Historia general del Perú: ó, Commentarios reales de los Incas, Volumen 3

Portada
 

Comentarios de usuarios - Escribir una reseña

Reseña de usuario - Marcar como inadecuado

Historia antigua sobre la cultura Chincha, usar para contextualizar

Otras ediciones - Ver todo

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 5 - Sacadas las acequias allanaban los campos y los ponían de cuadrado para que gozasen bien del riego ; en los cerros y laderas que eran de buena tierra, hacían andenes para allanarlas, como hoy se ven en el Cozco y en todo el Perú. Para hacer estos andenes, echaban tres muros de cantería fuerte, uno por delante y dos por los lados, algo pendientes adentro, como son todas las paredes que labran, para que puedan sufrir el peso de la tierra que les arriman hasta emparejar con lo alto de las paredes....
Página 235 - Comía con grandísimo aparato y bullicio de gente; todo el servicio de su casa, mesa y cocina era de oro y de plata, y cuando menos de plata y cobre, por más recio. Tenía en su recámara estatuas huecas de oro, que...
Página 279 - Y de esta manera guardaban la memoria de sus historias. Empero, como la experiencia lo muestra, todos eran remedios perecederos. Porque las letras son las que perpetúan los hechos, mas como aquellos Incas no las alcanzaron valiéronse de lo que pudieron inventar. Y como si los nudos fueran letras eligieron historiadores y contadores (que llamaron quipucamayu, que es "el que tiene cargo de los nudos...
Página 21 - Incas había tanta vigilancia en guardar aquellas aves, que al tiempo de la cría a nadie era lícito entrar en las islas, so pena de la vida; porque no las asombrasen y echasen de sus nidos. Tampoco era lícito matarlas en ningún tiempo, dentro ni fuera de las islas, so la misma pena.
Página 224 - La ropa de la cama toda era de mantas y frezadas de lana de vicuña, que es tan fina y tan regalada, que. entre otras cosas preciadas de aquellas tierras, se las han traído para la cama del rey don Felipe u.
Página 4 - ... aumentarlas todo lo que les era posible; y porque por ser debajo de la tórrida zona tienen necesidad de riego, se lo daban con gran curiosidad, y no sembraban grano de maíz sin agua de riego. También abrían acequias para regar las dehesas cuando el otoño detenía sus aguas: que también quisieron asegurar los pastos como los sembrados, porque tuvieron infinito ganado. Estas acequias para las dehesas, se perdieron luego que los españoles entraron en la tierra, pero viven hoy los rastros...
Página 81 - De aquí también nació que aquellos reyes del Perú por haber sido tales, fuesen tan amados y queridos de sus vasallos, que hoy los indios con ser ya cristianos no pueden olvidarlos; antes en sus trabajos y necesidades, con llantos y gemidos, a voces y alaridos los llaman uno a uno por sus nombres; porque no se lee que ninguno de los reyes antiguos de Asia, África y Europa haya sido para sus naturales vasallos tan cuidadoso, tan apacible, tan provechoso, franco y liberal como lo fueron los reyes...
Página 267 - El que venía con el mensaje daba voces llegando a la vista de la choza, para que se apercibiese el que había de ir, como hace el correo en tocar su bocina, para que le tengan ensillada la posta, y en llegando donde le podían...
Página 94 - Las minas de oro y plata antiguas, o halladas de nuevo, concedía a los curacas ya sus parientes y vasallos que tomasen lo que bien les estuviese, no para tesoros que antes los menospreciaron, sino para adornar los vestidos y arreos con que celebraban sus fiestas principales, y para algunos vasos en que bebiese el cacique...
Página 129 - ... de todo, y habiendo él hecho el cielo, y el sol, y el mundo, y los hombres, y estando todo debajo de su poder no le daban la obediencia debida, antes hacían veneración igual al sol. y al trueno, ya la tierra...

Información bibliográfica