Imágenes de página
PDF

Agricultura, de que es Presidente, han sido los que con ahinco y constancia han trabajado en favor de la idea, siendo de notar que este último, contemplando con acierto el asunto por sus diferentes faces, promovió mas de una vez la admision de aprendices en los ingenios y ferro—carriles, promocion que acogió el Escmo. Sr. Presidente Gobernador político y Capitan general D. Leopoldo O—Donnell, al punto que le fué indicado. Era esto lo único que habiamos logrado; y hubiera sido alguna cosa, si á los hacendados les fuese dable responder al llamamiento que se les hizo, y á que no contestaron sin duda, por las dificultades que encontraban en que sus maquinistas estrangeros enseñasen aprendices nacionales. En estas circunstancias, se presentó al Sr. Ferrety un profesor nacido en Matanzas, dispuesto á abrir la Clase de maquinaria. Acreditada la suficiencia de ese individuo con documentos y atestados indisputables, se comprenderá que el Sr. Presidente de la Seccion de Agricultura, sin desperdiciar un momento, aprovechó la favorable coyuntura que se ofrecia, y contando con la actividad y con el espiritu público del Escmo. Sr. Director, le ofreció el 9 de Abril del presente año, esponiendo todo el proyecto, y rogándole que sin aguardar á la reunion de la Junta, que no se verificaba hasta fines del mes, solicitase la mediacion de las primeras autoridades. S. E., prohijando el pensamiento, ocurrió en el instante al Escelentísimo Señor Presidente Gobernador político, en quien encontró el apoyo pronto y eficaz que era de esperarse, pues concedió el permiso para abrir la escuela y ofició el mismo dia al Escmo. Sr. Superintendente conde de Villa nueva para que por su parte auxiliase el proyecto con la libertad de derechos á la entrada de cuatro máquinas-modelos que el profesor ofreció hacer venir de Nueva—Orleans, habiéndose obtenido la declaratoria con términos de satisfaccion notable. La Sociedad aplaudió el proyecto en su primera Junta, concedió el local á propósito de su edificio ara establecer la escuela, y autorizó ámpliamente al Escmo. ¿ Director á fin de que, asociado el Sr. Ferrety exigiese y llevase á cumplido término la institucion. Anduvo con sobrado acierto la Corporacion en semejante acuerdo, pues el Escelentísimo Sr. marques de Esteva con aquel celo y con aquella asidua eficacia que tanto le distinguen y caracterizan, se consagró al desempeño de su encargo: abrió una suscricion entre los hacendados, que debe durar cinco años, á razon de treinta y cuatro pesos en cada uno: de acuerdo con el Sr. Ferrety arregló y preparó el local, é instalaron ámbos por último la Escuela, el dia 4 de Julio último con 50 alumnos, escogidos con imparcialidad de entre los muchos que acudieron de la clase pobre, y con arreglo á las condiciones que debian concurrir en los alumnos para dedicarse al género de trabajo de que iban á

hacer su profesion. Servicios de tal naturaleza merecen la gratitud pública, pues han abierto una nueva carrera, y un halagüeño porvenir á la juventud de la clase proletaria: servicio de tal naturaleza, que no consisten en palabras ruidosas ni en estériles declamaciones, sino en hechos positivos y reales, son los que prestan los verdaderos amigos del pais; y la Sociedad Económica puede enorgullecerse de poseer en su seno una institucion altamente beneficiosa bajo todos aspectos, y á la que ha dado vida. Congratúlese la Corporacion con la idea de que tiene en sus manos otro medio mas para llenar la mision moralizadora que le está encomendada. Dentro de breves dias verá la luz pública la lista de los generosos individuos que han protegido la escuela con la suscricion, y verá tambien los gastos que se han hecho, entre los que se halla el sueldo mensual de seis onzas que se ha asignado al Director de la escuela. El dia 8 del que cursa se efectuaron los públicos exámenes, que honró con su presencia el Escmo. Sr. Intendente conde de Villanueva, y la Corporacion se instruirá de su brillante resultado con el informe del Escmo. Sr. Director y del Sr. Ferrety, que se leerá en una de las presentes Juntas generales.

Academia de arquitectura.

Larga fecha hace que la promovieron D. Gervasio de Palacios y D. Ramon Cuevas. Apoyada desde su orígen por esta Corporacion lo fué tambien por la Academia de Nobles Artes de San Fernando de Madrid, y ha obtenido la aprobacion del Gobierno Supremo en Real órden de 13 de Enerc de 1842. Escitado últimamente el celo de la Sociedad por el Escmo. Sr. Presidente Gobernador político para que proporcione un local donde se establezca el instituto, ha acordado en una de las próximas anteriores Juntas, tomar bajo su proteccion dicha Academia, comisionando al Escmo. Sr. D. José María Calvo á fin de que de concierto con los referidos Palacios y Cuevas, proceda á escoger la parte que esté espedita y juzgue á propósito de su edificio, formando un reglamento, é instalando la Academia. Tal es el estado que hoy tiene este asunto, y confio en que, atendido el celo del Escmo. Sr. Calvo, podré en el informe del año venidero hablar de los frutos de ese nuevo plantel, que debe producir los sazonados y provechosos para la clase menesterosa, á la que se le presenta un nuevo campo que cultivar.

Academia de dibujo y pintura de San Alejandro.

Vacante se halla aun la plaza de Director de este instituto, pues la Sociedad ha querido para proveerla proceder con

----—-—

alguna circunspeccion. Así es que fijó el término de ocho
meses, que todavía no han vencido, á fin de que haya mayor
número de aspirantes, y de que estos puedan llenar los requisi-
tos que para la oposicion á la plaza exige el Reglamento parti-
cular de la Academia, que ha sido alterado en cuanto al tér-
mino. Tambien ha sufrido otra alteracion respecto á las vaca-
ciones que se daban á los alumnos, pues se ha suprimido la de
los dos meses de calores, por ser enteramente inútil, en vir-
tud de la hora en que tiene lugar la Clase.
Deseosa la Corporacion de que los jóvenes que por sus fe-
lices disposiciones, por sus talentos y adelantos, descuellan en
la noble y encantadora arte de la pintura, hagan de ella una
honrosa y productiva carrera; y encontrándose en ese número
D. Pedro de la Roca, acordó favorecerlo con cincuenta pe-
sos al mes por el término de cuatro años, de los cuales de-
berá pasar dos en Paris, en donde estudiará un curso de ana-
tomía aplicada á la pintura, y los otros dos en Roma, siendo
de su obligacion remitir á la Sociedad el mejor de los cuadros
que hiciese en cada año para comprobar sus progresos, y para
que se coloque en la Academia y sirva de ejemplo y de estímu-
lo á los demas alumnos. A dicha pension se agregarán 100
pesos anuales, siempre que la Real Junta de Fomento se com-
prometa á contribuir en todo con la mitad, á causa de no permi-
tir nuestros fondos hacer el desembolso por entero. La gracia
concedida al jóven Roca no será un privilegio, ni una escep-
cion pues se dispensará igualmente cada dos años al que se
encuentre en su estado, como el mejor premio á la aplicacion y
ál talento distinguido, dado el supuesto de que los intereses pe-
cuniarios de la Corporacion consientan que se cumpla religio-
samente con lo que se promete. Por lo demas la Academia
continúa prosperando bajo la acertada direccion del amigo D.
Francisco Camilo Cuyás, cuyos conocimientos en la materia
son notorios.
Ocasion oportuna es esta de tributar gracias al Escmo.
Sr. D. Anastasio de Arango por dos cuadros no desnudos de
mérito que ha regalado, y que existen en la Academia.

Academia de Contabilidad mercantil.

La Real Junta de Fomento sigue contribuyendo con la cuota mensual que tiene destinada para el sostenimiento de ese útil instituto, al que acude una numerosa concurrencia de jóvenes, ávidos de la instruccion que gratuitamente le proporciona nuestra Corporacion, y de que muchos han sabido aprovecharse. Los próximos exámenes demostrarán los grandes. progresos de los alumnos,

Biblioteca.

El público continúa aprovechándose de las ventajas que ofrece la única biblioteca que para uso comun existe en esta capital, pues cada dia se aumenta el número de los volúmenes con poco ó ningun gravámen de los fondos sociales. Entre los presentes dirigidos en el año actual por personas interesadas en la difusion de las luces, es de mencionarse el que ha hecho el citado Escmo. Sr. D. Anastasio de Arango de 246 volúmenes, de los que se han separado algunos por hallarse apolillados, colocándose en el departamento donde se encuentran los de su clase, á fin de que no infesten la biblioteca principal, la que se asea cuidadosa y prolijamente por el estacionario.

Memorias.

Considerables reformas ha esperimentado este periódico, pues no se limita su mérito en la actualidad á publicar documentos útiles para la historia del pais. El amigo D. Francisco de Paula Serrano, cuya inteligencia es notoria, se ha dedicado á la redaccion con mas calor que hasta aquí, y ha asociado á sus tareas á algunos individuos que gozan de buena opinion en la república de las letras. Solicitados por muchos los números de la primera série del periódico, y agotados los ejemplares, el Sr. Serrano los está reproduciendo y los distribuye graciosamente á los suscritores. Sensible es que sus esfuerzos no sean secundados, y es de lamentarse que en la isla de Cuba aun no se recompensen debidamente los trabajos literarios. Con todo, la Sociedad confia en que el amigo redactor no desmayará, y que prosiga en la direccion de un periódico, que en sus manos, será digno de la Corporacion cuyo nombre lleva. (*)

Estatutos.

Algunas sesiones hemos invertido esclusivamente en el arreglo de los Estatutos. Si nuestra tarea se hubiera limitado á intercalar en ellos las alteraciones y agregados que han su

(*) Hubiéramos querido que el caracter oficial de este documento no mos hubiese impedido suprimir ó por lo ménos enmendar los términos gratulatorios que contiene este párrafo, en circunstancias de haber sido leido el informe segun aparece aquí. Creemos haber dado pruebas de nuestra modestia para que se interpreten nuestros sentimientos de un modo contrario. Tócanos tambien advertir que la Redaccion no está en el caso de lamentarse por falta de proteccion y buena acogida pública: se cubren ventajosamente los costos, se aprecian nuestros esfuerzos; trabajamos en beneficio de la ilustracion y del fomento, y con esto creemos satisfecha nuestra ambicion.-Nota del Director,

frido por disposiciones soberanas y por los acuerdos de la Corporacion, aprobados por el Gobierno de esta Isla, en una sesion tal vez habríamos terminado; pero se juzgó preciso hacer una completa reforma en el punto de elecciones, sustituyendo al embarazoso sistema que ántes habia, el indirecto. Combatido por muchos este sistema, y con razon hasta cierto punto, es necesario convenir en que ofrece grandes ventajas, cuando una Corporacion se compone de crecido número de individuos; y hallándose la nuestra en este caso, ha adoptado la eleccion indirecta. Otra de las reformas introducidas es que, á escepcion del Secretario, ningun ministro de la Sociedad pueda ser reelegido. Las personas que en la actualidad desempeñan los destinos de la Corporacion han sostenido semejante principio, sin duda por modestia y para alejar toda idea que indujese á sospechar que trataban de perpetuarse en ellos. Infundado paréceme el principio, y juzgo que andubieron mas acertados en este particular los antiguos Estatutos, que permitian la reeleccion por una vez de los empleados, considerando indisputablemente que si bien los ministerios de la Sociedad son una verdadera carga, aunque honorífica, la reeleccion, venia á ser un homenage, un público testimonio de gratitud, que se daba á los que los habian servido con celosa y útil consagracion. Pero esto no pasa de una opinion particular mía, que tal vez no es exacta, puesto que muchos han pensado de distinta manera. La minuta de los Estatutos formada por la Corporacion existe hoy en poder del Escmo. Sr. Presidente Gobernador político, á fin de que se sirva elevarla á S. M. para la soberana aprobacion, y se ha suplicado á S. E. que si merece la suya se sirva darla interinamente para procederá la impresion, pues no tenemos un solo ejemplar de los Estatutos vigentes que repartir entre los socios, alegando algunos de ellos que desconocen la ley que rige á la Corporacion.

Museo.

En la memoria de su cargo el amigo Director de este precioso instituto espondrá los adelantos que le haya hecho, para que se venga en conocimiento de su actual estado; y solo diré que la Corporacion está contribuyendo con lo que le es posible para su sostenimiento, pues reputa que el Museo no es simplemente una institucion de puro lujo. En poder de una comision se hallan los antecedentes sobre ciertas mejoras que se tratan de introducirá solicitud de D. Cayetano Iradi que posee, segun dice, y lo apoya el amigo Director, un rico gabinete de objetos curiosos y de estimacion. Nuestro Museo contri

« AnteriorContinuar »