Historia del reinado de Carlos III en España, Volumen 4

Portada
Matute y Compagni, 1856 - 559 páginas
 

Comentarios de usuarios - Escribir una reseña

No hemos encontrado ninguna reseña en los sitios habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todo

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 340 - Iriarte cuenta bien, pero Samaniego pinta: el uno es ingenioso y discreto, el otro gracioso y natural. Las sales y los idiotismos que uno y otro esparcen en su obra son igualmente oportunos y castizos : pero el uno los busca, el otro los encuentra sin buscarlos, y parece que los produce por sí mismo...
Página 365 - Bien sé que el verdadero honor es el que resulta del ejercicio de la virtud y del cumplimiento de los propios deberes.
Página 369 - Pedro..., en una palabra, cuantos han visto mis saínetes, reducidos al corto espacio de veinticinco minutos de representación..., digan si son copias o no de lo que ven sus ojos y de lo que oyen sus oídos; si los planes están arreglados al terreno que pisan, y si los cuadros no representan la historia de nuestro siglo... Yo escribo, y la verdad me dicta».
Página 431 - La Falsa Filosofía, o el Ateísmo, Deísmo, Materialismo, y demás nuevas sectas, convencidas de crimen de estado contra los Soberanos y sus Regalías, contra los Magistrados y Potestades legítimas.
Página 207 - Con la primera de éstas he cultivado mucho la unión y amistad, y conviene absolutamente seguir siempre el mismo sistema. Mientras Portugal no se incorpore á los dominios de España por los derechos de sucesión, conviene que la política le procure unir por los vínculos de la amistad y del parentesco. He dicho en otra parte que las condescendencias con las potencias pequeñas no traen las consecuencias, sujeciones y peligros que con las grandes.
Página 435 - Estado de la astronomía en Europa y juicio de los fundamentos sobre que se erigieron los sistemas del mundo para que sirva de guía al método en que debe recibirlos la nación sin riesgo de su opinión y de su religiosidad.
Página 251 - ... tendré hasta el último instante, y sobre todo, por Dios, nuestro Señor, que guarde esa preciosa vida los muchos y felices años que le pido de todo mi corazón.
Página 251 - ... menos riesgo de errar. Pero, señor, líbreme vuestra majestad de la inquietud continua de los negocios; de pensar y proponer personas para empleos, dignidades, gracias y honores; de la frecuente ocasión de equivocar el concepto en estas y otras cosas, y del peligro de acabar de perder la salud y la vida en la confusión y el atropellamiento que me rodea.
Página 91 - Pruebas de ser contrario á la práctica de todas las naciones y á la disciplina eclesiástica, y perjudicial á la salud de los vivos, enterrar los difuntos en las iglesias y poblados.
Página 185 - Recelo que se han empleado siempre más tiempo y desvelos en la exacción o cobranza de las rentas, tributos y demás ramos de la Real Hacienda, que en el cultivo de los territorios que los producen y en el fomento de sus habitantes que han de facilitar aquellos productos.

Información bibliográfica