para refrescar el armada; pues aunque haya en ellos buenos subcesos como se esperan, no puede dejar de haber muertos y heridos, y adolecer mucha gente, la cual es necesario dejar y tomar en lugar della otra tanta nueva para que el armada pueda ir como conviene, y pasar sin detenerse adelante; y hechas con tiempo estas jornadas particulares parece que se deben juntar las armadas y ir á levante á hacer los efectos que á los Generales pareciere , pues no se les puede dar desde acá orden precisa habiendo de depender de los tiempos y ocasiones que hubiere; y que se puede hablar desde agora en lo de Argel diciendo lo que se desea y les importa á los reinos y vasallos de S. M.; y que aunque el año pasado mientras se tuvo duda que no se habia de concluir la li^ ga, S. M. se apercibió y juntó fuerzas con fin de que si quedaba toda esta carga sobre él no se hallase desapercibido , y quizá de hacer alguna de estas jornadas particulares por que tanto sus vasallos instaban; pero que despues de concluida la liga no ha tenido ni pensó sino á la general, como se ha visto, de que puede hacer buen testimonio si quiere Marco Antonio Colona, y que así es necesario aguardar su voluntad despues de haber sabido este suceso; y puédese justificar el hacer estas jornadas primero y temprano, diciendo que no se puede ir á levante antes que se comiencen á coger los frutos, pues no se puede llevar tan lejos tanta victualla y para tan gran armada por todo el tiempo que conviene, y para hacer los efectos que se desean sin aprovecharse de la victualla de la misma tierra, demas de que para ir reforzando de la dicha victualla en los reinos de Nápoles y Sicilia con la abundancia que se requiere, es necesario valerse de los frutos nuevos, puesto caso que de los viejos se irá haciendo lo que se pudiere, mirando con todo cuidado.

PREGUNTA 3.a

Item si habiéndose de hacer expedicion general será bien que se haga por nosotros la jornada de Tunez y Biserta tan temprano que sea acabada antes del tiempo en que se han de juntar las fuerzas comunes, ó si se dejará esta para el fin del verano por las razones que para ello se ofrecen.

Respuesta 3.a

Si el armada del Turco estuviere en términos que se pudiera temer que viniese á meter gente en Tunez y Biserta, y acabar la fortificacion, y desde allí hacer daño á nuestras tierras, parece que era bien prevenillo con comenzar por esta jornada; pero presupuesto que ni el armada del Turco puede salir tan temprano ni ser tan gallarda que no tenga harto que hacer en defender sus tierras, no parece que lo de Tunez y Biserta es de tanta importancia que se deba de comenzar por allí, pues no dejaria de perderse mas tiempo del que se piensa y deshacerse mucha parte del ejército; sino que se debe de comenzar por lo de Argel como está dicho y seguir despues lo de levante, acabado lo cual en el otoño antes que se metan á invernar las galeras se puede hacer lo de Tunez y Biserta, pues bastará para ello la parte del ejército que entonces quedare sana y entera; y que seria bien que la gente que se ha de entretener para el año siguiente se dejase invernando en Tunez y Biserta, porque demas que ternian victuallas con que entretenerse en tierra de enemigos, podrian corrella en el invierno y ejercitarse y aprovecharse los soldados, con que quedarian despues muy mas útiles y tendrian tiempo de desmantelar á Tunez y fortificar á Biserta, ó hacer lo que mas conviniese.

Pregunta 4."

Item habiéndose de juntar los cincuenta mil infantes

y cuatro mil quinientos caballos de la expedicion general,

á donde paresce que se habian de levantar y qué tantos

de cada nacion.

Respista 4.*

Parece que para jornada de tierra en levante convendria que fuesen la mitad de estos infantes tudescos, y de la otra mitad los mas que se pudiesen españoles, y el resto italianos; y que de los caballos se hiciesen dos mil herreruelos en Alemaña, y mil caballos se trajesen de los ordinarios que se entretienen ó levantasen de nuevo en España , aunque algunos fuesen ginetes; pues dejando proveida la frontera de Navarra y algunos caballos en la marina, los demas no harian en España falta, no pudiendo ir allá armada del Turco; y el resto fuese de la gente de armas y caballería ligera del reino de Nápoles: y parece así mismo que se debia persuadir al Papa que para los caballos que él ha de enviar, pidiese los suyos al Duque de Florencia, y aunque de la infantería que se ha de levantar fuese parte della de los batallones de Florencia , así porque está todo esto mas en órden, como porque no es justo que queden estos Príncipes armados alejándose tanto las fuerzas de la liga, y por todo buen respecto parece que no es justo que queden los estados de S. M. desguarnecidos de caballos y otra gente, especialmente en Lombardía y Flandes, y por esto se trata de los caballos alemanes y españoles que está dicho.

« AnteriorContinuar »