Disquisiciones nauticas, Volumen 1

Portada
Aribau y c.a (sucesores de Rivadeneyra, 1876
 

Comentarios de usuarios - Escribir una reseña

No hemos encontrado ninguna reseña en los sitios habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todo

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 47 - Bien hayan aquellos benditos siglos que carecieron de la espantable furia de aquestos endemoniados instrumentos de la artillería, a cuyo inventor tengo para mí que en el infierno se le está dando el premio de su diabólica invención...
Página 48 - ... llega una desmandada bala, disparada de quien quizá huyó y se espantó del resplandor que hizo el fuego al disparar de la maldita máquina, y corta y acaba en un instante los pensamientos y vida de quien la merecía gozar luengos siglos.
Página 309 - Et el Almirante tenia la una mano en el estandarte ; et desque vía venir los suyos vencidos, iba á ferir en los Moros, et echábalos de la galea, et tornábase luego al estandarte. Pero tan grande fue la priesa que le daban los Moros, et tantos de los suyos mataban los que estaban en la nave, que fincaron con él muy pocas compañas, et los Moros entraron la galea. Et desque...
Página 110 - ... y puedan traer en vuestros reposteros y casas, y en los de cada uno de los dichos vuestros hijos y descendientes, y en las otras partes que vos y ellos quisiéredes y por bien toviéredes.
Página 135 - Luego vieron gente desnuda, y el Almirante salió a tierra en la barca armada y Martín Alonso Pinzón y Vicente Yañez, su hermano, que era capitán de la Niña.
Página 132 - ... al camino fasta que anocheció y entonces me quedaba el Cabo Verde de la isla Fernandina , el cual es de la parte de Sur á la parte de Oueste, me quedaba al Norueste , y hacia de mí á él siete leguas.
Página 110 - ... tres carabelas al natural en la mar, e de cada una de ellas salga una mano mostrando la primera tierra que así hallaron e descubrieron en un escudo atal como éste (Aquí estaba el dibujo del escudo) e por orla del dicho escudo podáis traer y traigáis unas áncoras y unos corazones...
Página 308 - Jufre, ca non ge la podian entrar : et vieron estar aquella nave sin compaña, et subieron los Moros encima della. Et como estaba muy cerca de la galea del Almirante, et era mucho mas alta la nave , facian desde alH muy grand daño los Moros en los Christianos...
Página 309 - ... abrazó con el un brazo el estandarte, et con el otro peleaba et esforzaba á los suyos quanto podía Et pelearon tanto, fasta que ge los mataron todos delante; et él abrazado con el estandarte peleó con una espada que tenia en la mano, fasta que le cortaron una pierna, et ovo de caer, et lanzaron de encima de la nave una barra de fierro, et...
Página 109 - Rodriguez de Fonseca, arzobispo de Rosano, obispo de Burgos, del nuestro Consejo, por mandado de los dichos Católicos Reyes, en que se ofrecieron de armar tres navios á su costa para ir á cierto descubrimiento...

Información bibliográfica