Imágenes de página
PDF

----- - - ----- -----

acompañado de un riesgo inminente. Un funesto acontecimien-
to ocurrido en Paris impedirá probablemente que se fabrique
ácido carbónico sólido en gran cantidad y privará acaso á la ge-
neracion futura del placer de presenciar este curioso esperimen-
to. Un poco ántes de principiar la leccion en el laboratorio de la
escuela politécnica el cilindro de hierro, de dos y medio pies de
largo y de un pié de diámetro, dentro del cual se habia produ-
cido ácido carbónico para hacer las demostraciones en presen-
cia de los discípulos, estalló repentinamente, y sus fragmentos
fueron lanzados con una fuerza estraordinaria todo al rededor,
cortando ámbas piernas al ayudante y matándole en el acto.
Este tubo en forma de cañon y formado del mas fuerte hierro
fundido se habia usado para demostrar los esperimentos en pre-
sencia de la clase, con mucha frecuencia: si hubiera estallado
en una de estas ocasiones, habria sido horroroso el estrago pro-
ducido en el numeroso auditorio.
Luego que nos aseguramos que los gases pueden , li-
quidarse, bajo la influencia del frio ó de la presion, descubri-
mos tambien una curiosa propiedad del carbon, conocida ya ha-
ce mucho tiempo pero no esplicada, cual es la de absorber los
gases en porciones de diez, veinte y aun ochenta y noventa ve-
ces el volúmen de ellos, como sucede en el caso del gas amo-
niaco, y del gas ácido muriático. Algunos gases son absorbidos
y condensados dentro de los poros del carbon en un espacio mu-
chos centenares de veces mas reducido que el que ántes ocu-
aban, y ya nadie duda que allí se trasforman en líquidos y só-
idos. En este caso, como en mil otros, la accion química triun-
fa de la fuerza mecánica. La adhesion ó atraccion heterogénea,
como se la denomina, adquirió en virtud de este descubrimiento
una significacion mas estensa. Nunca se les habia considerado
como una causa de cambio de estado de la materia; pero en la
actualidad es evidente que un gas se adhiere á la superficie de
un cuerpo sólido por la misma fuerza, que condensándole, lo re-
duce á líquido. -
La menor porcion de gas (por ejemplo el aire atmosféri-
co) puede ser comprimida dentro de un espacio mil veces mas
pequeño solo por medio de una presion mecánica, y entónces
su volúmen debe de ser con respecto á la mas pequeña superfi-
cie de un cuerpo sólido capaz de poderse medir, como un grano
de arena es á una montaña. Por solo el mero efecto de la ac-
cion de las masas (de la gravedad), las moléculas gaseosas son
atraidas por los cuerpos sólidos y se adhieren á su superficie,
y cuando á esta fuerza puramente física se asocia la afinidad
química, por débil que sea, los gases capaces de pasar al estado
de fluidos no pueden conservar su forma gaseosa. La cantidad
de aire condensado por estas fuerzas en el espacio de una pul-
gada cuadrada, es ciertamente inconmensurable; pero cuando

un cuerpo sólido, que presenta varios centenares de pies cuadrados de superficie condensados en el espacio de una pulgada cúbica es reducido á un volúmen limitado de gas, entónces es cuando podemos comprender porque se disminuye ese volúmen, rque todos los gases, sin escepcion alguna, son absorbidos. na pulgada cúbica de carbon comun tiene, lo ménos, una su

perficie de cien pies cuadrados. Esta facultad de absorber gases, varía en las diferentes especies de carbon: poséenla en mayor grado los carbones que están dotados de mayor número de poros, es decir cuyos poros son mas pequeños; y en menor grado las especies mas esponjosas, en las que son los poros mas anchos.

Todos los cuerpos porosos pues (las rocas, las piedras, los terrones de los campos) absorben, de la manera que acabamos de decir, el aire atmosférico y por consiguiente el oxígeno. Por manera que la molécula sólida mas diminuta está rodeada de una atmósfera peculiar de oxígeno condensado, y si existen á sus inmediaciones otros cuerpos que tengan afinidad con el oxígeno, se efectúa una combinacion. Cuando por ejemplo el carbono y el hidrógeno se hallan así en estas circunstancias, uno cerca de otro, se convierten en alimento de las plantas, á saben: en agua y ácido carbónico. El desenvolvimiento de calor, cuando el aire es embebido de este modo, y la produccion de vapor cuando la tierra es humedecida por la lluvia, son consecuencias reconocidas de esta condensacion por la accion de las superficies de los cuerpos sólidos.

Pero el fenómeno mas notable é interesante de esta especie de accion es la absorcion del oxígeno por la platina. Este metal, cuando está macizo es de color blanco y lustroso, pero precipitándolo cuando se halla disuelto en un ácido, se puede reducirá un polvo finísimo negro como el hollin. En este estado absorbe ochocientas veces su volúmen de oxígeno; el cual es contenido en él en un estado de condensacion muy parecido al del agua líquida.

Cuando los gases se condensan, es decir, cuando se aproximan sus partículas de este modo estraordinario, sus propiedades son palpablemente susceptibles de demostracion. Su accion química se hace mas visible á medida que desaparece su carácter físico. Este consiste en la contínua tendencia de sus partículas á desunirse y separarse unas de otras; tendencia, que como fácilmente se comprende, es el principal obstáculo á la accion química de los cuerpos gaseosos, pues ésta se hace mas enérgica cuanto mas se aproximan unas á otras las partículas. En el estado en que se encuentran en los cuerpos sólidos sobre su superficie ó encerrados dentro de sus poros, su elasticidad, ósea tendencia á separarse unas de otras las particulas, ha cesado, y toda su accion química se ejerce enérgicamente. De ahí proviene que las combinaciones en que no puede entrar el oxígeno, y las descomposiciones que no puede efectuar en estado de gas, se verifican con la mayor facilidad dentro de los poros de la platina donde se halla condensado. Por ejemplo, cuando se“dirige un chorro de gas hidrógeno sobre platina esponjosa, el hidrógeno se combina con el oxígeno condensado en el interior de la masa; fórmase agua en el punto de contacto de ámbos gases y la consecuencia inmediata es que el calórico se desarrolla, la platina se caldea y enrojece, y el gas se inflama. Si se interrumpe la corriente de gas los poros de la platina se vuelven instantáneamente á llenar de oxígeno y el mismo fenómeno se puede repetir no solo otra vez, sino interminablemente.

En la platina finamente pulverizada y aun en la platina esponjosa poseemos pues un perpetuum mobile: un mecanismo semejante á un reloj que se diera á sí propio cuerda cuando ésta se le concluyese: una fuerza que nunca desfallece capaz de producir efectos poderosísimos y que se renueva á sí propia indefinidamente.

Muchos fenómenos que hasta ahora no se habian comprendido, se esplican en la actualidad satisfactoriamente por medio de estas propiedades de los cuerpos porosos recientemente descubiertos. La metamórfosis del alcohol en ácido acético por la manipulacion conocida con el nombre de fabricacion de vinagre instantáneo, se funda en principios á cuyo conocimiento nos ha conducido el estudio de dichas propiedades.

HISTORIA.

Geográfica, topográfica y estadística de la villa de Cienfuegos y su jurisdiccion.

[merged small][ocr errors]

Despues de haber hecho la descripcion general de la villa de Cienfuegos, hallamos entre los datos que se nos han suministrado algunas breves noticias referentes á cada uno de los partidos de Yaguaramas, Santa Isabel de las Lajas, San Fernando de Camarones y Cumanayagua, comprendidos en la jurisdiccion de aquella villa. De ellos vamos á tratar separadamente segun los pormenores que tenemos á la vista y con presencia de las luminosas notas que sobre cada uno de los particulares se han agregado á estos trabajos estadísticos. El partido de San Luis de Yaguaramas está situado en el Departamento central de la Isla, segun la division militar del territorio; es de la jurisdiccion del Gobierno de Cienfuegos, capital de la colonia Fernandina de Jagua. Lo limitan al E. el rio Damují, el puerto y la boca de Jagua, y al S. la costa. Al N. y al N. O. el camino real del Centro y los rios de la Hanábana, Gonzalez, Hatibonico y Cañas de la Península de la Broa. Confina con el barrio de Arango y partido de Camarones al E. y con el de las Lajas al N., con el de la Hanábana al O. y con el mar al S. La mayor estension de su territorio es en la direccion de E. á O. desde la Punta de la Sabanilla occidental de la boca del puerto de Jagua hasta la Punta Gorda, estremo de la Península de la Broa; cuarenta leguas provinciales en línea recta. Su mayor anchura es de N. á S., midiendo diez leguas desde el paso del rio Hanábana en la hacienda Venero hasta la costa. Todo el partido es llano, sin montaña alguna; y en la parte del N. existen grandes sabanas, así como en la Península de la Broa; el del S. es cenagoso desde la hacienda las Charcas hasta los Mañeaderes, términos de esta jurisdiccion por el O. Es

tas ciénagas en tiempo de las aguas las retienen considerablemente y hacen intransitables los caminos. Todos los rios y arroyos que surcan este partido llevan sus aguas á la Ciénaga, la rebosan, forman una especie de inundacion que borra hasta los cauces de sus tributarios. Esta pintura que á primera vista ofrece graves inconvenientes, es á nuestro juicio el gérmen fecundo é inagotable de fertilidad en esos terrenos. Es verdad que la falta de desagues de aquellas ciénagas produce la estancacion de las aguas, á que no ha podido todavía dar curso la mano del hombre auxiliada del arte y de la industria: aun existen allí incultos montes en donde no ha penetrado todavía persona alguna; pero luego que desaparezcan estas poderosas causas, esos mismos terrenos que hoy se desdeñan serán el objeto de una produccion rica y abundante, cesarán las inundaciones, huirán los miasmas, y aparecerán campiñas de eterna duracion. Esta es tambien la causa principal de que en aquellos bosques existan todavía abundantes maderas preciosas y de construccion. Los caminos en general son buenos, atribuyéndose esta circunstancia á la calidad arenosa de la capa superior de los terrenos. Los que se dirigen á la costa por Charcas y Juragua tienen un piso alto y seco, practicable en todas estaciones, principalmente el que se abrió en 2844 para facilitar la comunicacion desde Yaguaramas hasta el castillo de Jagua. El camino que conduce de Cienfuegos á este partido continúa insertándose con otros hasta la Habana, y su direccion es de E. á O. En el arroyo titulado Ortiz se construyó un puente de catorce varas de largo y seis de ancho; y aunque su construccion es de madera se han empleado las mas sólidas y descansa sobre horcones de jiquí. Este puente fué costeado por el Sr. D. José Isidoro de Armenteros. Se desconoce en este partido el trabajo de calzadas, pues no se ve alguna. No está mas favorecido por la construccion de puentes. En el rio de la Hanábana ó del Caimito, término de esta jurisdiccion, hay establecida una canoa que nos recuerda los tiempos primitivos de la conquista. Este es el único medio, que no carece ciertamente de peligros, para cruzar este rio en sus grandes avenidas, que á veces sale de madre hasta llegar al caserío del Caimito, parte del curato de la Hanábana, aunque de la jurisdiccion civil de la Habana, segun la actual division del territorio. En toda esta jurisdiccion no hay una montaña que pueda formar punto de vista en razon de su altura, pues las porciones montuosas todas están en terrenos llanos con una inclinacion sumamente insensible hácia el S. hasta la Ciénaga ó ensenada de Cochinos. En casi todas las localidades de la Isla existen cavernas

« AnteriorContinuar »