Imágenes de página
PDF
ePub

de momento por la mar, aunque se dé mucha priesa en armar.

Los muertos en el armada del Turco, no se pueden saber, porque es grande el número que se anegó echándose en la mar.

Tampoco se ha podido entender qué número de muertos ha habido en esta armada, aunque se va procurando de entender.

Queda el Señor D. Juan dando órden en inviar á Italia los heridos y enfermos que hay para se desembarazar é ir siguiendo la victoria segun le ayudaren las ocasiones y el tiempo, y la victualla; que estas dos cosas últimas le podrán estorbar mucho los buenos efectos que se podrian hacer. Darsehá aviso de lo que adelante sucediere.

Otra relacion de la batalla naval de Le panto, idéntica en la sustancia á las anteriores y escrita casi con las mismas palabras materiales, se imprimió al parecer en Sevilla, aunque no se espresa, el mismo año del suceso , y se hallaba en 1792 en la Biblioteca de S. Isidro el Real donde la copie de un códice de Misceláneas sin rótulo, señalado con el núm. 23, cuyo título es el siguiente: "Relacion de lo sucedido cu la armada de la Santa Liga desde los 30 del mes de septiembre hasta los 24 de octubre de este año (ihl\) enviadas á esta ciudad al muy Ilustre Señor Licenciado Pero Lopez de Mesa, asistente de Sevilla. Así mismo va aquí la relacion de los turcos muertos y presos, y el número de bajeles que se tomaron al Turco, y artillería, y la particion que de todo esto se hizo conforme á los capítulos de la Liga, y los cristianos que se rescataron, y la gente que de los nuestros faltó, y unas preguntas que declaró Mahomet de Constantinopla, ayo de los hijos de Ali Bajá capitán general de la armada del Turco; el cual Mahomet y los dos hijos de Ali Bajá yerno del turco pasado, fueron presos: con otras particularidades de que se ha tenido cierta relacion.»

Tambien existe en la Biblioteca del Escorial una relacion de la batalla de Lepanlo, en latín, compuesta por Ambrosio de Morales y escrita de su mano, que publicó el P. Cifuentcs entre los opúsculos de aquel aprcciablc autor, tom. 3, pág. 253.

Igualmente se halla en dicha Biblioteca Escurialensc un poema latino compuesto por el célebre D. Antonio Agustín, arzobispo de Tarragona , escrito de mano propia, en alabanza de Felipe IIpor la victoria de Lepanto, cuyo título es: Ad Philippum invictissimum Hispaniarum Principem ob partam de tureis victoriam carmen gratulatorium, que empieza:

Aurea jain properant, properant indicia serla
Proniissa auspiciis, clare Philippe tuis.

Y acaba:

Te vocat et Christi bonitas coetusque piorum:
Jiinge ergo terras cum maris imperio.

(M. F. N.J

Relacion hecha por Luis del Marmol del estandarte que se tomó á los turcos en la batalla naval de Lepanto.

Sacada de un códice del Escorial, señalado ij-Y-13.

Este estandarte es aquel que los turcos llaman Sanjac, que es la bandera de su secta y devocion que los sultanes tienen, y nadie sino el Gran Turco ó su Bajá la puede traer ni arbolar en todo su imperio: es transumpto de la bandera que los Halifas Pontífices del imperio árabe mahometano acostumbraron traer, los cuales conforme á la supersticion de su secta no la hacen de ningun género de seda ni ponen en ellas armas ni devisas, sino que las traen de tela de algodon bruñida, esculpidas en ellas letras de su devocion; y esto guardaron siempre á imitacion de la primera bandera que Mahoma dicen que arboló contra christianos, la cual dicen que era de esta suerte, y asi la trae el Gran Turco como Señor y Halifa en lo espiritual y supremo que pretende ser sobre todos los príncipes mahometanos á quien á imitacion de Jos Halifas árabes envía las insignias de príncipes de su secta, que son una espada, una ropa, unos alcorques, y una bandera con letras de devocion; y el que lo rescibe muestra darle obediencia, y el que no, conforme á sus ritos, tiene justa causa de moverle guerra como á enemigo; y no ha muchos años que el padre de este Gran Turco envió estas insignias al padre del Xerife que hoy reina en Fez, el cual le envió á decir que haria mejor dejar el imperio que tiene tiranizado á los legítimos sucesores de Mahoma que eran los Xerifes, y lo mismo le respondió el Rey de Persia como sucesor de Alí que no menos es reverenciado entre ellos que Mahoma, y así son estos Reyes sus enemigos y competidores. Esta bandera se hace y entrega con grandes ceremonias, y hasta agora no se sabe que ningun Gran Turco la haya perdido otra vez desde que ganaron á Constantinopla, y no la suelen dar ni sacar si no es en guerra contra christianos, y las de los Sanjaques son diferentes.

Los seis nombres que están en la haz de la mano izquierda que ellos tienen por derecha, porque escriben al revés de nosotros, metidos en medio de los seis círculos, son de los primeros fundadores y legisladores de su secta , á saber, Mahoma inventor della: Abibubcar que fué su suegro, y le sucedió Omar primo de Mahoma, que sucedió á Abibubcar: Odman que fué yerno de Mahoma, dos veces casado con dos hijas, y sucedió á Omar Alí que fué primo hermano de Mahoma y casado con Falina su hija, y sucedió á Odman Hascen hijo de Ali y de la dicha Fatina que sucedió á su padre: á todos aquellos tienen estos bárbaros por santos y patriarcas de su ley.

Las letras que eslan al derredor destos seis círculos, son sentencias de su Alcoran, y lo mas principal que cada uno de los susodichos dicen que dijo ó escribió, y las otras letras son oraciones de su Alcoran; y en el espacio grande que está entre los cuatro círculos de la otra banda, en los cuadros pequeños de él, está el nombre de Alá que es Dios, repetido veinte y ocho mil nuevecientas veces, y al derredor de este nombre y en otras partes de esta haz, como por orla, hay muchas letras siriacas y árabes entre ellas, que á lo que paresce son cifras de números de cuantas veces se han de repetir aquellos nombres.

Finalmente esta bandera es deste Gran Turco que hoy reina, fecha en su tiempo, como se lee en una de las orlas de la banda de los cuatro círculos, y sobre ella habia de haber una patena de plata y una media luna con letras árabes que en ninguna otra bandera la consienten poner sino en la propia del Gran Turco, y esto es lo que por agora se ha podido colegir y entender della; y que cuando el armada del Gran Turco sale de Constantinopla arbola una bandera sobre el mástil de la capitana en lo alto del calces, que es tan alta como un hombre, hecha toda de hoja de Milan dorada, y escripias en ella muchas letras con una media luna, y en lo alto de ella, está una mano de plata dorada, tambien con letras; la cual dicha bandera nunca se quita de allí de dia ni de noche hasta que el armada vuelve: esta tal hace el Bajá del armada y la pone allí porque es la principal devisa del Gran Turco , y con aquella mano alta significa su poder; y en esta Real que los turcos perdieron lo habia de haber; mas el estandarte que está aquí ahora es el principal como está dicho.

Caria del Duque de Alba al Sr.D. Juan de Austria, cuando este se hallaba de Generalísimo de la armada de la liga, dándole algunos consejos en los negocios de la guerra.

(Copióse de un manuscrito de letra del siglo XVI, que se halla en la Biblioteca del Excmo. Sr. Duque de Osunu.)

Bruselas 3 de mayo de 1571.

Illino. y Excmo. Señor—Ninguna cosa he sentido en mi vida tanto como hallarme ocupado en tiempo que pudiera servir á V. E. en esta jornada, y satisfacer lo que fuera en mí á la obligacion que tengo de hacerlo; que prometo á V. E. que ningun soldado lleva consigo que fuera de tan buena gana como yo, sino que si me hallara en España, ni me lo estorbaran sesenta y cuatro años ni mis indisposiciones aunque fueran muchas mas; que una carrera, aunque sea de mucho trabajo, no hay caballo por viejo que sea que no la pase, en especial tomándola con buena voluntad. Y pues no puedo hacer esto, no quiero dejar de decir á V. E. con el deseo que tengo de servirle, los advertimientos que se me ofrecen en general , pues que en particular no sabiendo cosa cierta en que V. E. haya de emplear su persona, se podria mal hablar; y no los diré á V. E. porque piense que tengan otro ningun valor que habellos yo deprendido de su padre, que esto me hace estimarlos en tanto, que aunque sean pasados por mi juicio no ose (1) decirlos á V. E.

Hánme avisado que V. E. llevará consigo al Comendador mayor de Castilla, Marques de Pescara, Conde de

(1) El ms. dice ose, omitiendo no.

Tomo III. 18

« AnteriorContinuar »