Imágenes de página
PDF

mayor de los Reyes Nuevos de Toledo; y en el año 1538 el papa Paulo 111 le exaltó á la dignidad de cardenal presbítero del título de San Juan y San Pablo. Don Juan Fernandez Manrique, marques de Aguilar y 5.° conde de Castañeda, que floreció tambien á mediados del siglo XVI, fué canciller mayor de Castilla, embajador en Roma por el emperador Carlos V, capitan general y virey de Cataluña, Cerdeña y Rosellon. En fin, temeríamos ser difusos y estendernos mas de lo que permiten los límites de esta obra, continuando la enumeracion de los innumerables varones eminentes que procurando corresponder con sus proezas, virtudes y nobles hazañas á su alto y preclaro nacimiento, han ensalzado y enaltecido la casa de Manrique de Lara, constituyéndola una de las primeras y principales de España *.

En cuanto á las armas de la casa de Lara y de su hija la de Manrique de Lara, todos los autores heráldicos les señalan dos calderas jaqueladas de oro y sable, con cabezas de serpientes en las asas; pero no todos están conformes ni en los esmaltes ni en el número de cabezas. Unos ponen ocho en cada asa, otros señalan siete, y algunos ponen menos: unos pintan el campo de piala, otros lo pintan de gules, y algunos añaden que las calderas han de ser labradas ó fajadas de oro y jaqueladas de este metal y de sable. Hemos cotejado estas diversas opiniones, y nos ha parecido que la mas admitida y mas general es la de dar á ambas líneas las dos calderas jaqueladas de oro y sable con siete cabezas de serpiente en cada asa, puestas en campo de plata para la casa de Lara, y en campo de gules para la línea de los Manriques de Lara 2.

1132. Narbona. En las fronteras del antiguo Rosellon estaba el vizcondado de Narbona, uno de los mas importantes del Mediodía de Francia, cuya capital era la antiquísima ciudad que ya en tiempo de los romanos dió su nombre á la provincia llamada Galia Narbonense, Gallia Narbonensis, y que todavia hoy conserva el nombre de Narbona. Y hemos visto ya que la casa de los vizcondes de Narbona recayó en la de Lara por el casamiento de Don Man1 Además de los varones ilustres de la casa de Lara espresados en estos dos últimos números y en algunos anteriores que tratan de casas con la misma emparentadas, se mencionarán otros muchos en el curso de la obra por este mismo motivo de sus entronques y alianzas, no solo con todas las principales casas de Espana, sino tambien con muchas de Francia é Italia.

'Queda ya indicado en varios pasages de esta obra que las calderas en heráldica designan riqueza, poder, opul iicia, abundancia; circunstancias ó cualidades cuyo conjunto se designo con la espresiva palabra de rica-hombria, ricos-hombres, hombres ricos, capaces de mantener mucha gente de guerra, que era lo que mas importaba en aquellos tiempos de trastornos y disturbios intestinos y de guerras y batallas contra los sarracenos. Los jaqueles simbolizan las batallas, y en los linages que los ostentan en sus armas , recuerdan que han sido fecundos en esforzados y valerosos capitanes. Las serpientes simbolizan el esfuerzo bélico y sus principales cualidades de arrojo, prudencia, perspicacia , fortaleza, serenidad, etc.

rique de Lara con Ermcsenda, vizcondesa de Narbona, como hija única y sucesora del vizconde Aimerico III '.

Las armas que ostentaron los vizcondes de Narbona son: Escudo de gules sin blasones 2.

Damos fin á este artículo citando algunos versos en apoyo de lo arriba espresado sobre las armas de Lara y sus diferencias:

Las dos calderas labradas
De oro y negro en argen,
Son de los Laius llamados,
De sangre real adornados,
Y de la imperial tambien.
(Gracia-Dei, que floreció en tiempo de los Reyes Católicos, en su obra Vergel de Nobles.)

En Campo Colorado dos calderas
Que traen por asas diez y seis serpientes,
Son las divisas y armas verdaderas
De los Manriques, muy famosas gentes.
Que de Ferjian Gonzalez á estas eras
Vienen de unos en otros descendientes.
Por mil hechos de esfuerzo y gentileza,
Doblando unos y otros su nobleza.
(Luis Zapata en su obra intitulada Carlos famoso.)

De la agradable sucesion de Lara
Son Sobre Plata aquellas dos calderas,
Labradas de oro y negro, empresa rara ,
De Roma á las edades venideras.
Los Manriques pondrán sangre preclara
Por la de un rey Alfonso en sus banderas,
Rico timbre, y en él al dividillo,
Sierpes, calderas, águila y castillo.
(Balbuena en su Bernardo del Carpio, lib. 19, iníui. 168.)

El muy alto Don García, De Lara solar de infantes, En su apellido alemano, Insignia y casa real, Manrique ya castellano, Son por via material

De real genealogía, Los Manriques triunfantes.

Armas reales tenia, Ricos-hombres semejantes

Con las calderas en piezas, Del imperio sucesores,

Sierpes de Siete cabezas Insignia de emperadores.

Que de Lara han nombradia. Con sus sierpes divisantes. (Trasmiera en el Tratado Raimundino de loslinagesde Salamanca.)

1 Apuntes genealógicos de la casa de Lara, núm. IX. 1 Casa de Lara, tom. 1, lib. 3, cap. 1, pág. 109.

1133. Navarra. ^La etimología de este blason real se contiene en una oracion latina 1 hecha en Roma el año de 1560, por el sapientísimo Antonio Mureto, escritor romano, al papa Pio IV, dándole el parabien de su eleccion á la silla Pontificia en nombre de los reyes de Navarra 2. Describe el celo y esfuerzo que tuvieron nuestros príncipes en defender y propagar la república cristiana. Y tratando del rey Don Sancho el Fuerte y de la jornada que hizo á las Navas de Tolosa, del condado de Santistéban , en la ilustre Andalucía, á ausiliar al rey Don Alonso de Castilla contra los sarracenos, dice traducido á romance:»

«Eran los enemigos infieles en tanto número, que regian aquel ejército «treinta reyes moros, siendo general de todos Miramamolin Esmeragdo, «emperador; á cuya opugnacion llevó el rey Don Sancho de Navarra gente de «su reino, muy señalada en esfuerzo y nobleza, precediendo una promesa al «cielo en el rey de pelear con el enemigo hasta vencerle ó morir por la fé de «Cristo. Y bien se conoció el celo de su promesa, cuando peleando en la «frente de sus tropas, fué el primero que arrestado 3 y valeroso entró rompien«doel palenque de cadenas que cercaban su levantado trono, de donde divi«saba la batalla Miramamolin Esmeragdo, á quien quitó la vida de su propia «mano. Viendo la valentía ejecutada los reyes de Castilla y Aragon, y que «Don Sancho con su gente habia dado fin á la batalla, le daban alegres para«bienes; y se tenia por dichoso el que tocaba la ropa al rey Don Sancho; y los «que no alcanzaban su cercanía, le veneraban de lejos. Que fué causa de que «la aclamacion de todos le ofreciese los despojos mas preciosos de los vencidos, «pidiéndole con encarecidos ruegos los tomase. A lo cual el rey, con rostro «alegre, respondió así: No me sacó de mi reino ni obligó á ser el primero en «romper al enemigo encerrado entre cadenas la codicia de sus bárbaras rique«zas; sí la piedad cristiana y el celo de libertar á esta hermosa provincia del «yugo tirano de estos crueles enemigos del nombre cristiano. La virtud del «cielo y vuestro esfuerzo me ha dado, oh valerosos soldados, lo que tanto de«seaba. Dénse los mas ricos despojos, tapicería, piedras y alhajas preciosas «de los vencidos á los templos y lugares sagrados para culto de Dios y perpé«tua memoria de los venideros. Dénse las demás riquezas de oro, plata, armas «y caballos á los soldados, segun el mérito de cada uno; que pues gastan la «fortaleza de su juventud en los riesgos y trabajos de la guerra, bien merodeen premio y descanso en su vejez. Yo les doy lo que me toca, salvo estas «cadenas, que viéndolo y ayudándome vosotros, yo fui el primero que las «entré y rompí. Tambien hago eleccion de la esmeualda que con mi espada «derribé de su trono y quité la vida. En esto señaló las cadenas del palenque «y al emperador Esmeragdo bañado en sangre ; las cuales estimó en tanto, «que las tomó por armas, de metat de oro en campo rojo puestas en cua«dro' y una esmeralda verde en medio significando el escuadron y asiento «que el emperador sarraceno tenia puesto en medio del encadenado 2

1 Es decir, en un discurso ó peroracion.

1 Será sin duda de los reyes de Espana en cuanto lo son tambien de Navarra desde los Reyes Católicos, quienes con anuencia del Sumo Pontífice conquistaron aquel reino por ser cismáticos sus reyes, y lo unieron á la corona de Castilla.

* Arrestado por resuelto, decidido, intrépido, arrojado, etc.

En el pasage que antecede, están claramente descritas las armas del reino de Navarra; pero indudablemente para diferenciarlas en algo de estas, señala Salazar por armas las cadenas de su color, en vez de oro, y sin esmeralda, á la infanta Doña Sancha , hija del rey de Navarra Don García Ramirez, la cual hácia el año 1170 casó con el conde Don Pedro Manrique de Lara, vizconde hereditario de Narbona 3.

1134. Moneada. Proponiéndonos tratar mas adelante de esta casa con alguna estension, como lo hemos hecho de la de Lara, nos limitamos á consignar aquí el parentesco de ambas casas por el casamiento de Aimerico, vizconde de Narbona, hijo primogénito del conde Don Pedro Manrique de Lara 4 con Doña Guillemeta de Moneada, hija de Don Ramon de Moneada, señor de Tortosa, gran senescal de Cataluña s, y nieta de Don Guillen Ramon Dapifer de Moneada, gran senescal de Cataluña, señor de Vique, Tortosa, Mallorca, Menorca é Ibiza. Las armas de esta línea de la gran casa de Moneada son: Escudo de gules y ocho roeles de oro 6.

1135. jllontinorcucy. Antiquísima y muy poderosa casa de Francia , que colocamos aquí por su parentesco con nuestra casa de Lara, contraido por el casamiento en segundas nupcias de Aimerico, vizconde de Narbona , espresado en el número anterior, con Doña Margarita de Marly, hija de Mateo de Montmorency, señor de Marly, Verneuil y y Montreuil Bonnin. Las armas de esta línea de la casa de Montmorency son: Escudo de oro cuartelado por una cruz llana de gules, acompañada de cuatro aleriones de azur '.

1 Comunmente se ponen á la vez en cuadro, en cruz y en aspa.

* Elorza y Rada, Nobiliario del valle de la Valdorba, págs. 282 y siguientes.—Véase otra descripcion de la memorable batalla de las Navas en el tomo 1.° de esta obra, nota 5.a de la página 118.

* Casa de Lara, tom. 1, lib. 3, cap. 3, págs. 135 y 154.

* Número X de los apuntes genealógicos de la casa de Lara, pág. 15.

4 La senescalía era la primera dignidad de Cataluna despues del soberano, muy parecida á la de condestable de Castilla. En nuestros días no hay ninguna que sea equivalente ó que tenga con ellas analogía.

* Casa de Lara, tom. 1, lib. 3, cap. 4, págs, 157 y 164.

1156. Auduce. Casa muy antigua y calificada de Francia, emparentada con la de Lara por el casamiento de Amalarico, vizconde de Narbona, nieto del conde Don Pedro Manrique de Lara, con Felipa de Anduce, hija de Pedro de Bermond, señor de Anduce, Alez, Saulve y Somieres. Sus armas son: Escudo de gules y tres luceros de oro 2.

1157. Fox. La célebre casa de los condes de Fox emparentó con la de Lara por el casamiento de Aimerico, vizconde de Narbona, biznieto del conde Don Pedro Manrique de Lara, con Sibila de Fox, hija de Roger Bernardo, conde de Fox y vizconde de Castelbó. Sus armas son: Escudo de oro y tres palos ó bastones de gules 3.

1158. Isla-Jordan. La casa de Lara emparentó con la de la IslaJordan por el casamiento de Amalarico, vizconde de Narbona, capitan general de Florencia, tercer nieto del conde Don Pedro Manrique de Lara, con Juana de la Isla, hija de Jordan IV, señor de la Isla-Jordan, que por los años de 1262 fué virey de Nápoles. Sus armas son: Escudo de gules y una cruz paté de oro *.

1159. Poitiers. Aimerico VII, vizconde de Narbona, descendiente por línea paterna del conde Don Pedro Manrique de Lara, tantas veces espresado en los números anteriores, casó con Catalina de Poitiers , descendiente tambien por línea paterna de los esclarecidos y poderosos condes de Potiers, en Francia. Las armas de este antiguo condado son: Escudo de azur y seis roeles de plata; el gefe de oro s.

1140. Suilly. Para dar una idea de la grandeza y esplendor de la casa de Suilly, basta citarlos principales deudos y ascendientes de Beatriz de Suilly, con quien casó Aimerico VIII, vizconde de Narbona, almirante de Francia, descendiente por varonía del conde Don Pedro Manrique de Lara. «Fué Beatriz de Suilly, dice Salazar, no solo esclarecida por la calidad de hablarse prima hermana de las reinas de Castilla y Francia; de Jaques, rey de «Chipre ; de Wenceslao , duque de Brabante y de Luxemburg; de las condensas de Saboya y de Beaumont-Ie-Roger; de Luis II, duque de Borbon, y otros

1 Casa de Lara, como en la nota anterior.

* Casa de Lara, tom. 1, lib. 3, cap. 5, págs. 166 y 169.

* Casa de Lara, tom. 1, lib. 3, cap. 6, págs. 173 y 175. 4 Casa de Lara, tom. 1, lib. 3, cap. 9, págs. 194 y 195.

* Eschavannes, Armorial Universel, tom. 2, pág. 338.—Casa de Lara, tom. 1, lib. 3, capítulo 10, pigs. 198 y 199.

T. m. A

« AnteriorContinuar »