Obras poéticas: Precedias de la biografía del autor y adornadas con su retrato

Portada
Libr. de Hermanos, 1871 - 448 páginas
 

Comentarios de usuarios - Escribir una reseña

No hemos encontrado ninguna reseña en los sitios habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todo

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 77 - Y del trueno al son violento, y del viento al rebramar, yo me duermo sosegado, arrullado por el mar. "Que es mi barco mi tesoro, que es mi Dios la libertad, mi ley la fuerza y el viento, mi única patria la mar.
Página 273 - ¡Una mujer! Deslizase en el cielo Allá en la noche desprendida estrella, Si aroma el aire recogió en el suelo, Es el aroma que le presta ella.
Página 276 - Sobre tallo gentil temprana rosa, Del amor venturoso devaneo, Angélica, purísima y dichosa, Y oigo tu voz dulcísima, y respiro Tu aliento perfumado en tu suspiro. Y aun miro aquellos ojos que robaron A los cielos su azul, y las rosadas Tintas sobre la nieve, que envidiaron Las de Mayo serenas alboradas...
Página 74 - DEL PIRATA Con diez cañones por banda, Viento en popa a toda vela No corta el mar, sino vuela Un velero bergantín: Bajel pirata que llaman Por su bravura el Temido, En todo mar conocido Del uno al otro confín. La luna en el mar riela, En la lona gime el viento, Y alza en blando movimiento Olas de plata y azul...
Página 263 - Nada menos te ofrezco que un poema Con lances raros y revuelto asunto, De nuestro mundo y sociedad emblema, Que hemos de recorrer punto por punto : Si logro yo desenvolver mi tema, Fiel traslado ha de ser, cierto trasunto De la vida del hombre y la quimera Tras de que va la humanidad entera.
Página 164 - Y ha visto la luna brillar en el cielo Serena y en calma mientras él lloró, Y ha visto los hombres pasar en el suelo, Y nadie a sus quejas los ojos volvió.
Página 253 - ¡SALVE, llama creadora del mundo, Lengua ardiente, de eterno saber, Puro germen, principio fecundo Que encadenas la muerte a tus pies! Tú la inerte materia espoleas, Tú la ordenas juntarse y vivir, Tú su lodo modelas, y creas Miles seres de formas sin fin. Desbarata tus obras en vano Vencedora la muerte tal vez; De sus restos levanta tu mano Nuevas obras triunfante otra vez.
Página 274 - Es el amor que al mismo amor adora, El que creó las sílfides y ondinas, La sacra ninfa que bordando mora Debajo de las aguas cristalinas: Es el amor que recordando llora Las arboledas del Edén divinas, Amor de allí arrancado, allí nacido, Que busca en vano aquí su bien perdido.
Página 120 - Busqué con ansia y delirante amor, Y hediondo polvo y deleznable escoria Mi fatigado espíritu encontró, Mujeres vi de virginal limpieza Entre albas nubes de celeste lumbre; Yo las toqué, y en humo su pureza Trocarse vi, y en lodo y podredumbre. Y encontré mi ilusión desvanecida Y eterno e insaciable mi deseo: Palpé la realidad y odié la vida; Sólo en la paz de los sepulcros creo.
Página 78 - Las más hermosas nos darán su amor, Y no hallarán nuestros semblantes feos, Que siempre brilla hermoso el vencedor. » ¡Hurra, cosacos del desierto... Desgarraremos la vencida Europa, Cual tigres que devoran su ración; En sangre empaparemos nuestra ropa, Cual rojo manto de imperial señor. Nuestros nobles caballos relinchando Regias habitaciones morarán; Cien esclavos, sus frentes inclinando, Al mover nuestros ojos temblarán. » ¡Hurra, cosacos del desierto...

Información bibliográfica