Imágenes de página
PDF
[ocr errors]

1469. Orfila. Colibre, ciudad muy antigua y llena de interesantes recuerdos, una de las principales del antiguo condado de Rosellon, dió ilustre cuna á la opulenta familia de este nombre. Muy á principios del siglo XIII, Romeu Orfila, poderoso y noble señor de feudos y estados, señalóse por su piedad en la fundacion y dote de casas religiosas, y en la de los pingües mayorazgos de Tader y Stadera. Tuvo por hijos á Pedro, que le sucedió en el primero, y casó con Eduarda Vernet, siguiendo en Colibre la casa de su familia; y á Juan, que heredó el segundo, y contrajo matrimonio con Margarita Puig, señora no menos ilustre que rica. En el mayorazgo agnativo que fundó esta por su testamento, en mayo de 1240, ante Simon Roger, notario público de Perpiñan, impuso á sus descendientes, á usanza de aquellos tiempos, el imprescindible gravámen de anteponerse á su verdadero apellido el de Puig, y de aquí proviene la diferencia que siempre se ha notado en los de Orfila y Puigdorfila, siendo indudablemente uno mismo !.

El hijo de Juan Orfila y de Margarita Puig, llamado Guillermo Puigdorfila de Colibre, fué secretario, consejero y gran privado del rey Don Jaime 11 de Mallorca, á cuya isla pasó y estableció en ella el ilustre solar de su linage que se ha conservado hasta nuestros dias, usando por armas la flor de lis de los Orfilas y el monte de los Puig 2.

La línea de Pedro Orfila, señor del estado y mayorazgo de Tader, y de Eduarda Vernet, su esposa, siguió en Colibre hasta principios del siglo XV, en que las revueltas políticas y otras vicisitudes de aquellos tiempos , hicieron esperimentar quebrantos y menoscabos en su fortuna, llevando á los Orfilas del Languedoc al estremo de abandonar su patria y buscar refugio en paises estrangeros 3.

En esta ocasion es cuando los Orfilas, importando sus capitales en la isla de Menorca, fundaren en ella la casa de su nombre, que ya á principios del siglo XVI entraba en suerte para obtener los oficios de las municipalidades de Mahon y Mayor. De aquella casa salieron Juan Orfila, capitan dela gente de guerra de la parte forense, á quien en 1521 se encomendó la defensa de su distrito en caso de que aconteciese la invasion de moros que con fundamento se recelaba. El P. Mateo Orfila , bijo del convento de Jesus de Mahon, de la órden de Menores, por sus virtudes y sabiduría obtuvo los mas distinguidos cargos y las mas eminentes dignidades de su religion. Don Nicolás Orfila y Guardia, doctor en ambos derechos, auditor de Guerra de la real Gobernacion y superintendente de los tribunales y ayuntamientos de Menorca, fué varon de estraordinario talento, como lo prueban sus escritos, y murió en 20 de mayo de 1810.

1 Noticias sacadas de los escritos del sabio anticuario rosellonés Mr. Renard deSaint-Maló. 'Véase la historia y varones ilustres de esta esclarecida rama en el Nobiliario Mallorquín de Don Joaquín María Bover, pág. 295. 3 Renard de Saint-Maló.

T. ni. 55

Don Juan Orfila y Guardia, doctor en ambos derechos y en sagrada teología, fué sugeto de mucho saber y de ejemplar virtud, obteniendo una canongía de la catedral de Ciudadela '.

Del mérito, servicios y sabiduría del doctor Don Mateo Orfila y Rotger, médico de cámara de S. M. cristianísima, caballero oficial de la Legion de honor, comendador de número de la de Carlos III y condecorado con otras muchas cruces de distincion, autor de varias obras de su facultad, y varon eminente en todos conceptos, se ocupa en la actualidad la pluma de un amigo nuestro 2. Su hermano el M. I. Sr. D. Antonio Orfila y Rotger, comendador de número de la real y distinguida órden española de Carlos III, de la real americana de Isabel la Católica , intendente honorario de provincia y diputado á córtes por las Islas Baleares, es el actual representante de la casa de su linage establecida en Madrid. Son armas de este apellido un escudo de gules con una flor de lis de oro.

1470. Rotger. Familia hidalga de las Baleares, de la que se conocen casas antiquísimas é infanzonadas en Alcudia, Sineu, Alayor y Mercadal. De ellas han salido Antonio Rotger, jurado de la ciudad y reino de Mallorca en los años 1350 y 1363. El reverendo Simon, presbítero, doctor teólogo, varon sabio y virtuoso, murió en 1440, siendo canónigo de la catedral de Palma. Bartolomé Rotger, en 1458, fué síndico de Mallorca á la corte de Aragon, y alcanzó muchos privilegios á aquel reino. Antonio Rotger de Sineu, en 1473, obtuvo la dignidad política de gran conseller. Uno de esta familia en 1550 defendió su patria, la villa de Pollenza, peleando valerosamente con los moros que habían desembarcado en aquellas costas marítimas. Guillermo Rotger, presbítero, con el santo fin de evitar la profanacion de la iglesia de Scller, cuando en 1561 saquearon los turcos aquella villa , se puso á la puerta mayor con armas de fuego para impedir la entrada en ella; pero por su temerario arrojo fué vencido y gravemente herido. Martin Rotger de Pollenza, en 1595, fué miembro del grande y general consejo balear, dignidad que obtuvo tambien Don Buenaventura Rotger, de la misma villa, en el año 1705. Juan Rotger, hijo de la ilustre casa de su nombre en Alayor, fué capitan valerosísimo en el reinado de Felipe III. Don Juan Antonio Rotger, doctor teólogo en ambos derechos, varon docto y virtuoso, visitó los Santos Lugares de Jerusalen, y enriqueció la iglesia de la ciudad de Alcudia, su patria, con preciosas reliquias. Murió siendo canónigo de la catedral de Mallorca en 1659 , y le sucedió en la canongía su sobrino Don Bernardo Rolger. Don Juan Rotger fué uno de los gefes del regimiento creado en Mallorca en 1713 con el nombre de la Coronela, cuya oficialidad se componía toda de caballeros.

* Ramis, Varones ilustres de Menorca y sus adiciones.

• El sertor Bover, quien en su Diccionario critico de escri'ores matlorquines, pág. 247, publicó ya una estensa biografía del ilustre menorqm'n Don Mateo Orfila y Rotger.

Son armas de esta familia una cabeza de toro de plata, mirando á la derecha, en campo de gules '.

1471. Duarte. Se ha tratado ya de este apellido y armas en este mismo tomo, núm. 1449.

1472. Redondo. Por testimonio de Don Juan Francisco de Hita, rey de armas de la magestad de Felipe IV, consta que el primitivo solar de esta esclarecida familia estuvo en las montañas de Burgos, del que salieron héroes muy aventajados; y el célebre genealogista Don Juan Florez de Ocariz, asegura que la ciudad de Cáceres fué reedificada en 1588 por Don Francisco Redondo. Por lo que toca á tiempos mas recientes, cuenta esta egregia casa entre sus hijos mas ilustres á Don Nicolás Antonio Redondo Pelegrín Aedo, comendador de Puerto Llano en la órden militar de Calatrava, teniente general de los reales ejércitos y capitan general del reino de Valencia.

La tesera nobiliaria que los caballeros de este linage ostentaron en sus escudos y paveses son: Escudo de oro y un castillo, en cuya ventana asoma una dama, y dos leones de gules en la puerta, uno en cada lado, empinantes, en ademan de defender la entrada; bordura de gules y ocho veneras de plata.

1473. Roman. Afirman los genealogistas mas doctos y eruditos que los del linage de Roman dieron ilustre origen á los Lugos, Fajardos , Bahamondes, Gayosos, Montenegros y Viveros, y que descienden por línea recta varonil, jamás interrumpida, del conde Pero Roman, hijo de Don Fruela, hermano del rey Don Alonso el Casto, y pariente muy inmediato del conde de Trastamara Don Frojaz Bermuiz. Los sucesores del conde Pero Roman firmaron cartas y privilegios de los reyes Don Alonso V, Don Bermudo III y Don Fernando I, como aparece en las colecciones de fueros recientemente publicadas por la Real Academia de la Historia. Sancho Roman se halló en 1212, siendo rico-home del rey Don Alonso de Leon, de su consejo y su cazador mayor, en la memorable batalla dada á los moros en las Navas de Tolosa, donde se lució tambien su hijo primogénito Rui Froilaz Roman. A los caballeros de este linage se debió la conquista de las Islas Canarias, con cuyo motivo obtuvieron en ellas la alta dignidad de adelantados mayores, y la de otra isla que nombraron de Santa Marta por ser esta la patrona de Ortigueira, su patria. Del mérito y estraordinario saber y virtud del eminentísimo señor Don Eduardo Roman, cardenal presbítero de la santa romana iglesia, hacen merecidos elogios los autores eclesiásticos.

1 Bovcr, Nobiliario Mallorquín, p5g. 332.—Ramis, Varones ilustres de Menorca, página 195.

De Don Antonio Roman Rivera y Guzman, señor de Villalba de Adaja, de los feudos, mayorazgos, castillos, casa y estados de su familia en Lugo, que fué caballero profeso de la órden militar de Santiago, procede la rama de Castilla que fué heredada en tierra de Medina del Camp», y retiene la casa solariega de su linage en Lugo, y otras haciendas y prerogativas en su iglesia y ciudad.

Hacen igualmente los autores muy honorífica mencion de Pedro Roman, uno de los valientes guerreros del general Don Gonzalo Gimenez de Quesada. Del saber, virtudes y apostólico celo de Don Pedro Roman, que fué el octavo prelado que tuvo la catedral de Santa Fé, despues que se reedificó en 1605, habla con el elogio que se merece el autor de su vida y evangélicas tareas. Y para que se vea que los de este linage han brillado en todos los puntos de la monarquía, citaremos con la autoridad de Zurita al hijodalgo Pero Roman, uno de los esforzados capitanes que de las montañas de Burgos pasaron al servicio del rey Don Jaime I de Aragon, con quien se halló la víspera de San Andrés en la batalla del puerto del Muradal, siendo tanta su bizarría que el mismo soberano sobre el campo, despues de ganada la victoria, le concedió que añadiese una de las cuatro barras de aquel reino á los blasones de su escudo. Desde entonces, el que han usado en sus pendones, adargas y paveses los ilustres hijos de la casa de Roman son: Escudo de oro y un baston ó palo de gules, acompañado de cuatro flores de lis de azur; bordura de gules y ocho aspas de oro.

1474. Hernandez. La familia del patronímico Hernandez es originaria de los primitivos próceres y ricos-homes montañeses, siendo el tronco, del cual arrancaron todas la ramas de tan fecundo linage, el famoso Hernan el Ramo, señor de Cangas, como lo aseguran distinguidosgenealogistas, entre ellos Diego de Mendoza al fol. 790 de su Nobiliario. De Hernan el Ramo fué hijo Sancho I, que por el nombre de su padre se apellidó Hernandez, quien cimentando su casa solar é infanzona en el señorío de la Torre de Liébana, fué de los caballeros de mayor opulencia y representacion que florecieron en el reinado de Don Alfonso V de Leon por los años de 980; y de Doña Aldonza Alvarez, su esposa, tuvo á Don Alonso Hernandez, quien sirvió con grande aplauso y distincion al rey Don Sancho II por los años de 1068, hasta sacrificar su vida en el cerco de Zamora, dejando por émulo de sus hazañas un hijo de su mismo nombre, que murió peleando en la conquista de Toledo , causando su temprana muerte notable quebranto á Don Alonso VI, á quien habia servido en ambas espediciones militares, por cuyos méritos y por los indicios de valor que ostentaba Alvar Hernandez, su legítimo hijo, le honró dicho soberano con el cargo de capitan de infantería, en cuyo empleo acreditó leal y valeroso su distinguido origen, como igualmente en las conquistas de Madrid y Guadalajara, á que concurrió en el reinado de Don Alonso VII el Batallador: fué muy temido de los moros y respetado por su ilustre calidad, y entre otros favores que debió al cielo, fué el tener copiosa sucesion, la cual, estendiéndose por toda la monarquía, fundó varias casas solares que hasta nuestros dias resplandecen entre las mas nobles é hidalgas.

Rui Hernandez de Fuenmayor fué poderoso caballero, uno de losheróicos defensores de Baeza contra los moros y caudillo de los escuderos de dicha ciudad; donde murió peleando en 1417 su hijo Juan Hernandez de Cárdenas, originando su muerte interminables y sangrientos bandos.

Entre otros ilustres varones de este linage figura Rodrigo Hernandez, llamado el gran Justador, que pasó á Castilla con Carlos de Arellano, señor de los Cameros, y casó en la villa de Yanguas siendo de edad de veinte y tres años, y allí quedó avecindado, vendiendo los estados que poseia en Baeza: murió de ochenta años, habiendo servido á Don Juan II en la guerra contra Navarra, en la batalla de Olmedo y en las fronteras de Granada. Sus descendientes casaron en la villa de Agreda, donde tienen casa, mayorazgo y capilla con sepulcros adornados de estátuas y escudos de mármol. Juan Hernandez Diaz de Fuenmayor fué comendador de Albanica en la órden militar de Calatrava, del consejo del rey y cámara de Castilla: Argote de Molina le dedicó su primera parte de la Nobleza de Andalucía, y dice Garibay que fué varón insigne en historias y derechos.

Del solar de Yanguas salió Don Alonso Hernandez, hijo de Anton y de Constanza Lopez de Rio, su muger, colegial de San Bartolomé en Salamanca,

« AnteriorContinuar »