El icono de Cristo: Una introducción teológica

Portada
Encuentro, 30 mar. 1999 - 245 páginas
Pocas son las investigaciones sobre aquello donde principalmente se apoya el arte del icono: la doctrina cristiana de la encarnación de Dios. Dios ha tomado un rostro humano y dicho rostro es el lugar privilegiado de su revelación. Sobre esta convicción se funda el arte de los iconos, no sólo en su temática, sino también en su técnica específica e inconfundible, que sólo pretende expresar este misterio. La fascinación que todavía hoy despierta el arte de los iconos deriva seguramente de este hecho. El presente volumeno no es un libro más sobre iconos. No al menos como estudio histórico-artístico. El tema de la obra son los fundamentos sin los cuales ni existirían los iconos ni se podría entender el sentido de los mismos: los fundamentos teológicos, con mayor precisión, los cristológicos.
 

Comentarios de usuarios - Escribir una reseña

Reseña de usuario - Marcar como inadecuado

Página 59 en adelante, respuesta sobre petición de ícono de Cristo ¿a cuál te refieres, al divino o al humano?

Índice

ABREVIATURAS
10
Capítulo
17
En camino hacia una nueva concepción de la persona
26
El actuar del Hijo como imagen del Padre
40
LOS FUNDAMENTOS CRISTOLÓGICOS DEL ICONO
49
Eusebio de Cesarea
59
Cirilo de Alejandría t 444
76
Máximo el Confesor 580662
92
Capítulo
137
La cristología de los iconoclastas
154
Capítulo
162
El segundo Concilio de Nicea 787
176
El florecimiento de la teología de los iconos
182
CONCLUSIÓN
208
NOTAS
225
Página de créditos

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 17 - el que me ve a mí, ve al Padre» (Jn 14,9). El Hijo nos hace visible al Padre, pues «a Dios nadie lo vio jamás; el Hijo único, que está en el seno del Padre, nos lo ha dado a conocer

Información bibliográfica