Imágenes de página
PDF
ePub

nado y y la de D. Josef de Guzman y Aguilera , &c.

18. Doña Inés Ponce de Leon, muger de D. Luis Gonzalez de Gazman , Señor de la Algaba, de cuyo matrimonio procedieron Iqs Marqueses de la Algaba.

18. Doña Maria "Ponce de Leon, muger de D. Martin Fernandiz de Cordoba, Comendador de Estepa , Alferez mayor de esta Ciudad, Alcayde de Ecija, Capitan General de la Frontera, Alcayde del Castillo de la Calahorra, y Puente de Aicolea , hijo segundo de D. Diego Fernandez de Cordoba, I. Conde de Cabra, y de su primera muger la Condesa Doña Marta Carrillo. Consta este matrimonio por las escrip-turas otorgadas en Lorá á 31. de Marzo de 1453. entre D. Juan, Conde de Arcos, y D. Diego Fernandez de Cordoba, Conde de Cabra, y en Sevilla en 18. de- Febrero de 1462. en que D. Juan, Conde de Ateos, habla en esta forma: Sepan quantos esta Carta vieren, como yo D, Juan Ponce de Leon, Conde de Arcos , Sr. de Marchena , otorgo , y conozco, que do en pura, y perfecta donacion irrevocable á vos Doña Maria Ponce de Leon, mi mucho amada fija legitima, y de la Condesa DoMa Leonor Nuñez , mt muger , que Dios aya, &c. En el mismo dia D. Martin de Cordoba, marido de Doña Maria Ponce, demas de los setecientos mil mara vedis de dote, que le dono su padre el Conde, le otorgo en Arras ciento y cinquenta mil mara vedis, declarando con juramento, que era mayor de 18. años , y menor de 25. Si la referida clausula de la escriptura de dote r en que el Conde llama a Doña Maria , su bija legitima, no tuviera otra semejante en la escriptura de dote igual de su hermana Doña. Isabel , muger de D. Pedro de Guzman, pudiera*probar mucho esta enunciativa en favor de los Marqueses de la Puebla para el derecho a los Estados de Arcos. 1'

18. Doña Catalina Ponce de Leon , muger de Juan de Torres, Maestre Sala de los Reyes Catolicos, hijo de Diego Fernandez de Torres, llamado de Villarreal, teniente de Adelantado mayor de Andalu* cia, de quienes procedió la Casa de los Cavallcros Torres ilustres , y generosos en Sevilla. El Doctor Mendoza, y D. Diego de Zuñiga, suponen , que Doña Catalina [ que fue la hija mayor , como despues veremos ] caso con Juan Ramirez de Guzman, Mariscal de Castilla, Señor de Teba, y Hardales: Pero de la fundacion del mayorazgo de este Cavallcro en Diego Ramirez de Guzman , su hijo mayor , otorgada en 23. de Marzo de 1492. consta claramente, que la muger del dicho Juan Ramirez, fue Doña Juana Ponce de Leon , hija del Conde de Arcos D. Juan. Del testamento de este ultimo otorgado en 1o. de Septiembre de 14 6 9. consta tambien , qué tocUs estas cinco hijas suyas,

y

y de la Condesa Doña Leonor Nuñez, estaban casadas, y saáisfechos sus dones prometidos. Allí se nombran por este orden: Doña Catalina, -Doña Maria y Doña Inés , Doña Isabel, y Doña Juana, á. quienes se les quita el pronombre honorífico de Doña, porque estan nombradas simplemente , como hijas bastardas. En el mismo dia obtubo el Conde la primera legitimacion para su hijo mayor D. Pedro, habilitandolo ül Rey, para que pudiera succeder en los Estados de su padre..Estaba este ya casado caá. Doña Leonor Nuñek en el año de 1448. como consta de la posesion., -que tomo su hijo D. Pedro de la Villa de Arcos, en que. depusierqn 36. testigos del casamiento de su padre con la: Condensa Doña Leonor Nuñez. Y por esta causa en. el año siguiente de 49. saco el Conde nueva legitimacion para el dicho su hijo D. Pedro, aunque ninguno de. sus dos hijos D. Luisy y D. Juan , declarados en el testamento de su abuelo, succedieron en los Estados de Arcos, y Marchena. D. Luis el hijo mayor caso en Cordoba con Doña Maria Fernandez de Vargas, y fué su hija legitima Doña Marta Ponce de Leon^ muger de Antonio Alvarez de Toledo , progenitores de los Condes de Cedilla. D. Juan Ponce de Leon , hijo segundo, proceden en Sevilla, Utrera, y otras partes, muchos Cavalleras. 1 1 . 1.':« '.•

Declaro el Conde en su testamento haver tenido demas de estos en Catalina Gonzalez de Oviedo, doncella noble, siendo libre , y no sugeto á matrimonio yo , ni éllay otros varios hijos , que fueron:

18. D. Enrique Ponce de Leon y el qual caso con Doña Catalina de Saavedra, de la Casa de Castellar , y por su hijo D. Pedro Ponce, marido de Doña Catalina de Mendoza , proceden en Sevilla muchos Ca-r valleros de este apellido. - • -» í;

18. D. Lope, que murió peleando, como buen Cavallero con los Moros en la Axerquia de Malaga año de 1483. Estubo casado con Doña Catalina Perea, y ambos son fundadores del Convento de San Francisco de la Villa de Utrera, como escribe el Lic. Rodrigo Caro. ... "« ./t

18. D. Beitran Ponce de Leon, que tambien murió peleando vale> rosamente con su hermano en la Rota de la AxerquiaJ' ¡ i - . • n:s1

18- D. Butropio y el qual casó en Xerez de la Frontera con Doña Maria de Truxillo, de los quales por su hijo D. Juan Ponce de Leon, descienden muchos Cavalleros en Xerez. !.1....;

18. Doña Constancia Ponce de Leon, cuyo dote fue un quento de maravedis; casó con Fernando Arias de Saavedra, Señor de Castellar, y el Viso, de cuya union descienden los Condes de Castellar, y otras grandes Casas de España. •; . . • '- '.": - 1' \ i

18. J)oña Sancha Ponce de Leon , que llevó en dote otro quento

1 ', & . 4c maravedís, sin lo que le cupiera de su herencia, y remanente de los bienes del Conde, tocandole parte en los heredamientos de la Palmilla , y Pinrela, eri el termino de las Cabezas, y el resto cumplimiento en dinero , y bienes muebles. Caso en Cordoba con Juan de Godoy, Comendador de Estepa, Alcayde de Santa-Ella , Cavallero de mucho fcalor en aquellos tiempos , de quien procedieron muy generosos desr cendientes en Cordoba, y en Constantina Martin Fernandez de Porto* carrero , Presidente de la Chancilleria de Granada.

18. Doña Elvira Ponce de León, qup casóert Ecija con Fernando Gonzalez de Agutlar, de quienes procede mucha' nobleza.en aquella Ciudad, ;y en otras partes. Fuera de los dichos hijos, tubo el Conde en diversas madres, que suponen los escriptores haver sido nobles de 1¡nage, a - . '.. 7 .. . :., ¿•

i8.\ J). Alonso Pon.ce de Leen, que vivio en la Viljia de Torreximeno, cerca de Jaen , donde quedo succesion por su hijo D. Pedro Ponce,

18. D. "Diego Ponce de Leon, Cavallero de Calatrava, Comendador de Montanchuelos, que despues de haverse hallado cpn si| hermano D. Rodrigo en la conquista de .Gibraltar, en la de Medina Sidpnia, y en otras funciones peligrosas, peleo valerosamente con sus Jierrnanos <n la batalla de la Axerquia de Malaga. Es fundacion suya el Convenio de Monjas de Santa Clara en la Villa de Utrera. \;

i 8. Doña Mayor Ponce de Leon, que con el dote de dos mil doblas caso en Sevilla con Francisco Cataño , de quien procedieron muchos Cavalleros. .1

18. Doña Guiomar, que con el dote de tres mil dpbjas caso tambien en Sevilla con Gonzalo de Quadros, Señor .de la Torre de Quadros, Vcjrjrtiquatro de aquella Ciudad. . .\ ; r.J . j

18. Doña Florentina, que declara el Conde su padre haverja penido concertada de casar con Fernando de Zurita , Cavallero ide Xore^ hijo de D/Vgo Fernandez de Zurifa, y de su muger Doña Mencja Suarez de Mosquera. Murió Zurita sin efectuar -el casamiento, y -el CíMide mando a su hija dos mil doblas, con otras muchas casas, .para quc.se^ -buscase otro marido, «

18. Doña Beatriz Ponce de Leon, muger d« Pedro Fernandez ¿c Pineda, Cavallero oriundo de Cordoba, £ser&anp mayor d« Sevilla, Doncel del Rey D. Juan el II., de cuyo Jjijp mayor Juan 4$ Pineda, hizo el Conde tanta confianza, que lo dc^a por un© de sus 4feaccas testamentarios. Y de este casamiento proceden eri Sevilla los Cavalkrps de este apellido. Esta es la larga succesion ¿Ul Conde II. ds Arcos ^

H Mar

Marques de Cadiz , que muestra sobradamente su mucha grandeza, opulencia, y prepotencia en el Reyno de Sevilla. Murio en su Villa de Marchena en el citado año de 14.69. teniendo la gloria de ver a los mas de sus hijos con ricos patrimonios, dotes , y casamientos. Mandose sepultar junto a su padre con sus antepasados en el Monasterio de San Agustin de Sevilla. Consta todo lo referido de su testamento, y del cobdicilo, que otorgo en ao. de Octubre del citado año.

CAPITULO XL

DEL GRAN D. RODRIGO PONCE DE LEON, III. Conde de Arcos, II. Marqués, y único Duque de Cádiz, succesbr del Conde Don Juan en sus grandes Estados.

18. J^)oAT Rodrigo Ponce de Leon , hijo segundo del Conde Z). Juan , y de la Condesa Doña Leonor Nuñez, succedió a su padre en sus grandes Estados por muerte de su hermano mayor D. Pedro Ponce, aunque dexo este la suceesion, que tenemos referida, para lo qual el Conde su padre havia sacado las dos legitimaciones. Otras dos saco tambien para D. Rodrigo: La primera del Rey D. Enrique IV. dada en Sevilla en 6. de Febrero de 1461. en que le concede facultad al Conde , para que altere , y mude las condiciones del mayorazgo establecido por su padre el Conde de Medellin en el año de 1448., que tenia juradas el Conde D. Juan. La segunda es del mismo Rey despachada en Cordoba en 3. de Junio de 1469. declarando el Rey , que hacia esta merced , porque el Conde D. Juan , y sus hijos D. Rodrigo, y D. Manuel, con sus parientes, y aliados, havian reducido á su servicio la Ciudad de Sevilla, y otras Ciudades, y Villas de su Arzobispado. Por el testamento del primero Conde de Arcos estaban excluidos todos los hijos del Conde D. Juan, su hijo mayor, porque no eran nacidos de legitimo matrimonio , y el Conde estaba obligado con jura*anento de guardar las condiciones de la fundacion del mayorazgo. En el decia su padre: E si este D. Juan mi fijo fincare sin dexar fijos legítimos herederos, mando , que baya, y herede el dicho mayorazgo D. Pedro mi fijo legitimo, y de la dicha Condesa mi mugen é si fincare, &c. Llama en tercero lugar a su hijo tercero D. Fernando, y sus descendientes legitimos: en quarto lugar á D. Lope , y sus hijos legitimos

en

en quinto lugar a D. Luis , y sus descendientes legitimos; y en su defecto a sus hijas Doña Sancha , y Doña Elvira , y sus descendientes. Mas esta disposicion, aunque quedo jurada por el inmediato succesór, no tubo efecto por la summa potencia del Conde D. Juan , y de su hijo D. Rodrigo y en cuyo favor se sacaron las legitimaciones , y confirmaciones de los Reyes, que tenemos referidas, sin reparar en el perjuicio de la linea de D. Luis, Señor de Villa Garcia, que finalmente (disponiendolo asi la justisima providencia de Dios ) dio varonía legitima Jilos Estados de Arcos.

Fué D. Rodrigo, Duque de Cadiz, uno de los Principes de mayor espíritu, valor, y virtudes heroyeas , que ha producido España, cuyos elogios no pueden reducirse a pocas palabras. En cuya contemplacion no me admiro, que su padre aplicase tan grandes conatos, para que succediese en los Estados de Arcos , atropellando la justicia de sus tios. El Doctor Mendoza procura justificar esta succesion con el exemplar del Rey D. Sancho el Bravo, que quedo antepuesto en la succesion del Reyno , á los Infantes de la Cerda sus sobrinos. Mas esto solo prueba, que D. Rodrigo pudo succeder, excluidos sus sobrinos: Mas no justifica su causa, respecto del derecho jurado por su padre en favor de los Señores de Villa Garcia. Como quiera que sea D. Rodrigo dio lugar con sus virtudes a toda la solicitacion de su padre. Conquisto , aun teniendo solos diez y nueve años de edad, la Plaza de Gibrak tar, portandose con tanta prudencia, y valor con el Duque de Mcdi^ na Sidonia, como refieren , y ponderan las historias, para no venir a un lamentable rompimiento de armas. Dos años antes en el de 1460.' Muley Mahomat Albohacem, primogenito del Rey de Granada , havia entrado por Estepa con dos mil y quinientos Caballos, .y quince mil Infantes , haciendo grandes estragos en los terminos de Ecija. Estaba D. Rodrigo á esta sazon en Marchena con solos cien Caballos, f, otros ciento de Luis de Pernia, Alcayde de Osuna, con otros que se le juntaron , hasta doscientos y setenta caballos , y seiscientos Infantes. Con estos salio en busca del enemigo , que alcanzaron pasado el Rio* de las Yeguas, cerca de la Atalaya del Madroño Convaticronsc con tanto valor , que quedaron los moros destrozados, muertos mil y quaJ trocientos caballos, sin cí grande numero de Infantes, y cautivos. De los cristianos faltaron solos ciento y cinquenta Infantes, y treinta de caballo. Escriben, que viendo Luis de Pernia la multitud; de moros, dixo a D. Rodrigo, que se debia escusar la batalla 3 mas éste le respondio: Padre, aunque no tengo barbas, tengo animo, y acometio sin dilacion. Salio muy mal herido D. Rodrigo en el brazo izquierdo s rna¿

H a co

« AnteriorContinuar »