Imágenes de página
PDF
ePub

capitan de la torre de Londres ha metido un gentil hombre llamado Ponis para escribir á la guarda para práctica de madama Isabel porque ella es herética y tiene un hijo y una hija con ella (1)

Vietez ha destrozado un correo que venia de Flandes, en el cual se han hallado las letras descifradas del Duque de Venecia para el embajador de Venecia.

Yo envío á V. M. la cifra de Francia y la letra descifrada que se tomó.

Habiendo arribado un navío veneciano á la ribera de Lóndres, el capitan dió cinco ó seis piezas de artillería al dicho Vietez, que dicen haber sido hecho por amonestacion del embajador de Venecia ; y todavía yo no tengo el aviso de tan cierto lugar que yo pueda asegurar del lo á V. M., cuya etc.

Eraso secretario de S. M. á 8. A.

De Bruselas 3 de febrero de 1554.

Avisa ;í Felipe II que se habian recibido sus poderes para desposarse, las noticias que corrían sobre las turbaciones de Inglaterra, la peticion de la Reina Mana de setecientos mil ducados, la convenien- cia de labrar plata , y mejor oro, que debia llevar S. A., la provision que quería hacer Cárlos V. del vireinato del Perú en la persona de D. García de Toledo ó del Conde de la Palma, y el mejor estado de los negocios de Alemania.

Archivo de Simancas - Estado Correspondencia de Inglaterra Legajo 808.

Anteyer llegó el correo que V. A. mandó despachar

(1) Aquí se repite un pasage de otra carta donde se habla de la retirada de Wyat, y de los castigos rigurosos que se preparaban contra los rebeldes cosidos con las armas en la mano.

por tierra á los 10 del pasado con los poderes para desposarse por palabras de presente y de futuro, y-S. M. holgó mucho.de saber la salud de V. A. y del Señor Infante , aunque ha sentido cuanto es razón la muerte del Señor Príncipe de Portugal que Dios tenga en su gloria,, así por el amor que le tenia como por la señora Princesa que es de haber gran compasion; y S. M. y las señoras Reinas y los que ordinariamente los sirven han tomado luto y se harán presto las honras en la capilla; y S. M. y todos quedan con gran deseo de entender que la señora Princesa sea alumbrada y se espera cada dia el aviso. Los dichos poderes se enviaron, luego a los embajadores y llegaron á muy buen tiempo porque paresce que algunos ingleses incitados por franceses por via de la religion y que les quieren meter en el reino gente extranjera, y porque ellos de sí mismos estan apasionados y son mudables, han sido parte para levantar algunos pueblos hacia la parte de Londres, y han tomado algunas piezas de artillería de las naos que estaban armadas para ir con los embajadores á esos reinos, y tendrán juntos hasta seis ó siete mil hombres y algunos caballos de gente comun; y la Serenísima Reina está congojada de ver la infidelidad y bellaquería destos, y creo harto arrepentida de haber usado con ellos de tanta misericordia, y tiene hasta doce mil infantes y tres ó cuatro mil caballos en pie de la mas útil y buena gente del reino, y los principales y consejeros y la mayor parte de todos los pueblos estan firmes , que es lo mas sustancial; y urto destos sediciosos se ha ya reducido y lo mismo los que á la parte de Cornualla estaban levantados. Y con esto por aquí: se ha publicado, como siempre se suele acrescentar la fama, que todo lo de Inglaterra está revuelto y que no quieren aceptar Rey ni otra gente extranjera; pero anteyer llegó correo de los embajadores en que escriben mas templadamente y que la cosa no está en tan peligrosos términos, y á noche vino uno y afirma lo mismo y que va todo mucho mejor; y segun lo que yo puedo alcanzar de los avisos particulares pienso que con la ayuda de Dios todo verná en buen fin , especialmente despues que sepan y entiendan que es hecho el desposorio, porque aunque quieran usar del poder de palabra de futuro, ya V. A. sabe que la Reina ha ofrecido secretamente hacerlo como se debe sin que haya ninguna duda, y lo tengo por cierto segun lo que lo desea ; y con esto se satisface al punto que V. A. escribe de que allá paresce que no devria partir hasta ser hecho, pero S. M. escribirá cerca desfe artículo lo que será servido, y entretanto V. A. mandará que se use de toda diligencia en la provision de la armada, porque si este matrimonio se ha de poner en ejecucion , la brevedad es lo que importa para quietar los ánimos y apartar de sus malas pretensiones con ver que no tiene remedio.

En lo del dinero de la Serenísima Reina María, ha acudido á S. M. diciéndole que lo que es de los Esquetes (1) y los otros hasta la suma de setecientos mil ducados, que no se toma á ellos sino á estos estados porque están obligados á dárselos, y no sabe como ni de que manera se pueda entretener lo de aqui, ni yo lo que S. M. queria ordenar, que esta tarde lo quieretractar. Como quiera que sea V. A. devria mandar que la plata se labrase, y si no se pudiese acabar para que venga á tiempo en su armada, que se traiga en posta, porque si se

(1) Famosos banqueros de aquella época.

aguardase á traer despues, correría peligro; y en fin acá se podría proveer que se labrasen reales ó otra moneda á propósito , de la tierra, en que se perdiese poco, y no tanto como en la plata que trujo Castillo, que V. A. no podría creer las trapazas que en esto hubo y los intentos que llevaron para hacer sus negocios y provechos, y yo lo he hecho conoscer asi á S. M. y á la Reina y á los de las finanzas por cuenta y razon que no se puede negar. Si hubiere algun oro, esto será mucho mejor que se bata, y aun que la plata se trocase si se pudiese. Yo aviso de lo que en esto me ocurre; pero allá se entendera mejor.

S. M. ha determinado lo del Perú y le parece que Don García de Toledo es á propósito para aquel cargo; y en caso que se escuse, que se dé al Conde de Palma...(1) Entretanto V. A. debe mandar que allá se hagan las instrucciones y los otros despachos necesarios por los del Consejo de Indias, y que se apreste el que hubiere de ir para pasar luego; y el tiempo va limitado por seis años ó menos, lo que fuere la voluntad de S. M. y de V. A.

Lo de Alemania parece que está mas reposado, y hay aviso que el Marqués Alberto y los obispos están concertados por medio del Duque de Baviera y de Vitemberg, no embargante que todavía están prevenidos y se comienzan á armar; y el Rey de Francia trae sus inteligencias con todos, máxime con la cavalería de Sajonia. Yo tengo que viniendo V. A. con dinero les hará restar en mas respeto y que ha de necesitar y reducir á que el Rey pida paz como lo intenta por via de Inglaterra. Ya he avisado como S.M. ha proveido lo de Milán, mandando lla—

(1) Aquí hay un blanco.

mar á D. Fernando de Gonzaga y dejando el gobierno de la justicia del Estado al Senado, y lo de la guerra al Marqués de Marinan, y despues verná allí el último que V. A. nombró en su carta.

S. M. queda levantada y en razonable disposicion, loado Dios, que guarde etc.—De Bruselas á 3 de febrero de 1554.

Carta de la Serenísima Reina María (') á su Alteza.

De Bruselas á 4 de febrero 1554.

Archivo de Simancas.

Le avisa el estado crítico en que se hallaban los paises sujetos al dominio del Emperador, y le encarga la pronta ida :i ellos pira poner remedio, pidiendo dinero con grande instancia.

Mossr—Esta es la sustancial de algunas letras que os habemos escripto y de la primera de 10 de setiembre. Yo. he estado avisada por vuestras letras las causas (1) que os han forzado de no poder partir para venir acá como lo podríades desear, y la dificultad que se hallaba para la venida para proveer de dinero como se requeria; las cuales causas á la verdad son grandes y me pesa de las ver tales. Por otra parte yo conozco de cierto que es imposible que esta tierra se pueda mas sostener sin ser asistida, y así lo he visto hasta agora. Bien es verdad, si place á Dios de hacernos esta gracia, que el negocio de Inglaterra pueda haber el suceso que esperamos, en que no se pierde tiempo de hacer toda diligencia posible; que demas desto seria un gran puncto hacer la extrema diligencia para vuestra partida, y en este caso será

(*) Tia de Felipe II. Ql) De las causas.

« AnteriorContinuar »