Imágenes de página
PDF
ePub

Carla de Francisco de Murillo al secretario Antonio Perez dándole cuenta de la victoria de Lepanto.

9 de octubre de 1571.
(Original)

Ilustre Señor—Te Deum laudamus, te Dominum confimur. Ha sido Dios servido y su gloriosísima Madre de darnos victoria del armada turquesca, y conocióse clarísimanente su inmensa omnipotencia, pues con tanta facilidad se quebrantó y venció tanta soberbia y tan gran armada; peleóse valentísimamente de dos á tres horas: ha habido muchas de nuestras galeras que rindieron peleando dos, tres y cuatro de las de los enemigos. El número de las turquescas, por cuanto me he podido informar, eran doscientas y sesenta, antes mas que menos, en las cuales habian metido toda cuanta gente de guerra habian podido haber de toda la Grecia, de la mejor y mas valerosa , así de infantería como de caballería, para irnos á buscar aposta, porque tal órden les habia venido de Constantinopla. Habiendo enviado los bajáes del armada y ejército de tierra á consultar con el Turco la venida de! Sr. D. Juan de Austria, les mandó que nos fuesen ábuscar hasta donde nos hallasen, y no penaron mucho en ello porque la misma mañana que salieron del puerto con esta determinacion, domingo á 7 del presente, dia de Sant Marco papa y confesor, nos descubrimos los unos á los otros junto á unas islas que se llaman Lecorchelare, donde ellos venian con intencion de dar fondo y nosotros tambien. Descubierto que nos hobimos, no hubo mas que hacer que ponernos en órden para pelear los unos con los otros: á los turcos les pesaba que éramos tan pocos y creian que huiriamos; empero presto se desengañaron tan á su costa que en el espacio dicho no quedó bajel suyo que no fuese preso ó echado á fondo, ó quemado ó huido. Valióles mucho la tierra firme donde embistieron muchos de sus bajeles y se salvaron los turcos, y Luchalí con una partida de galeotas tambien se salvó: el bajá de la mar murió peleando y fueron presos dos hijos suyos mochacos (1) que traia consigo; y otros muchos corsarios de los muy famosos y malos han sido muertos y presos. Yo no he podido averiguar el número de las galeras presas y quemadas, y echadas á fondo; empero cierto creo que pasan de doscientas: y lo muy bueno que hay en el negocio es que de los nuestros no falta capitan general ni personage de importancia, ni aun está herido, y de los demas solamente sé del capitan D. Francisco de Córdoba, sobrino del Señor Marqués de Santa Cruz, que es muerto de un arcabuzazo, y de la demas gente hay poca muerta y herida; todo porque se conozca que ha sido obra de Dios y no de los hombres. Vm. habria placer de ver que no hay galera de las nuestras que no tenga por popa otra de los enemigos, y de lo bien que todos lo han hecho. La galera donde yo navego es la que menos hizo, y al fin estando peleando la Real nuestra con la Real de los turcos, la embestimos por popa y echamos gente y muchos cañonazos, arcabuzazos, y pedradas, y trompas y alcancías de fuego dentro hasta que se rindió, y ganamos dos estandartes de los que traia en popa, y algunos soldados ganaron buenas alhajas de la recámara del bajá; y hecho esto, socorrimos otra y despues hicimos embestir en tierra tantas ques vergüenza decirlo; y

(1) Muchachos. ,

Tomo III. 13

en toda la galera no ha habido seis heridos y ninguno muerto. Ha habido muchos forzados de nuestras galeras, que habiéndoles desherrado han peleado como leones > y así han dado libertad á infinitos cautivos que venian en la armada turquesca, y entre ellos á mas de dos mil españoles y á muchas mugeres y niños que habian tomado en la Chafalonia y en otras partes. Si el tiempo no estuviese tan adelante, bien nos pudiéramos ir seguramente hasta Constantinopla, ó al menos tomar toda la Grecia y esta Morea; empero es ya invierno y no tenemos mucho bastimento. D. Bernardino de Cárdenas murió sin herida de un arcabuzazo que le dieron sobre un peto fuerte, del cual aunque no le pasó el peto, cayó y no se levantó mas. El Conde de Brianco murió y así otros pocos caballeros que pelearon valerosamente. El capitan Juan Rubio queda sano y bueno, aunque ha hecho con su galera cosas de no creer, porque ha peleado con tres galeras de las mejores de los enemigos y rendídolas, y él y yo hemos sido venturosos en no haber ganado un solo maravedí ni mas; que con tanto contento no fuera malo habernos topado alguna buena bolsa de ducados. Vm. como señor y principal se mande acordar de sus servidores, pues no tenemos otra esperanza despues de Dios, el cual guarde la muy ilustre persona y casa de V. S. con la salud y aumento de estado que sus buenos servidores deseamos. De Lecorchorale á 9 de octubre de 1571—Ilustre Señor—Besa las manos de Vm. su servidor Francisco de Murillo—Suplico á Vm. que con la primera ocasión mande á un su criado que encamine al chantre mi hermano la que será con esta, que porque me importa tomo este atrevimiento. Al Ilustrísimo Señor el secretario Antonio Perez del Consejo de Estado de S. M. etc. mi Señor—Madrid.

Relacion del repartimiento que se hizo de los bajeles, artillería y esclavos que se tomaron de los turcos en la victoria de la batalla de los 7 de octubre de 1571, en el puerto de Santa Maura á 18 del mismo en presencia del Excmo. Sr. Marco Antonio Colona, general de su Santidad, y de los diputados de S. M. y señores venecianos (*).

18 de octubre de 1571.

(Original)

BAJELES.

Su Santidad y señores venecianos inclusas las de Saboya y Malta tienen cincuenta y nueve galeras de las presas . . 59

Su Majestad tiene cincuenta y ocho. . 58

117

Destas ciento y diez y siete galeras tocan á S. M. por la mitad cincuenta y ocho y media: otras tantas á su Santidad y venecianos, de manera que han de restituir á su Majestad media galera. . . . V2

Su Santidad y venecianos tienen cinco galeotas y fustas, las dos galeotas... 5

Su Majestad tiene ocho galeotas. . . 8

13

(*) Consta de esta relacion que se apresaron al Turco en la batalla de Lepunto ciento diez y siete galeras; de galeotas y fustas trece, ciento diez y siete cañones, diez y siete pedreros con. doscientas cincuenta y seis piezas menores, y tres mil cuatrocientos ochenta y seis esclavos. De la decima de los tiuques que tocaron á su Santidad y venecianos, se dieron á D. Juan de Austria seis galeras y ciento setenta y cuatro esclavos.

Destas trece galeotas y fustas tocan por mitad seis y media á cada parte, por manera que S. M. ha de restituir á la otra parte una galeota y media; pero se declara que vaya la media galera por media galeota , y que solamente restituya una galeota i

De la décima de los susodichos bajeles y de los esclavos de la parte que toca á su Santidad y señores venecianos, tocan á S. A. seis galeras y ciento y setenta y cuatro esclavos que se le entregarán, aunque los señores venecianos en este particular de la décima no han consentido, si bien remiten el juicio dello á su Santidad, y en lo de la décima de la artillería de S. A. no se ha tomado resolucion 6 galeras.

174 esclavos.

Artilleria.

Su Santidad y señores venecianos tienen cincuenta y.cuatro cañones de crujía. 54 Su Majestad tiene sesenta y tres. . . 63

117

Destos ciento y diez y siete cañones tocan por mitad cincuenta y ocho y medio á cada parte, por manera que S. M. ha de restituir á lo otra parte cuatro cañones y medio 4 Va

Tiene su Santidad y señores venecianos

« AnteriorContinuar »