Obras completas del doctor d. Manuel Milá Fontanals ...: Tratados doctrinales de literatura

Portada
 

Comentarios de usuarios - Escribir una reseña

No hemos encontrado ninguna reseña en los sitios habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todo

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 394 - Fabio, las esperanzas cortesanas prisiones son do el ambicioso muere y donde al más astuto nacen canas. El que no las limare o las rompiere, ni el nombre de varón ha merecido, ni subir al honor que pretendiere.
Página 26 - Pastores, los que fuerdes allá por las majadas al otero, si por ventura vierdes aquel que yo más quiero, decidle que adolezco, peno y muero. Buscando mis amores, iré por esos montes y riberas ; ni cogeré las flores, ni temeré las fieras, y pasaré los fuertes y fronteras.
Página 382 - ¿cómo así se acabaron y perdieron tanto heroico valor en solo un día; y lejos de su patria derribados, no fueron justamente sepultados? Tales ya fueron éstos, cual hermoso cedro del alto Líbano, vestido de ramos, hojas, con excelsa alteza; las aguas lo criaron poderoso, sobre empinados árboles crecido, y se multiplicaron en grandeza sus ramos con belleza; y extendiendo su sombra, se anidaron las aves que sustenta el grande cielo; y en sus hojas las fieras engendraron, y hizo a mucha gente...
Página 427 - ¿Qué es aquesto, mi señora? ¿quién es el que os hizo mal? —Un sueño soñé, doncellas, que me ha dado gran pesar: que me veía en un monte en un desierto lugar...
Página 381 - ... el áfrico Atlante y seno ardiente hasta do el mar de otro color se viste, y do el límite rojo de Oriente, y todas sus vencidas gentes fieras ven tremolar de Cristo las banderas.
Página 397 - Ese es un nono nieto del Rey Chico. Si el breve chupetín, las anchas bragas Y el albornoz, no sin primor terciado, No te lo han dicho; si los mil botones De filigrana berberisca, que andan Por los confines del jubón perdidos, No lo gritan; la faja, el guadigeño, El arpa, la bandurria y la guitarra Lo cantarán...
Página 381 - Y el santo de Israel abrió su mano, y los dejó, y cayó en despeñadero el carro y el caballo y caballero.
Página 378 - Cuándo será que pueda libre de esta prisión volar al cielo, Felipe, y en la rueda que huye más del suelo, contemplar la verdad pura sin velo...
Página 378 - Allí, a mi vida junto, En luz resplandeciente convertido, Veré distinto y junto Lo que es y lo que ha sido, Y su principio propio y escondido.
Página 92 - ... que fueron pompa y alegría Despertando al albor de la mañana, A la tarde serán lástima vana, Durmiendo en brazos de la noche fría. Este matiz, que al cielo desafía, Iris listado de oro, nieve y grana, Será escarmiento de la vida humana: ¡Tanto se emprende en término de un día!