Granada y sus monumentos árabes

Portada
M. Oliver Navarro, 1875 - 623 páginas
 

Comentarios de usuarios - Escribir una reseña

No hemos encontrado ninguna reseña en los sitios habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todo

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 310 - y el padre le mandó degollar, y ahogar con una tovaja a dos hijos »suyos de harto pequeña edad; y porque al tiempo que lo degolla»ron, que fue en una sala que está a la mano derecha del quarto de »los Leones, cayó un poco de sangre en una pila de piedra blanca, »y estuvo allí mucho tiempo la señal de la sangre, hasta hoy los moros »y los cristianos le dizen a aquella pila la pila en que degollaban a los »reyes».
Página 81 - Rey el día que entró en Sevilla, dióle el estandarte por armas para él y los que fuesen reyes en Granada; la banda de oro en campo rojo con dos cabezas de sierpes a los cabos, según la traen en su guión los reyes de Castilla; añadió él las letras azules que dicen: "No hay otro vencedor sino Dios...
Página 368 - Mediodía, estaba otro palacio ó casa de recreacion para criar aves de toda suerte, con su huerta y jardines, que se regaba con el agua de Xenil, llamado Dartucl (léase Dar alwad), Casa de Rio, y hoy Casa de las Gallinas.
Página 279 - ... siglos que transcurrieron desde que la princesa Isabel se emocionó. La marquesa de Castañiza, que es el ama de estos predios, mandó buscar y levantar de nuevo, con los pedazos bien casados, el toro que faltaba. El número de los toros que fueron, también dio lo suyo que hablar y que escribir.
Página 98 - Darro los divide. Este mesmo rey edificó otro castillo pequeño con su torre de homenaje en las ruinas de otra fortaleza antigua , que debió ser la de la villa de los Judíos, y la llaman agora las Torres Bermejas.
Página 279 - ... de alabastro, alta sobre doce leones de lo mesmo, puestos en rueda, tamaños como becerros, y por tal artificio horadados , que responde el agua de uno en otro , y todos la echan á un tiempo por las bocas, y por encima de la pila sale un golpe muy grande, que vierte y baña todos los leones. En este cuarto están los aposentos, alcobas y salas reales, donde los reyes moraban de invierno , no menos costosos de labor que los de la torre de Gomares.
Página 164 - Granada en diciembre de 1492: «los abencerrajes llevaron sus mujeres al Alpujarra. Después de haber vendido aquí todas sus haciendas, aderezan para partir en fin de marzo, ya mi ver toda la más de la gente hace talegas para partir para este tiempo. Y crean vuestras Altezas que venido el verano no quedarán aquí, ni aun creo que en el Alpujarra, sino labradores y oficiales, que...
Página 206 - Granada uo eran tan poderosos , encerraban los vecinos su pan , por tenerlo mas seguro ; y después las hicieron prisión de cristianos captivos para encerrarlos de noche , y detenerlos de día cuando no los llevaban á trabajar...
Página 180 - ... rio Darro , donde se pobló otro barrio agradable y muy deleitoso, que llamaron el Haxariz, que quiere decir la recreación y deleite , el cual es muy celebrado en los versos de los poetas árabes por las muchas fuentes, jardines y arboledas que los regalados ciudadanos tienen dentro de las casas. Este barrio comienza desde San Juan de los Reyes , y llega hasta el rio Darro, donde está la parroquia de San Pedro y San Pablo , y hasta llegar al monasterio de Muestra Señora de la Victoria
Página 371 - Por lo cual, de tantos restos de lugares de recreo se puede colegir que los reyes moros no omitían cosa alguna para el placer y la vida regocijada.

Información bibliográfica