Historia crítico-filosófica de la monarquía Asturiana: con un prólogo de juicio de la prensa de Madrid y provincias

Portada
M.P. Montoya y compañia, 1881 - 300 páginas
0 Reseñas
Las reseñas no se verifican, pero Google comprueba si hay contenido falso y lo retira una vez identificado
 

Comentarios de usuarios - Escribir una reseña

No hemos encontrado ninguna reseña en los sitios habituales.

Páginas seleccionadas

Índice

Otras ediciones - Ver todo

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 198 - El crucero y cimborio, la capillita mayor y la torre para las campanas, todo son cosas que se muestran por sí con gran gusto á los ojos, y todo junto hace mayor lindeza. Entrando dentro, espanta un brinquiño tan cumplido de todo lo dicho y de cuerpo de iglesia, tribuna alta, dos escaleras para subir á ella y á la torre, comodidad y correspondencia de luces. Y agradando todo mucho con la novedad, da mayor contento ver en tan poquito espacio toda la perfección y grandeza que el arte en un gran...
Página 83 - La lengua de los vaqueiros es enteramente la misma que la de todo el pueblo de Asturias: las mismas palabras, la misma sintaxis y mecanismo del dialecto general del país. Alguna diferencia en la pronunciación de tal cual sílaba, algún otro modismo, frase o locución peculiar a ellos, son señales tan pequeñas, que se pierden de vista en la inmensidad de una lengua, y no merecen la atención del curioso observador.
Página 81 - Vaqueiros de alzada llaman aquí a los moradores de ciertos pueblos fundados sobre las montañas bajas y marítimas de este principado, en los concejos que están a su ocaso, cerca del confín de Galicia. Llámanse vaqueiros porque viven comúnmente de la cría de ganado vacuno: y de alzada...
Página 198 - ... tiene cierta diversidad en tamaño y en forma, y en alzarse lo uno y bajarse lo otro, ensancharse aquello y retraerse esto otro, que se goza enteramente las partes del edificio, dándose lugar las unas a las otras para que se parezca lo que son, y que lindas son.
Página 81 - ... su ocaso, cerca del confín de Galicia. Llámanse vaqueiros porque viven comúnmente de la cría de ganado vacuno: y de alzada, porque su asiento no es fijo, sino que alzan su morada y residencia, y emigran -anualmente con sus familias y ganados a las montañas altas. Las poblaciones que habitan, si acaso merecen este nombre, no se distinguen con el título de villa, aldea, lugar, feligresía ni cosa semejante, sino con el de braña, cuya denominación peculiar a ellas significa una pequeña...
Página 70 - Gástela y á los que los siguieren de las regiones otorga paz y seguro, y promete en su ánima que este pacto será firme, y que deberán pagar diez mil onzas de oro, y diez mil libras de plata, y diez mil cabezas de buenos caballos, y otros tontos mulos, con mil lorigas y mil espadas, y otras tantas lanzas cada año por espacio de cinco años.
Página 36 - Cuentan algunos historiadores que el primero que reunió a los fugitivos cristianos de España, después de haberse apoderado de ella los árabes, fue un infiel llamado Pelayo, natural de Asturias en Galicia, al cual tuvieron los árabes como rehén para seguridad de la gente de aquel país, y huyó de Córdoba en tiempo de Al-Hurr ben Abd Al-Rahman Al-Thaqafi, segundo de los emires árabes de España, en el año sexto después de la conquista...
Página 278 - ... que excitaba su entusiasmo, al ver diariamente acrecentados los dominios de Asturias y restaurados en ellos, ó fundados de nuevo los templos del cristianismo, parecía compendiar todos los deseos y esperanzas de sus compatriotas, exclamando al mencionar por última vez las proezas de Alfonso: «De aquí adelan»te, humillado y nunca ensalzado el nombre de los ismaelitas, «arrójelos sin tardanza la divina clemencia de nuestras provincias »del lado allá de los mares, y conceda su reino á...
Página 81 - ... este modo de averiguar los orígenes de gentes y naciones es muy falible y expuesto a grandísimos errores. Bástele a usted saber que braña vale tanto en el dialecto de Asturias como en la media latinidad brannam, lugar alto y empinado, según la autoridad de Ducange.
Página 149 - Redentor, y uno de los treinta dineros en que fué vendido, — un pedazo del cuero de San Bartolomé, — una ampolla con sangre que manó del crucifijo de Berito maltratado por los judíos,— un trozo de la vara de Moisés,— una sandalia del pié derecho de San Pedro,— un antiguo crucifijo de marfil con un poco de lignum crucis...

Información bibliográfica