Imágenes de página
PDF
[ocr errors][merged small][merged small][ocr errors][merged small]

IMPRENTA DEL GOBIERNo y DE LA soCIEDAD ECONÓMICA, PoR s. M.

[ocr errors]
[merged small][merged small][merged small][merged small][graphic]
[ocr errors][merged small]

•/1l dar principio el año de 1846 hemos querido tambien comenzar un nuevo tomo de estas Memorias, así para arreglar laa publicaciones á dos volúmenes por año, constando de seis entregas cada uno, como para manifestar á nuestros suscritores y sobre todo á la recomendable Corporacion que nos ha honrado con el encargo de redactar el periódico, que renovamos nuestros esfuerzos, que duplicamos nuestro cuidado y atencion, como si nos pareciese poco lo que hasta ahora hemos hecho, y como si pretendiésemos emprender la tarea con nuevo vigor y nuevas fuerzas. Y tan dispuestos estamos á esta regeneracion, que á pesar de las mejoras que hemos introducido en estos últimos meses, no insertando en el periódico ningun artículo que no sea original, y sin tratar materia alguna que no tenga un interes local y positivo, á pesar de esto, repetimos, queremos dar fin á la primera série completando el vigésimo tomo y dando principio á la segunda con nueva numeracion en las entregas y volúmenes, como si emprendiésemos abrir una nueva y mas interesante época. Nuestros suscritores sin embargo continuarán recibiendo la reproduccion de una de las entregas de la primera série cada dos meses. Léjos de la Redaccion actual y mas lejos todavía de su direc. tor, la idea de una pueril jactancia de suponerse con las circuns

[graphic]

tancias necesarias para elevar al grado que corresponde un periódico llamado á ser el primero en esta culta y rica capital. Limitadas nuestras pretensiones como nuestros conocimientos, en recompensa, son estensos, indefinidos nuestros esfuerzos por el acierto, y lo decimos con franqueza aunque con sentimiento, forma contraste nuestra actividad y nuestros deseos, nuestra constancia y nuestra animacion con el doloroso desden de algunos hombres ilustrados, con el adormecido espíritu público de los que por su posicion social parecerian designados como los primeros sostenedores de estas empresas, cuyo grado de utilidad é importancia no puede medirse de otra manera que por el número de los que las favorecen. Hónrannos sin embargo numerosos individuos, así en esta capital como en todos los pueblos principales de la Isla, con una suscricion constante y sostenida, por lo ménos, de un modo suficiente á cubrir los costos de estas publicaciones; somos deudores por consiguiente á una espresion de gratitud á los que nos auxilian en la empresa, y no alcanzamos otro modo de manifestarla que el de publicar sus nombres, como lo verificamos en el lugar competente de esta entrega, reservando para lo sucesivo acreditarles que si las Memorias de la Sociedad adquieren dignidad y prestigio por medio de suscritores numerosos y distinguidos, estos por su parte quedarán satisfechos de que contribuyen al sostenimiento de un periódico útil á todas luces, importante bajo de todos conceptos. No se espresaria ciertamente en estos términos el director de la Redaccion, si solo contase con su capacidad y sus tareas literarias; si no tuviese la suficiente modestia para hablar al público, haria un estudio particular de esa dote tan necesaria al escritor, ántes que merecer este desfavorable concepto. Pero nuestros suscritores han visto ya que contamos con una numerosa lista de colaboradores, entre los cuales hay algunos que han comprobado de una manera ventajosa, sus deseos de complacernos, dejando airosa nuestra invitacion y cumplidas nuestras miras, y acreditariamos mucho mas estas favorables circunstancias, si hubiese trascurrido el tiempo sufciente para dar á luz los trabajos que hemos recibido de otros, y los que nos han ofrecido enviar sin demora. Y tan satisfechos estamos, cuanto que nos resolvemos á repetir sus nombres, bien persuadidos de que todos cumplirán su generosa oferta de la manera

V que lo han hecho los cuatro primeros de los Sres. que insertamos á

continuacion, sin contar con los trabajos del director, colocados como él, en última línea:—

l COLABORADORES. Señores: - D. Tomas Romay. D. Francisco Muñoz del Monte. D. Blas de San Millan. D. Rafael Matamoros. D. Emilio Auber. D. Joaquin Santos Suarez. D. Ramon de Palina. D. Antonio Bachiller y Morales. D. José Luis Casaseca. D. José María de la Torre. D. Wenceslao de Villa-Urrutia. D. Tranquilino S. de Noda. D. José Antonio Echeverría. D. Francisco Javier Ramirez. D. Felipe Poey. D. Antonio Zambrana. D. Nicolas de Cárdenas y Rodriguez. D. Gabriel María Foxá. - D. José Francisco de Frias. D. Francisco de P. Serrano. o Hemos obtenido últimamente el honor de inscribir en esta

lista al Escmo. Sr. D. José María Calvo y al Sr. D. Juan Francisco Funes que no han dudado acceder á la invitacion que les hemos hecho, para que con sus talentos y aventajadas nociones formen una parte y no secundaria ciertamente en este concurso del saber y noble patriotismo. Ademas de las ventajas que ofrecerán al periódico los trabajos de individuos tan acreditados, la Redaccion ha procurado ponerse en relacion con diferentes puntos de la Península y del estrangero, y sobre todo en esta Isla y la de Puerto-Rico, para obtener corresponsales que la pongan al corriente de los hechos y noticias que merezcan formar parte de unas publicaciones, que deben considerarse como los Anales de estas ricas y florecientes posesiones, en todos los ramos de la industria, en todos los medios de ilustracion y fomento: de mamera que sin escribir directamente la historia pasada y presente, la encuentren siempre consignada en nuestros trabajos los que hoy viven y los que nos sucederán despues. - Sin embargo de que aun no hemos recibido contestacion de algunos individuos en la Isla y fuera de ella, á quienes a ---, o hemos invitado para el encargo de Corresponsales, ponemos á

« AnteriorContinuar »