Imágenes de página
PDF
ePub

'do débil su partido , fueron à las Carceles , y dieron liber tad à los que estaban en ellas , aumentando por este medio el numero de sus sequaces.

148 Viendo los de la conjuracion que continuaban yendose del Cuzco los Vecinos principales, supusieron, que el Tio de la Novia Don Balthasar de Castilla, y el Concador Juan de Caceres deliberaban seguir a los demás; por lo que embiando Girón à su Maestre de Campo el Lic. Diego de Alvarado para que los prendiesse , no solo lo executò, sino que inmediatamente los hizo dàr garrote, y sacar à la Plaza, con lo qual se aterrorizaron tanto los demás de la Ciudad , que por librarse de igual rigor , muchos se declararon del bando del traydor: este luego que tuvo gente bastante, y à los Is. dias de su levantamiento hizo que los que havian quedado vecinos de alguna consideracion lo eligiessen por Procurador general de todo el Imperio , para suplicar à S. Mag. de las providencias de la Audiencia, que cedian en perjuicio de los dueños de Repartimientos, y que juntamente lo nombrassen Capitan General, y Jufticia mayor de aquella Ciudad, y Reyno: los Vecinos lo hicieron obligados de la fuerza , porque à la vista del Cabildo formò un Esquadron con su Gente , que ya paslaban de 150. hombres para dàr mas peso à su pretension con el poder. Las Ciudades de Guamanga , y Arequipa persuadidas à que las importaba seguir el exemplar del Cuzco con el mismo fin de representar à S. Mag. el perjuicio de las Provisiones de la Audiencia , fuplicando de ellas, embiaron Diputados à aquella Ciudad para unirsele en la propia solicitud ; pero los mas distinguidos vecinos de ambas por no estàr sujetos al tyrano , fe fueron à los Reyes à servir à $. Mag. Part.II.

Vuuu

Paly

ya de

gente ca

Rey, que

149 Passados algunos dias mandò Francisco Hernandez llevar al Corregidor Gil Ramirez fuera del Cuzco, y ponerlo 40. leguas de alli ácia el camino de Arequipa , dan, dole facultad de

que

se fuesse donde gultasse , y assi se execucò. Luego que la Audiencia cuyo noticia de este levantamiento dispuso se formasse Exercito nombrando

para

el fupremo cargo de la guerra al Lic. Santillàn su Oydor, y al Arzobispo Don Geronymo de Loaysa. Alonso de Alvarado, à quien llegò la nueva en los Charcas , suspendiò el castigo de los culpados,y empezò tambien à formar Exercito para atajar los passos al Enemigo : este reforzado minaba en el interin con el suyo, que se componia de mas de 400. hombres , ácia Lima deseoso de encontrar el del

èl llamaba de los Oydores, y apoderarse de aquella Capital : à los 8. dias de su salida del Cuzco le siguiò su General el Lic. Diego de Alvarado con otros 200. Soldados mas , con cuyas fuerzas no se les proponia dificil el dàr efte feliz passo en el logro de su empresa. Los Vecinos del Cuzco, a quienes Francisco Hernandez permitio se quedafsen, pretextando no querer violentarlos, se juntaron una noche , y nombrando por su Capitan à Juan de Saavedra, formaron una Compañia , y fueron à unirse con el General Alonso de Alvarado à los Charcas : al mismo tiempo el Corregidor de la Paz Sancho de Ugarte levantò Gente, y caminaba con 200. hombres para socorrer al Cuzco , pero viendo Alvarado que no se conseguia nada de que

anduviessen los del Rey esparcidos en pequeños Cuerpos , le embiò orden que se retirasse à su jurisdiccion hasta que èl passasse con la gente , que ya tenia por aquella Provincia, y recogiesse la que havia en ella.

150 Francisco Hernandez llegò à Guamanga , que hallò

en

en gran parte desamparada de sus Moradores , por haverse muchos retirado a los Reyes : juntaronsele alli los Capitanes , y Gente , que con anticipacion havia embiado à ella, y à Arequiqua; y continuò su marcha llevando ya mas de 700. hombres ; llegò al Valle de Pachacamac , donde tambien se hallaba el Exercito del Rey , al qual quiso acometer de noche , valiendose de un particular ardid para conseguir el derrotarlo, ò ponerlo en desorden ; pero se le defvanecieron estas ideas con la fuga de Diego de Silva uno de los vecinos del Cuzco , à quien llevaba violento ; y siendo sabidor del intento , no le quedò duda à Girón de que

lo havria descubierto ; por lo que no se atreviò à ponerlo en execucion : el exemplo de Silva siguieron algunos otros de sus Soldados en tanto numero , que se le iban en quadrillas de 20. y 30. Por esto se resolviò à volverse al Cuzco antes de llegar al estremo , à que se viò reducido Pizarro, no hallandose con suficientes fuerzas para emprender cosa alguna contra el Exercito del Rey , que passaba de 1300. hombres ; y assi lo puso por obra , sin haver quien le in quierasse en su retirada ; porque con la diversidad de dica tamenes en el Campo Real no se tomaban las resoluciones con la prontitud, que requerian las cosas de la una parte mandaba la Audiencia ; por otra el Lic. Santillàn ; y por otra el Arzobispo, sin que entre ellos huviesse conformidad, y de aqui dimanò el que se perdiesse una tan buena ocasion de seguir al Enemigo, y deshacerlo en su retirada. La Audiencia , que reconociò este yerro, y

la poca pericia de los Generales , los retirò honorificamente con el motivo de

que assistiessen à sus empleos , mandando siguiesse al Enemigo el Maestre de Campo Pablo de Mes neses. Part.II.

Vuuu 2

Rea

guerra. Por

151 Reconociendo Giròn la pereza , y lentitud del Campo Real , se fue muy despacio en la recirada , sin fatigar fù Gente , y aprovechandose de quanto encontraba en los Lugares, por donde passaba ; recogiò todos los Negros esclavos , que havia en las Haciendas, y Pueblos de su derrota , y formò una Compañia con ellos, la qual se llegò à aumentar despues hasta el numero de 300. El Mariscal Alonso Alvarado , à quien la Audiencia havia nombrado General

para

esta Guerra en la Provincia de los Charcas, faliò de ella á encontrar à Giròn con 775. hombres bien armados , a los quales se agregaron tantos en el camino, que quando llegò al Cuzco passaban de 1200. y con ellos se fue en busca del Enemigo : informado Giròn de que

AlAño de barado caminaba ácia el con tan grande Exercito , saliò de ISS4

la Nasca el 8. de Mayo de 1954. y se fortificò en un parage nombrado Chuquinga cerca del Rio Amancay con el animo de esperarle alli, como en lugar muy ventajoso: el Exercito de Alvarado quedò acampado en la parte del Rio opuesta a la que ocupaba Giròn , y no obstante las dificultades , que se ofrecieron para passarle , las muchas ventajas,que tenia el Enemigo en su sitio, y el ser los mas de los Capitanes de opuesto dictamen , determinò Alvarado atacarle , y darle batalla , temeroso de que con la dilacion tuviesse Francisco Hernandez oportunidad de escapar : puso pues en execucion su designio, pero tuvo el sucesso, que le havian prevenido sus Capitanes, porque al tiempo de ir à vadear el Rio, los de Girón le macaron tantos de su Gente , que pusieron en huida los demás, y siguiendolos , lograron derrotarlos toralmente ; tomaronle mas de 300. Prisioneros , y los demás se esparcieron , unos ácia Arequipa , otros ácia los Charcas , la Paz, y Guamanga , y

al

si, y

la Plata para que

algunos fueron à juntarse con el Exercito del Rey.

152 Llegada à noticia de la Audiencia la perdida de esta funcion, se diò orden de que el Exercito Real siguiesse à Giròn , passando à èl la misma Audiencia para darle mayor autoridad, y disponer mas de cerca lo que convenia practicar : llegaron pues à Guamanga , y siguiendo Giròn sus designios , ufano con la prosperidad de la victoria , despacho Gente al Cuzco , la Paz, Chucuito , Poto

le traxessen de ellas porciones muy considerables de dinero; y concluida esta diligencia se puso en camino para el Cuzco, aunque sin animo de en. trar en la Ciudad , lo qual sabido por el Exercito del Rey, acelerò las marchas ; y como el Enemigo no parasse hasta el sitio nombrado Pucarà 40. leguas mas adelante del Cuzco, huvo de continuar hasta alli en su alcance.

153 Llegado Francisco Hernandez al Pucarà parage muy fuerte , y ventajoso , fe acampò en el para esperar alli al Exercito del Rey: el Campo de este se dispuso en un sitio llano poco distante del Enemigo , y estando descubierto por todas partes se procurò cerrarlo con una trinchera , que en poco tiempo se fabricò con ayuda de los Indios : algunos dias estuvieron los dos Exercitos à la vista el uno del otro, en cuyo espacio solo se ofrecieron algunas ligeras escaramuzas ; al cabo de ellos intencò Francisco Hernandez sorprender una noche à el Exercito del Rey , y, lo huviera conseguido à no haverse tenido en este anticipada la noticia por dos Soldados, que se passaron à èl:Giròn pues

saliò de su Fuerte con 800. hombres blancos , y. 250. Negros ; los del Exercito Real se formaron en batalla fuera de su Campo para esperarlo , y lograron deshacerlo mediante la buena disposicion, con que lo recibieron:

Frana

و

« AnteriorContinuar »