Imágenes de página
PDF
ePub

» Doña Teresa Godinez, que fueron señores de la villa de Benavides y Villa»franca de Valcárcel, y de la puebla de Avedillo; primero pieto de Juan Perez »de Benavides, de la cámara del rey Don Alonso y portero mayor de Leon; »y de Doña Constanza Perez de Castro, su muger; y segundo nieto de Don Pe»dro Alonso de Benavides y de Doña Eluira García de Ambia, su muger; » tercero nieto de Don Juan Alonso de Benavides, señor de la villa de Bena» Vides, y de Doña Teresa de Lorenzana; cuarto nieto del rey Don Alonso el »Sétimo, llamado Emperador, avido en una doncella de noble linage, en Ga»licia, segun escriben los que tratan desta materia, que dicen decender de »dicho rey Don Alonso. Fue alguacil mayor de la casa del rey Don Pedro; halló»se en el socorro de Gibraltar cuando se entregó por el alcaide de los moros: »peleó valerosamente en la batalla del rio de los Palomares, donde fueron ven»cidos los moros, muriendo muchos de ellos, como se escribe en la Crónica »del rey Don Alonso el Ultimo, cap. 127. Hallóse en la gran batalla de Vela»marin, contra los reyes Albohacen, de Marruecos y de Granada, donde mos»tró el valor de su persona y la clara sangre de sus mayores, en la cual mu»rieron gran número de moros. Hallóse en la coronacion del rey Don Alonso »el Ultimo en la ciudad de Burgos, donde le armó caballero..... 10

Las armas de la casa de Benavides , tronco y origen de los condes de Santistéban, son: Escudo de oro y un pal o baston de gules, sobrepuesto un leon de este color coronado de oro y envuelto en una cinta ó banda de plata; bordura de plata y ocho calderas de sable 2.

1154. Leiva. «No se olvidó el gloriosísimo y invictísimo César Car» los V, rey de las Españas, de los caballeros españoles que fuera destos reinos » le servian, particularmente del señor Antonio de Leiva, capitan glorioso que » en este tiempo florecia en Italia en el arte militar en la nacion española 3, como »otro Quinto Fabio Máximo en los siglos antiguos entre los romanos, á quien » hizo merced por sus grandes y calificados servicios, el año de 1530, del ti»tulo de principe de la ciudad de Asculi, juntamente con el marquesado de » Atela, y otros muchos vasallos; y por no haber en estos reinos de Castilla » lítulo de principe, le havemos puesto en los marqueses, cuyo título y de»cendencia comenzaremos en Juan Martinez de Leiva, su progenitor, que »floreció año de mil trescientos treinta.

»Juan Martinez de Leiva, señor de la casa de Leiva y de sus villas y ma

Lopez de llaro, Nobiliario Genealógico, lom. 1, lib. 5, cap. 21, págs. 541 y 542. ? Lopez de Haro, tom. 1, pág. 541.–Salazar y Castro, Casa de Lara , tom. 1, lib. 5, capítulo 14, pág. 431.

3 Es decir, entre los españoles que fueron a la guerra de Italia.

»yorazgo en la Rioja, y de Coruña y Valdeíscar, tuvo mucho señorío en las »bchetrías y encartaciones; gozó de título de adelantado mayor de Casti»lla, y merino mayor, y prestamero mayor de Vizcaya, y camarero del rey » Don Alonso el Ultimo, y de su consejo, y uno de los caballeros de quien »hace mas memoria la crónica deste principe, del cual alcanzó grandes favo»res y mercedes, segun escribe Zurita en los Anales de Aragon, lib. 7, »capítulo 4 y 7; y Estéban de Garibay en su Compendio Historial, li»bro 14, cap. 13 y 16. Fué uno de los cuatro caballeros que ordenaron la »caballería de la Banda. Llevó a su cargo á la infanta Doña Leonor, yendo por »su mayordomo mayor á celebrar su boda con Don Alonso cuarto deste nom»bre, llamado el Piadoso, rey de Aragon: juró las paces por el rey de Castilla »con el de Aragon. Fué el año de mil trescientos treinta y nueve á Aviñon, » donde tenia su corte apostólica Benedicto XII de este nombre, de donde volvió »con el pendon de la Cruzada, y diezmas del reino para las guerras que con » los reyes moros de Africa se guardaban, en que habia inumerables gentes; »y pasando en España, se juntaron con el rey de Granada, entre los cuales y vel rey Don Alonso se dió aquella famosa batalla, llamada del rio Salado, en »que alcanzó la victoria el rey de Castilla, con muerte de doscientos mil »moros, y con un gran presente de despojo de la balalla. Mandó el rey que »volviese á Aviñon Juan Martinez de Leiva, en cuya corte fué muy bien re»cibido del pontífice y de todos sus cardenales, como se escribe en la Crónica »del rey Don Alonso, cap. 257. Y Antonio de Herrera, en la vida del católico »rey Don Felipe Segundo, haciendo memoria de los servicios y deservicios »hechos de las coronas de España y Francia á la sede apostólica, en el li»bro 8, cap. 7, dice, como el rey Don Alonso el Ultimo , envió al Pontifice » un gran presente con Juan Martinez de Leiva, para que le diese cuen»ta de esta gran victoria, como persona que tanta parte habia tenido »en ella.

„Sirvió despues a este principe en todas las diferencias que tuvo con sus » Vasallos, y en las guerras que tuvo con los moros y con los reyes sus ve»cinos: fue muy valido y privado de su rey, aunque los émulos de su fortu»na le hiciesen caer de su gracia ; de manera que se hubo de retirar á su »casa, hasta que viendo al rey, su señor, en tantos trabajos en las guerras »de Algecira, fué á servirle y socorrerle, del cual fué bien conocido su » valor, y murió en su gracia casi en los mismos dias que el rey Don » Alonso 1.»

1 Lopez de Haro, Nobiliario Genealógico, tom. 2, lib. 10, cap. 25, págs. 592 y 393.

[merged small][graphic][graphic][graphic][graphic][graphic][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][graphic][graphic][graphic][graphic][graphic][ocr errors][subsumed][ocr errors][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][graphic][graphic][graphic][graphic][graphic][merged small][merged small][merged small][ocr errors][graphic][graphic][graphic][graphic][graphic][subsumed][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][graphic][graphic][graphic][graphic][graphic][merged small][merged small][merged small][merged small][ocr errors][merged small]

De modo que Juan Martinez de Leiva, espresado en el pasage que antc. cede, se considera como uno de los principales ascendientes de la muy califi. cada casa de Leiva. Sus armas son: Escudo de sinople y un castillo de oro aclarado de gules; bordura de este color y trece estrellas de oro 1.

LAMINA L.

1155. Minguella. Noble linage de Cataluña, del cual procede la casa de los barones de Cañellas. Sus armas son: Escudo partido en pal; el 1.° de gules y un monte sumado de una flor de lis de oro; en la punta un perro de plata; el 2.° de oro y cinco hojas de parra 2.

1156. Cortada. Noble linage de Cataluña, emparentado con los barones espresados en el número anterior. Sus armas son: Escudo cortado; el 1.o de azur y un lucero de oro, partido de este metal y un corazon de gules flechado; el 2.° de gules y un castillo 3.

1157. Boatella. Noble linage, emparentado como el anterior con la casa de los barones de Cañellas, en Calaluña. Trae por armas: Escudo de oro y un toro de gules; bordura componada y cantonada del mismo color 4.

- 1158. Bouffart. Noble linage de Cataluña, oriunda de Francia. Sus armas son: Escudo de azur y una paloma de oro con un ramo de olivo del mismo metal en el pico 5.

1159. Codina. Muy esclarecido linage, cuyos hijos se han distinguido en los fastos de Cataluña, como lo espresa Feliu de la Peña en varios pasages de sus preciosos y acreditados Anales 6. Tiene por armas: Escudo partido; el 1.° de oro y cinco fajas de azur, y sobrepueslo un castillo de plata;

i Salazar y Castro, Casa de Lara , tom. 1, lib. 5, cap. 8, pág. 332.-La rama de la ilustre easa de Leiva , que fué cuna y origen de los principes de Asculi y marqueses de Alela , traia sus armas acrecentadas así: Escudo cuartelado; el 1.o y el 4.° de sinople y castillo de oro aclarado de gules, el 2.0 y el 3.° de gules y tres onzas fieras, de oro; bordura del mismo color y trece estrellas del mismo metal.-Lopez de Haro, lugar cilado en la nola anterior, • Documentos fidedignos que obran en el archivo de los barones de Cañellas, en Barcelona.

Como la nota anterior. • Como en la nota anterior. s Como en las tres nolas anteriores. • Feliu de la Peña, Anales de Cataluña , lom. 5, fols. 188, 390 y 532.

T. III.

« AnteriorContinuar »