Imágenes de página
PDF

dentes: acogida con entusiasmo la idea, se acordó formar un programa sobre el asunto, ofreciendo el título de Socio de mérito al que lo desempeñase con mas acierto, impetrando para ello la aprobacion de la Sociedad Madre, la que en sesion ordinaria de treinta y uno del propio mes acordó publicar el referido programa, en los términos propuestos por la Clase, reducidos á que se demostrase si sería seguro ó probable el buen resultado de los pozos artesianos en la isla de Cuba, patentizando en caso afirmativo las ventajas que aquellos han de producir á la agricultura, demostrando á la vez por cálculos aproximados la cantidad de tierra que pudiera fertilizar cada uno y el costo de su apertura. Una sola memoria se ha presentado, y en ella ha tratado su autor de probar que en nuestra Isla no presentará un buen éxito el establecimiento de dichos pozos: para ello se ha detenido en examinar la composicion geológica de la Isla, porque este exámen habia de producir la opinion decisiva sobre el resultado de aquellos. Para este trabajo, el autor ha tenido que luchar con la falta de un completo tratado geológico del pais; pero ha ocurrido á todo lo que hay escrito sobre el asunto, y deteniéndose á reflexionar sobre la pobreza de nuestros rios, lo bajas que son nuestras montañas y otras circunstancias físicas de la Isla, ha sacado por consecuencia que hay mas fundamento para negar la seguridad, que para sostener la probabilidad del buen éxito de las fuentes ascendentes. Resulta de este modo la primera parte del programa, ya era innecesario resolver las otras, reduciéndose estas á las ventajas que dichas fuentes habian de producir, á la cantidad de tierra que fertilizaría cada una y al costo de su apertura: empero, el autor de la memoria, ha creido que en Cuba podian llevarse á efecto los pozos á pesar de las demostraciones hechas, porque con asombro se han visto en otros puntos que se han considerado poco á propósito para ellos, y previendo este caso fortuito, se ha ocupado de las ventajas que podrian traerá nuestra agricultura; y aunque negada por él, como ya hemos visto la probabilidad de las fuentes se detiene, aunque no era parte del programa, en proponer otros medios de aprovechar nuestras escasas corrientes, demostrando en esto como en lo restante de su trabajo lo profundo de sus conocimientos en el ramo, y el deseo patriótico que lo anima.

Pasóse la memoria para que informase al ilustrado Sr. D. José de Frias, á quien siempre que la Seccion ha ocurrido ha encontrado dispuesto á tomar parte activa en sus trabajos. El Sr. Frias en su informe manifestó estar absolutamente de acuerdo con las opiniones emitidas en aquella, por lo que creia que habiéndose llenado las condiciones del programa era su autor acreedor al premio ofrecido, á pesar de que opinaba se le devolviera para que corrigiese algunos de o otos leves de que

adolecia. La Seccion, en Junta estraordinaria de primero del que cursa aprobó en todas sus partes el informe, acordando proponer á la Sociedad se adjudicase el premio ofrecido al autor de dicha memoria, y deseando dar mayor ensanche á una cuestion tan importante, coadyubando con las ideas emitidas por el Sr. Frias en su informe, de que debe ocuparse la Clase con especialidad de las mejoras que puedan establecerse en el regadío de nuestros campos, acordó asimismo suplicar al autor de la memoria, luego que se le adjudicase el premio, que se ocupe de un trabajo referente á aquel punto, toda la vez que lo consideraba bastante apto para su desempeño.

Destruccion de nuestros montes.—Alimento de los esclavos en el campo.

El espediente promovido por el Sr. Presidente de la Clase sobre la necesidad de evitar la total destruccion de nuestros montes, sigue ilustrándose. La Seccion ha considerado que es preciso establecer alguna ley que arregle aquella y la metodice, para libertarnos de la carencia absoluta de que nos amenazan á la vez, el carbon, los vapores, los caminos de hierro y las siembras de cañas; y al tratar de ello, no ha pensado de manera alguna atacar la propiedad particular que tanto debe respetarse, mas no ha creido sin embargo que se la tacharia si abogaba, porque, ya que se destruyen los espesos y útiles bosques que forman la escelencia de nuestros campos, se repongan á la vez para que jamas nos falten. ¿Quién que haya nacido en Cuba no deplora la delirante impericia, con que se han aniquilado en casi todo el litoral de nuestras estensas costas los cedros hasta de tres y cuatro años! O es preciso adoptar un medio coercitivo para contener esa ruina y reponer los montes y cedros que ya nos faltan, ó presenciarémos al fin su carencia total. El Sr. Presidente, á quien se han pasado los antecedentes del asunto, se ocupa en formular un proyecto para evitar los males de que estamos amenazados, el que á su tiempo se discutirá y elevará al Superior Gobierno por conducto de la Sociedad Madre. Entre tanto esperamos que los hacendados despierten del letargo en que yacen, y conozcan el lamentable descuido con que permiten sin órden el uso de sus destructoras hachas; descuido que llorarán sus hijos cuando hereden estensas campiñas, despojadas de las bellas y sólidas maderas de que siempre estuvieron cubiertas nuestras fértiles montañas.

Nuestro incansable Presidente se ocupa tambien de otro proyecto tan vasto como importante, por acuerdo de la Clase á. la que él lo propuso, se trata nada ménos en dicho proyecto que de aclimatar el uso de diferentes alimentos para los esclavos

del campo, á fin de evitar la esclusiva dependencia en que

estamos de las carnes de Montevideo y Buenos—Aires. A ejemplo de otras colonias donde es desconocida esa carne y donde no por eso carecen de buen alimento los esclavos, el Sr. Ferrety piensa que el arenque, las caballas ó macarellas, y aun nuestras chernas y lisas salpresadas pueden adoptarse, no solo para sustituir el tasajo, sino para que nos salven de la carestía á que puede dar lugar el monopolio de tal ramo. Este pensamiento, será uno de los particulares de que nos ocuparémos el siguiente año, y se elevará al Gobierno por el conducto acostumbrado, despues de bien vistas sus ventajas.

Esposicion de ganados.—Escuela práctica de Agricultura.

La esposicion de ganados y de objetos agricolas no se ha verificado este año como se esperaba; y tampoco se ha podido plantear la escuela práctica de agricultura. Como es notorio, de ámbos negocios, se ha ocupado con calor la Clase, y en ámbos se ha tocado con el inconveniente que hemos anunciado al principio: la falta de recursos. La Real Junta de Fomento, (á quien acudimos con ámbos proyectos para que nos prestase alguna ayuda, nos ha contestado que le era imposible hacerlo, porque el estado de sus fondos no se lo permitia, y por hallarse ocupada ella misma de otra esposicion ó concurso en escala mayor. Las esperanzas de la Seccion han quedado reducidas ahora á lo que produzcan suscripciones y espectáculos públicos, ¿y en qué otra cosa puede confiar cuando carece de fondos, cuando la Sociedad su madre, ha necesitado de aquellos arbitrios para sus mas preciosas necesidades, cuando otras corporaciones manifiestan hallarse imposibilitadas de poder auxiliarnos! Ella ha hecho todo lo posible: se ha ocupado de ámbos particulares con el empeño que demandaban proyectos tan importantes. La suscripcion proyectada para el concurso, no ha podido tampoco llevarse á efecto, porque lo ha impedido la abierta para el establecimiento de la escuela de maquinaria, siendo unas mismas como se sabe las personas á quienes se puede ocurrir para todas esas suscripciones. Para formar la de dicho concurso está nombrada una Comision, á cuya cabeza se halla el Escmo. Sr. marques de Esteva, de quien esperamos que la llevará á cabo á principios del entrante año, atendiendo á su notorio celo y á los notables beneficios que se esperan de la esposicion; pronto, muy pronto, en la primera que se verifique, se recojerán los frutos preciosos de tan noble como bella institucion; y luego, en lo adelante, estos frutos serán cada vez de mas precio, prestándose con tanta facilidad la feraz uva á unos resultados que han sido brillantes en otros paises no tan bendecidos del cielo como nuestra tierra, en la que con mano pródiga ha esparcido sus mas ricos dones. Lo mismo decimos de la escuela práctica: muy desgraciada será la Clase si en el presente ó en el bienio entrante no logra plantearla, cuando ella ha sido uno de los objetos que mas la han ocupado desde su instalacion.

Aparato para la destruccion de las vivijaguas.—Insectos.

El Sr. Presidente presentó á la Clase en Junta ordinaria de quince del próximo Noviembre, una máquina de hoja de lata, hecha á su costo por el hábil profesor de aquel ramo en esta ciudad, D. Ramon Rodriguez, cuyo aparato que es invencion del baron de Hupsch se halla diseñado en una obra que trata de máquinas escogidas, cuyo autor es l). Miguel Suarez y Núñez; y constando que se habia ensayado con buen resultado este aparato en Madrid con aplicacion á las hormigas, la Clase consideró lo útil que seria cn nuestros campos donde debe producir el mismo efecto con respecto á las vivijaguas que son tan perniciosas para las siembras; y acordó dar las mas espresivas gracias á su Presidente, comunicándose el acuerdo al público por los periódicos á fin de que las personas que quisieran acudiesen al edificio de la Real Sociedad, donde se colocó al efecto el aparato para que con su exámen se proveyesen de otros iguales con el propósito indicado, publicándose ademas su descripcion y el modo de usarlo.

Habiendo remitido á la Clase en Julio del corriente año su celoso amigo, el Sr. D. Tomas Agustin de Cervantes, un nuevo insecto destructor de la familia de los naranjos, pasó este á exámen de los Sres. D. Ramon de la Paz Morejon, D. Felipe Poey y D. José María Dau, y lo informado por ellos se ha acordado agregarlo al espediente que hay sobre el asunto, con el fin de ver si se consigue hallar en lo adelante el medio mas á propósito para su destruccion.

Mineralogía.-Biblioteca particular.—Reglamento.—Heniquen.—Conclusion.

La Seccion ha acordado plantear una Clase de mineralogia á propuesta del apreciable amigo D. Francisco Camilo Cuyás, de cuyo proyecto se ocupará el año entrante.

Asimismo trata de formar una biblioteca particular, y su reglamento. Con respecto á lo primero, la Sociedad Madre ha ofrecido asignar, cuando mejoren sus fondos, una cantidad, á fin de que se suscriba la Clase á las obras mas útiles de agricultura, de las que se publican en Europa. El Escmo. Sr. D. José María Calvo, siempre buen amigo de la Seccion, le ha regalado la obra de Geometría y Mecánica de Dupin y el ingeniero mecánico de Olivier Evans, y ya se está traduciendo esta última, con el fin de que se aprovechen de ella, sirviéndoles de testo, los alumnos de la escuela de maquinaria; y tambien el Sr. D. Lorenzo de Larrazábal ha ofrecido un ejemplar de todas las obras que sobre agricultura trata ahora de publicar D. José María Dau, á quien asimismo se ha pedido todo lo que hasta la fecha ha escrito sobre el ramo.

La Comision nombrada para formar el reglamento de la Clase aun no ha comenzado su trabajo, esperando como es natural á que el Gobierno apruebe la reforma últimamente hecha á los estatutos de la Sociedad Madre.

Habiendo pedido el Sr. Presidente á un agricultor del Yucatan una noticia acerca del cultivo del heniquen y de la elaboracion de sus pencas, la Seccion ha recibido aquella, acordando reservarla para el año entrante cuando Ilegue la época de los premios, con el fin de formar un programa referente al asunto; y con esto concluye, Escmo. Sr. y Sres., la esposicion de los trabajos de la Clase de Agricultura y Estadística en el año que espira. Ojalá que en el venidero puedan presentarse mas brillantes y dignos del Ilustre Cuerpo Económico de amigos del pais—El secretario, Lúcas Arcadio de Ugarte.

[ocr errors][merged small]

de los trabajos en que se ha ocupado la Seccion de Educacion de la Real Sociedad Económica en el año de 1845.

Desde que en el año de 1816 se puso al frente de la Sec— cion de Educacion el benemérito D. Alejandro Ramirez, aclamado para su presidencia, no ha desmentido la Clase el noble celo, el constante afan, el interes perenne por difundir la enseñanza que supo imprimirle aquel genio, que bien puede titularse su ilustre fundador.

Veinte y nueve años han transcurrido, y este período comprende precisamente el movimiento de las letras, mejor dicho, el impulso de la educacion primaria en esta capital. Las actas de esta Seccion, sus acuerdos, sus informes, sus trabajos, todos dicen que no ha habido proyecto útil y laudable que no haya adoptado, medios que dejara de inventar, mejoras que introdu

« AnteriorContinuar »