Alzamiento popular de 1854, que comprendo desde la cuestion de ferro-carriles hasta la entrada del duque de la Victoria en Madrid, y disposiciones posteriores

Portada
Estab. tipog. de Mallado, 1854 - 153 páginas
 

Comentarios de usuarios - Escribir una reseña

No hemos encontrado ninguna reseña en los sitios habituales.

Páginas seleccionadas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 46 - Nosotros queremos la conservación del trono, pero sin camarilla que lo deshonre; queremos la práctica rigurosa de las leyes fundamentales, mejorándolas, sobre todo la electoral y la de imprenta; queremos la rebaja de los impuestos, fundada en una estricta economía; queremos que se respeten en los empleos militares y civiles la antigüedad y los merecimientos; queremos arrancar los pueblos a la centralización que los devora, dándoles la independencia local necesaria para que conserven y aumenten...
Página 45 - ... disfrutará los beneficios del régimen representativo , por el cual ha derramado hasta ahora tanta sangre inútil y ha soportado tan costosos sacrificios.
Página 118 - Pobre e infortunado pueblo ! no sueltes las armas hasta que no se te garantice una reforma completa y radical en el sistema tributario, y sobre todo en el modo de exigir la contribución de sangre, negro borrón de la civilización moderna, que no puede tardar en desaparecer de la superficie de la tierra.
Página 119 - No puedes manifestar tu opinión por escrito, como ellos, porque no tienes seis mil duros para depositar en el banco de San Fernando ; no puedes elegir los concejales ni los diputados de tu patria, porque no disfrutas, como ellos, de renta, ni pagas una...
Página 127 - Que nada turbe en lo sucesivo la armonía que deseo conservar con mi pueblo. Yo estoy dispuesta á hacer todo género de sacrificios para el bien general del país, y deseo que...
Página 127 - Una nueva era , fundada en la unión del pueblo con el monarca , hará desaparecer hasta la más leve sombra de los tristes acontecimientos que yo la primera deseo borrar de nuestros anales. Deploro en lo más profundo de mi alma las desgracias ocurridas , y procuraré hacerlas olvidar con incansable solicitud. Me entrego confiadamente y sin reserva á la lealtad nacional. Los sentimientos de los valientes son siempre sublimes.
Página 45 - Españoles: La entusiasta acogida que va encontrando en los pueblos el ejército liberal; el esfuerzo de los soldados que le componen , tan heroicamente mostrado en los campos de Vicálvaro; el aplauso con que en todas partes ha sido recibida la noticia de nuestro patriótico alzamiento, aseguran desde ahora el triunfo de la libertad y de las leyes que hemos jurado defender.
Página 128 - El decoro de este es vuestro decoro, españoles : mi dignidad de reina, de mujer y de madre es la dignidad misma de la nación que hizo un dia mi nombre símbolo de la libertad. No temo pues confiarme á vosotros: no temo poner en vuestras manos mi persona y la de mi hija : no temo colocar mi suerte bajo la...
Página 118 - Este triunfo lo debes a tus propias fuerzas, a tu patriotismo, a tu arrojo, a ese valor con que desde tus frágiles barricadas has envuelto en un torbellino de fuego las bayonetas, los caballos y los cañones de tus enemigos. Helos allí rotos, avergonzados, encerrados en sus castillos, temiendo justamente que te vengues de su perfidia, de sus traiciones, de su infame alevosía. Tuyo es el triunfo, Pueblo, y tuyos han de ser los frutos de esa revolución, ante la cual quedan obscurecidas las glorias...
Página 63 - Aparte VM de su lado á ese procaz ministro, que procura ofuscarla persuadiéndola de que tiene enemigos que conspiran contra su persona, contra su trono y dinastía. El quiere por este medio amalgamar su suerte con la de VM, para que si no puede salvarse juntamente con VM, se pierda al menos VM á la par con él mismo.

Información bibliográfica