Imágenes de página
PDF
ePub

.

tado à veces fu contancia en ellas; y asifucede en la rebelion de los de Chile, y fe ha acreditado con la de etos ultimos ; porque de una parte el no llegar à vere vencidos totalmente, y de otra fu poca fenibilidad en las pérdidas, y muertes, que fufren en la continuacion de la guerra, y la gran facilidad, con que fe¿ mantener en todos parages, alienta en ellos la eperanza de alir con fus intentos: y no haciendo reflexion en los daños, que reciben, mantienen la guerra tenazmente hafta llegar à fu fin, ue fuele er dificil, quando tienen Paifes fragoos, adonde retirarfe. Asi atendida la proporcion de la pérdida uedan ellos mas ufanos con matar à un E/pañol, y paffear la cabeza haciendo alarde de tan pequeño triunfo, que entidos de que eta les haya cotado un millar de los fuyos, y el abandono del Terreno. Sus prevenciones para la guerra fe reducen à folos fus cuerpos, fin haver meneter Tiendas, Bagage, ni otra coa alguna de las que fon regulares en los Exercitos: los Arboles de aquellos Montes les proveen de armas, haciendo cada uno de fus maderas las que necesita, y les fubminitran el alimento; porque ya fea de las Frutas filvetres, que crian, ya de las raices de las Yervas, ô Simientes, ô ya de los Animales, ô Aves montaraces, que encuentran, hacen fus proviiones à roporcion que las confumen: la pérdida de Terreno no incomoda; pues como tienen lo mimo en el inmediato, que en otro apartado de el 2o. ô 3o, leguas, no les es fenible dexar aquel, y retirare à ete: fus Exercitos fon muy ligeros, porque no haviendo cofa que los embarace, fe mueven con prontitud de unas partes à otras: en las batallas exponen las vidas barbaramente; y aunque les fea precio retirare fiempre encuentran el Campamento hecho, cho, y los Almacenes para fu proviion abatecidos. 244 Etos motivos fueron tan poderofos para dilatar tanto aquella guerra, que no alcanzaron a terminarla las repetidas providencias del Virrey, embiando Gente, armas, y municiones; porque asi que fe veian algo etrechados, fe retiraban a lo epeo de la Montaña, donde no era posible feguirlos con Exercito por la mucha epeura de los Boques, que folo ellos, como acotumbrados à andar por tales parages, podian penetrar venciendo fragofidades, Cienegas, Quebradas, y Laderas, y algunos Bo. ques epinofos, donde todo el fuelo fe halla fembrado de epinas largas de dos pulgadas, y tan recias, como fi fueran de Acero, de cuya calidad es todo aquel Territorio: asifeñoreandofe de las malezas, quedaban fiempre en aptitud de volver fobre los E/pañoles, quando les confideraban depues de algunos dias menos cuidadofos, canfàdos, o retirados por falta de viveres de aquellos parages, adonde havian llegado en fu feguimiento. 245 El Virrey recibia frequentes avios del etado de eta fublevacion; y ā proporcion que fucedian los accidentes, procuraba dar las providencias correpondientes: pero reconociendo, que nada aprovechaban etas para extinguirla de una vez; que nueltra Gente apenas llegaba à la fragofidad, y apereza de la Montaña, quando le faltaba la agilidad para manejar las armas, necesitando de toda fu fuerza, è indutria para vencer la dificultad de los palos, y que en etos era donde peligraban los mas con los ardides de las Embocadas, que el Enemigo les prevenia, determinò feguir el partido de que fe puiefe toda la atencion en contenerlos, para que no pudielen falir de los Paifes montañofos, incultos, ô no habitados por E/paño

iioles, à los que fon pertenecientes de las otras Provincias fus circunvecinas; fiendo las Faldas orientales de la Cordillera Real de los Andes division, y lindero de unos, y otros, à fin de etorvar de ete modo, asi el daño que los Indios levantados podian hacer en las Poblaciones puetas en obediencia, como el de que los Indios de etas tuvielen ocaion de palar à juntare con los tumultuados, y acrecentar fu numero: para ello mandô, que entre los Corregidores de Tarma, y Xauxa, los Oficiales, que havian ido mandando la Tropa, y las Peronas hábiles en la guerra, prácticas del Pais, y capaces en las maximas, con que los Indios la hacen, fe formale un Confejo de Guerra, y fe executafe lo que en el fe determinae por mas conveniente: las refultas de eta Junta fueron, que fe procuraen recuperar los Pueblos de Quimiri, y Chamchamayo, de que fe havia apoderado el Rebelde, practicando defde ellos frequentemente fus correrias en las haciendas, y otras habitaciones de los vecinos Valles, y tenia en continua amenaza las demàs Poblaciones comarcanas, y que en Quimiri fe hiciele fuerte parte de la Tropa, que fe havia embiado de Lima, para guardar aquel lugar; el qual fe confideraba importante por fer la garganta, donde fe juntan los tres Caminos, que dan palo a las Montañas ocupadas por los Indios. 246 Quimiri es un Pueblo de converiones fituado à la barte del Norte del Rio Tapo, ô de Tarma immediato à èl, y al Oriente del Ulucumayo, ô de 0./abamba, en el qual parece, que quando empezaron à poblare aquellas Provincias por los E/pañoles conociendo lo árduo de continuar las Conquitas por aquella parte ácia el Oriente provenido de la ápera fragoidad, y mucha Montaña, de que fe compone el Pais, etablecieron una Fortaleza con el deignio de

Part.II. Ffff que

que firviefe de terminos à lo conquitado, y de freno a las Naciones barbaras, que habitaban de alli en adelante: en eta fe hizo depues el Convento de San Francifco; cuya Religion tenia à fu cargo la converion de aquellas Gentes, y el pato epiritual de las que haviendo abrazado la Religion Chritiana etaban reducidas à vivir en Poblaciones. Refuelto pues lo que fe havia de hacer para recuperarlo falieron los Corregidores de Xauxa, y Tarma con la Gente, que pudieron levantar en fus Juridicciones; y la Tropa, que de Lima havia embiado el Virrey; pero como el Rebelde huviele llegado à comprehender eta idéa, y no tuvieffe entera ¿ en fus fuerzas, dexò el Pueblo, y fe retirò à la Montaña con los fuyos: asi quando llegaron las Tropas lo encontraron defamparado, y fin dificultad volvieron à ocuparlo: refolviendo en fuerza de lo antes determinado, que fe reparale el Fuerte, para que pudiee quedar en el la Tropa, que lo havia de guardar; fe hizo una Etacada, y otras obras; y quedó con fu mando Don Fabricio Bartoli Capitan de una de las Compañías, que en Lima fe havian levantado, con un Subteniente Don Pedro de E/cobar, y noventa y dos hombres de Tropa reglada, viveres, y municiones de guerra en batante cantidad, para las fuerzas del Fuerte, que confitian en quatro pequeños cañones de Campaña llevados de Lima por dipoficion del Virrey con indecible trabajo por las incommodidades del camino, y un Pedrero, que fe mantenia en aquel fitio de los que guarnecieron la primitiva Fortaleza: dipueto todo en eta forma fe retiraron los Corregidores con el reto de la Gente à fus repectivos lugares para atender à la defenfa de otros parages, porque el Rebelde fe havia dexado vèr en el Pueblo de Guanca

bam

bamba tambien de la Juridiccion del Corregimiento de

Tarma, y tenia à fus habitadores en gran conternacion. 247 Luego que los fublevados tuvieron noticia de havere retirado la mayor parte de la Gente, que de aquellas dos Provincias havia alido contra ellos, y de lo que e havia dipueto para confervar el Pueblo de Quimiri dexaron à Guanca-bamba, y palaron à fitiar la retablecida Fortaleza , en la qual aunque era batante el numero de Gente, que con Don Fabricio havia quedado para fu defena, no asi para hacer falida contra la muchedumbre de Indios fublevados, porque fiendo ya eto à los fines del año de 1743. fe havia aumentado confiderablemente con los que fe le agregaban de las Provincias fubordinadas. Pafados aquellos primeros dias, en que los Indios probaron. con algunas tentativas la imposibilidad de ganar el Fuerte, mudaron de idéa, y refolvieron bloquearlo para lograr por ete medio el fin, que no les era afequible por el de la fuerza; y tomando los palos, le cortaron enteramente la comunicacion con las Provincias inmediatas: para lo qual quemaron los Puentes, que etaban en los parages retirados, y fe hicieron dueños del Baleadero de Chan-chamayo, que era el parage mas cercano por donde fe mantenia la comunicacion con aquel Pueblo. Es de advertir, que para alar de la Provincia de Tarma à Quimiri fe hace precio atravear el Rio Tapo; el qual tanto por fu mucha rapidez, y caudal, quanto por la anchura que tiene, folo lo permite en un parage, que es el que nombran el Bal/eadero de Chancha mayo, ditante de Quimiri coa de 6. leguas: alli haciendo algun remanfo las aguas, dan lugar à que fe configa en Balas de Totora (que ya fe dixo fer lo que en E/paiía llaman Enea) y aunque en otros fitios, donde fe etre

Part.II. Fff2. cha,

« AnteriorContinuar »