Vida literaria de Dn. Joaquin Lorenzo Villanueva: o, Memoria de sus escritos y de sus opiniones eclestiasticas y politicas, y de algunos sucesos notables de su tiempo. Con un apendice de documentos relativos a la historia del Concilio de Trento, Volumen 1

Portada
 

Comentarios de usuarios - Escribir una reseña

No hemos encontrado ninguna reseña en los sitios habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todo

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 165 - Se ha sentado ya el principio de que la soberanía reside esencialmente en la nación, y por lo mismo le pertenece exclusivamente el derecho de hacer sus leyes fundamentales. Principio incontestable, y recibido ''como tal entre los axiomas del derecho
Página 325 - mandamos esté y persevere por tanto tiempo, cuanto á nos bien visto fuere, para que en él diga la verdad de lo que está testificado y acusado con protestación que le hacemos, que si en el dicho tormento muriese, ó fuese lisiado, ó se siguiese
Página 158 - Acaso no pasará mucho tiempo sin que la Francia y la Europa entera reconozcan que la misma nación que sabe sostener con tanto valor y constancia la causa de su rey y de su libertad . . . tiene también bastante
Página 31 - las calumnias divulgadas contra los individuos de la Junta Central, y se da razón de la conducta y opiniones del autor desde que recobró su libertad. Coruña. 1811.
Página 165 - esperando en cobarde neutralidad que el dedo horrible de la guerra les indique el partido mas conveniente á su interés; pero otros tan viles como los primeros, y mas crueles y dañosos que los segundos, frustrando todos tus generosos esfuerzos, y persiguiendo á todos los hombres virtuosos, que con
Página 360 - Lo que sobre • todo estrañaban era que los hijos pagasen por los delitos de los padres: que no se supiese ni manifestase el que acusaba: ni se confrontasen con el reo, ni hubiese publicación de testigos; todo
Página 362 - de los judios, y sin ellos muchos caballeros y gente principal, publicando que aquel modo de proceder era contra las libertades del reyno: porque por este delito se les confiscaban los bienes, y no se les daban los nombres de los testigos que deponían contra los reos:
Página 166 - y de las asechanzas de esta infame secta. Ningún gobierno se libró, ninguno se librará de ellos. Calumniaron á las juntas provinciales, porque en ellas apareció la aurora, y de ellas salieron los primeros rayos de tu libertad. Calumniaron á la junta central, porque á medida que crecían tus peligros, crecian también su constancia y su
Página 118 - en Madrid año de 1329, pet. 67. Don Enrique III. en Madrid año de 1393. Don Juan II. en Valladolid por pragmática de 13 de Junio de 1420: y don Carlos I. en las cortes de Madrid de 1523, pet. 42. Sobre que no se repartan pechos ni tributos nuevos en estos

Información bibliográfica