Imágenes de página
PDF
ePub
[graphic]

). Alonso Fernandez, y es su data á los einte y siete de Noviembre, era de mil y uatrocientos y seis, y es año del Naciniento de Nuestro Redemptor, mily tresientos y setenta y ocho; y en ella, el Dean

Cabildo le dan la capilla para él y para us descendientes.

Navarrete. Buena memoria teneis senor Guzman, pues tan particularmente se os acuerda el dia mes y año.

Guzman. Pues porque lo digais de vecas, diré tambien de memoria la cabeza lesta escriptura, que la aprendí de coro, por ser tan notable.

Navarrete. Eso es más.

Guzman. Comienza así: «Sepan cuantos esta carta vieren, como nos, el Dean y Cabildo de la iglesia de Córdoba, conosciendo como vos D. Alonso Fernandez de Montemayor, Adelantado mayor de la Frontera, por nuestro señor, el Rey, nos habedes hecho muchas buenas nbras, ayuntadamente é ayudas que ce nos habemos recebido de vos de donde vonides. Otros do como

onde vo naron es

la die de los c

que ood auc

[graphic]

cuerpos. É como vos con los otros de vuestro linaje la defendistes del poder de los moros enemigos de la fe, cuando aquí vinieron con D. Pedro, el tirano hereje, é con el Rey de Granada para la destruir y matar cuantos aquí estábamos en servicio de Dios y defendimiento de la cristiandad católica, por vengar del su falso corazon; é como siempre amastes, y honrastes á la iglesia, y quisistes defender y acrecentar los privilegios y libertades della, entendiendo que lo queredes llevar adelante, é como la iglesia es honrada siempre y doctada con los enterramientos de los grandes, tales como vos, etc.»

Mendoza. Muy honrada cosa es esa, y aunque no es muy pública, tiene harto de buen premio la grande hazaña, en estar así tan testificada y engrandecida.

Guzman. Tambien está muy certificada y celebrada en otra escriptura del Obispo, mas basta la pasada.

Mendoza. No basta, segun pone golosina de oirla lo bueno de la pasada, decídnosla, si tambien la sabeis de coro, que ofrezco con el Sr. Navarrete, que holgará con ella.

Navarrete. Sí holgaré.

Guzman. Creo me acordaré bien della, por ser poco diferente de la otra , dice

[graphic]

así: «Sepan cuantos esta carta vieren, como nos D. Andrés, por la gracia de Dios y de la Santa Iglesia Romana, Obispo de la muy noble ciudad de Córdoba, con consentimiento del Dean y Cabildo de nuestra iglesia, siendo ayuntados en el Cabildo de nuestra iglesia sobre grandes tratamientos sobre esto que se sigue, conociendo como vos D. Alonso Fernandez de Montemayor, Adelantado mayor de la Frontera, por nuestro señor, el Rey, nos habedes hecho buenas obras y honras, y mucho servicio á nos en la nuestra iglesia; é como aquellos onde vos venides se acertaron en ganar esta ciudad, es en la dar en las manos de los cristianos, porque el nombre de Dios en ella fuese loado, derramando por ello mucha sangre de sus cuerpos; é como con vuestros parientes y los otros buenos desta ciudad, ayuntados con los grandes homes que en ella estaban á servicio de Dios, la defendistes del poder de los enemigos de la fe, cuando aquí vinieron con el Rey de Granada, para la destruir en ayuda del rey D. Pedro. Entendiendo que así lo quereis llevar adelante, honrando la iglesia é acrecentando los privilegios y libertades della, é porque la iglesia es honrada é dotada con los enterramientos de los gran

« AnteriorContinuar »