Historia de la conquista del reino de Navarra por el duque de Alba, general del ejército del rey Fernando el Católico, en el año de 1512

Portada
Longás y Ripa, 1843 - 357 páginas
 

Comentarios de usuarios - Escribir una reseña

No hemos encontrado ninguna reseña en los sitios habituales.

Páginas seleccionadas

Índice

Otras ediciones - Ver todo

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 127 - ... priesa , y Rui Diaz peleando con los enemigos se comenzó á retraer hácia sus infantes. Avisado Lope Sanchez desto , salió luego á socorrer á Rui Diaz con su gente y halló en mucho aprieto á Rui Diaz y su gente porque tres albaneses lo tenian en medio trabajando en prendelle , y el uno le tenia tomada la espada con la mano, que nunca se la pudo sacar , y otro le daba con una cimitarra sobre un capacete , y nunca lo pudo pasar. Y como llegó Lope Sanchez , conoció á Rui Díaz un escudero...
Página 75 - ... les tornó á requerir, que no quisiesen locamente perderse y que á su obediencia viniesen. Queria el Duque atraer assi estos pueblos, que de su natural son feroces, mas por prudencia, y seso, que por armas, lo cual todo capitan debe hacer, porque, cuánto sean mejores las conquistas acabadas por prudencia que por fortaleza...
Página 73 - Duque, dada licencia á los caballeros que á reposar fuesen, él en una cámara, con ciertos cibdadanos, estubo hablando largamente, informándose del estado del Reino y donde se creia que el Rey estaba, pues en tan fortísima cibdad no habia esperado; los cuales le respondieron que el Reino no baria otra cosa que lo que Pamplona ; porque ella era cabeza del Reino , y que de su lealtad podia usar sin temor ninguno ; y que el Rey creian que estaba en Lumbiarr (1), lugar de su natural fuerte. Allí...
Página 184 - ... y con vanos pensamientos despues contendieron , porque Musiur de la Paliza decia que la cibdad habia de ser metida á saco , y los moradores della á cuchillo: como al Rey le dolia su cibdad, contradecia esto. Musiur de la Paliza decia que no se podia hacer otra cosa pues el saco estaba prometido á los alemanes porque fuesen los primeros de la batalla : el Rey decia que destruida Pamplona, no tenia reino. Musiur de la Paliza con largas palabras dijo que le daria otra tanta tierra en Aragon....
Página 85 - Guiana , por dejar seguro todo lo que de»tras de mi quedáre, os ruego, y encargo , que » jureis por vuestro rey y señor natural al Rey nues»tro Señor, y de le ser leales vasallos: esto ha» riendo, de mas de facer lo que sois obligados, »hareis á Su Alteza servicio, y él guardaros ha »vuestras costumbres, buenos fueros y privilegios, »asi como yo vos lo he jurado. E, demas de las »mercedes particulares...
Página 31 - No quiero tratar si esto fué verdad , si invencion en odio de nuestra nacion : solo advierto que la malicia de los hombres acostumbra á las virtudes verdaderas poner nombre de los vicios que le son semejables, como tambien al contrario engañan y son alabados los vicios que semejan á las virtudes ; ademas que se acomodaba al tiempo , al lenguage, al trato y mañas que entonces se usaban.
Página 86 - Rey, pasó con ellos muchas razones, y les probó, con testos, cómo podian de derecho jurar al rey de España por su rey natural, trayéndoles á la memoria como el rey D. Juan de Aragon...
Página 85 - vosotros gozaréis de tiempo seguro y sentirán vuestros patrimonios su justicia y liberalidad» — , y así sucedió. Las elites portuguesas apreciaron las ventajas que podía reportar la incorporación a la Monarquía de España para la defensa y la mejora del negocio colonial; de hecho, la rebelión de 1640 siguió al fracaso de la Armada de Felipe IV en la defensa de Brasil frente a los holandeses.
Página 104 - ... ayudando con palancas á los carros, reprimían la tornada: con estas ayudas un estadio, ó dos, en todo el dia caminaban. A la fin el capitan Diego de Vera, hombre de gran solicitud , con la necesidad , nuevos remedios falló cuidando de sobir lo mas áspero de los Alpes (2). Visto que ni bestias ni hombres podian la pesadumbre de los tiros sobir, hizo atár á IOÉÍ grandes árboles, de que las sierras eran cubiertas, gruesas maromas, y aquellas, en los carros trabando...
Página 215 - Magno fué vencido y desbaratado, con muerte de sus doze pares. Dezia el rey nuestro don Alonzo el Casto, ques mas gloria es de conservar lo adquirido, que ganar grandes tierras, aquellas no podiendo sostener. Y porque a los virtuosos, mostrandoles el peligro, mas les crece el esfuerzo, os hago saber, que estais sentenciados por los Franceses á perder las vidas sin ninguna merced.

Información bibliográfica