Altspanisches Lesebuch: mit Grammatik und Glossar

Portada
F. A. Brockhaus, 1890 - 192 páginas
 

Comentarios de usuarios - Escribir una reseña

No hemos encontrado ninguna reseña en los sitios habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todo

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 66 - Don Alfonso por la gracia de Dios, Rey de Castilla, de Toledo, de Leon, de Galicia, de Sevilla, de Córdoba, de Murcia, de Jaen, del...
Página 108 - La su yantar comida, el manjar acabado, convidó el de la villa al mur de Monferrado, que el martes quisiese ir ver el su mercado, e como él fue suyo, fuese él su convidado.
Página 72 - Si los mios fijos son mis enemigos, non será ende mal que yo tome á los mis enemigos por fijos: enemigos en la ley, mas...
Página 70 - ... primera es que punan que los de su señorío sean siempre nescios et medrosos, porque cuando átales fuesen non osaríen levantarse contra ellos, nin contrastar sus voluntades...
Página 121 - Desnude su capa, comience á sotar; Non es ya tiempo de perdones dar, Nin de celebrar en grande aparato, Que yo le daré en breue mal rrato: Danzad, padre santo, syn mas de-tardar.
Página 73 - con el vuestro señor y amigo mio , que sobre la mia »corona mas averada que yo he, y piedras ricas que » ende son , me preste lo que él por bien tuviere...
Página 70 - ... tal desacuerdo vivieren non osarán facer ninguna fabla contra él, por miedo que non guardarien entre si fe nin poridat; la tercera razón es que punan de los facer pobres, et de meterlos en tan grandes fechos que los nunca puedan acabar, porque siempre hayan que veer tanto en su mal que nunca les venga a corazón de cuidar facer tal cosa que sea contra su señorío.
Página 3 - Raquel e Vidas, amos me dat las manos, "que non me descubrades a moros nin a cristianos; "por siempre vos faré ricos, que non seades menguados. "El Campeador por las parias...
Página 121 - E por los palagios daré por medida Sepulcros escuros de dentro fedientes, E por los manjares gusanos rroyentes Que coman de dentro su carne podrida.
Página 7 - Tú que a todos guías, val a mió Cid el Campeador.» Llamavan a la puerta, i sopieron el mandado ; Dios, qué alegre fo el abbat don Sancho! Con lumbres e con candelas al corral dieron salto, con tan grant gozo reciben al que en buen ora nasco. «Gradéscolo a Dios, mió Cid», dixo el abbat don Sancho ; «pues que aquí vos veo, prendet de mí ospedado.

Información bibliográfica