Colección de poetas españoles, Volumen 11

Portada
Impr. Real, 1792
 

Comentarios de usuarios - Escribir una reseña

No hemos encontrado ninguna reseña en los sitios habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todo

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 155 - Una perdiz con plumas Quiso tragarse, y no dejaba cosa Que no la deshiciese Por alta que estuviese: Trepaba la lustrosa Reluciente espetera, Derribando sartenes y asadores : Y con estas demencias y furores En una de fregar cayó caldera, (Trasposicion se llama esta figura) De agua acabada de quitar del fuego, De que salió pelado.
Página 55 - Picó atrevido un átomo -viviente Los blancos pechos de Leonor hermosa ; Granate en perlas, arador en rosa, Breve lunar del invisible diente. Ella dos puntas de marfil luciente Con súbita inquietud bañó quejosa , Y torciendo su vida bulliciosa , En un castigo dos venganzas siente. Al espirar la pulga, dijo ¡ ay triste! ¿ Por tan pequeño mal dolor tan fuerte...
Página 106 - Estaba sobre un alto caballete De un tejado sentada La bella Zapaquilda al fresco viento. Lamiéndose la cola y el copete...
Página 119 - Atys en fruta que produce el pino Entre menuda rama En la falda del alto Guadarrama, Por donde van al bosque de Segovia; Y luego en fe de que ha de ser su novia, Dos cintas que le sirvan de arracadas, Gala que solo á gatas regaladas, Cuando pequeñas, las mugeres ponen, Que de rosas de nácar las componen. Tomó luego el papel y con sereno Rostro , apartando el queso y el relleno.
Página 110 - La blanca ó negra lana, Que alguna vez la lana ha de ser negra; Y hasta que el sol en arco verde alegra Los campos que reduce á sus colores, No vuelven á los prados ni á las flores. Así los gatos iban alterados Por corredores , puertas y terrados, Con trágicos...
Página 192 - Cicerón hablaba : ,,Generosos amigos, -De mis afrentas y dolor testigos, La honra que los ánimos produce A tan ilustre empresa me conduce: Esta sola me anima: Quien no sabe que es honra, no la estima. Miente el que dijo y miente el que lo estampa, Que un bel fuggir tutta la vita «campa.
Página 164 - Sentóse al un mirlándose de hocico, Y prosiguió la fiesta de la danza Contra la posesión de la esperanza. ¡Mas quién dijera que saliera incierta! Marramaquiz entrando por la puerta Vencido de un frenético erotismo, Enfermedad de amor, ó el amor mismo. Suspenso y como atónito el senado De ver de acero y de furor armado Un gato en una boda Donde es propia la gala y no el acero, Alborotóse todo : Y Zapaquilda viéndole tan...
Página 193 - Alejandro el primero, El segundo fué Pirro, y yo el tercero: Si entónces yo viviera, Cuarto lugar me diera. Al arma, acometed, yo voy delante, Y el no tener escalas no os espante ; Que no son necesarias las escalas, Si en vuestra ligereza teneis alas.
Página 95 - A fuerza de los fieros Dardos y chuzos de la gente armada Que por la puente le estorbó la entrada: Un soto lleno de verdura y caza, Donde prueban los toros de la plaza, Cubre la orilla amena De chopos , sauces , lirios y verbena.
Página 154 - Vino á su casa con tristeza tanta Que se metió debajo de una manta, Y luego provocado á mayor furia De una carrera se subió al tejado. Así desnudo Orlando, provocado De no menor injuria, Cuando leyó los rótulos del moro Que decían: ,,Amor, que sin decoro En la buena fortuna te gobiernas, Aquí gozó deAngélicaMedoro.

Información bibliográfica