Historia de la conquista de Mexico: poblacion y progresos de la America Septentrional, conocida por el nombre de Nueva España, Volumen 2

Portada
Imprenta de R. Juigné, 1809
 

Comentarios de usuarios - Escribir una reseña

No hemos encontrado ninguna reseña en los sitios habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todo

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 29 - Es el monte muy delicioso en su principio, hermoséanle por todas partes frondosas arboledas, que subiendo largo trecho con la cuesta, suavizan el camino con su amenidad, y al parecer con engañoso divertimiento llevan al peligro por el deleite.
Página 86 - Detuviéronle, no sin alguna destemplanza, los dos braceros, dándole á entender quo no era lícito el acercarse tanto á la persona del rey; pero él los reprendió, quedando tan gustoso del presente , que le miraba y celebraba entre los suyos como presea de inestimable valor; y para desempeñar su agradecimiento con alguna liberalidad...
Página 70 - Motezuma con esta noticia temerosos de su rigor, librando en ella su disculpa; pero le hicieron tanto asombro las amenazas de aquel dios infortunado y calamitoso, que se detuvo un rato sin responder, como quien...
Página 112 - ... árbol á otro diferentes varas, ensartando cada una por las sienes algunas calaveras de hombres sacrificados...
Página 78 - Registrábase desde allí mucha parte de la laguna, en cuyo espacio se descubrían varias poblaciones y calzadas , que la interrumpían y la hermoseaban , torres y capiteles, que al parecer nadaban sobre las aguas, árboles y jardines fuera de su elemento y una inmensidad de indios, que, navegando en sus canoas, procuraban acercarse á ver los españoles , siendo mayor la muchedumbre que se dejaba reparar en los terrados y azoteas mas distan I es: hermosa vista y maravillosa novedad, de que se llevaba...
Página 202 - ... insensiblemente á otro cautiverio de mayor indecencia > pues le han tiranizado el corazon, y se han hecho dueños de su voluntad , que es la prision mas indigna de los Reyes.
Página 86 - Motezuma, que apénas doblaba la cerviz á sus Dioses, y afectaba la soberbia, ó no la sabia distinguir de la magestad...
Página 201 - Y últimamente pren" dieron al Gran Motezuma en su alojamiento, " sacándole violentamente de su palacio ; y no " contentos con ponerle guardas á nuestra vista, " pasaron á ultrajar su persona y dignidad con " las prisiones de sus delinqüentes. Asi pasó : " todos lo sabemos ; ¿ pero quién habrá que lo " crea sin desmentir á sus ojos ? ¡ O verdad " ignominiosa, digna del silencio, y mejor para
Página 83 - Luego que pasaron de la otra parte los magnates del acompañamiento, se fueron desviando á los lados, para franquear el paso al ejército, y se descubrió una calle muy larga, y espaciosa, de grandes casas edificadas...
Página 84 - Luego que llegaron cerca del ejército, se fueron arrimando á las paredes en la misma orden; y se vió á lo lejos una gran tropa...

Información bibliográfica