Imágenes de página
PDF
ePub

cap. VII, empezaron à dicurrir lo que deberían hacer con Mr. David Cheap, y los de fu parcialidad, y entre el darles muerte alevoamente, ô el hacer fuga con la Embarcacion, dexandoles abandonados en aquel defierto parage, fue eto, à lo que fe determinaron, y amarrando al Capitan, y dos Oficiales, que etaban por el, fe hicieron à la vela fin dejarles à los que quedaban, con que podere alimentar; ni aun la eperanza de que los focorrieffen Habitadores de aquel fitio por no haverfe hafta entonces tenido noticia de ue los huviee: hecha pues la fuga con la Embarcacion pufieron en derrota para el Etrecho de Magallanes, y I. la de Santa Cathalina, en cuyo viage perecieron quai todos de necesidad, y fue muy corto el numero de los que

pudieron volver à Inglaterra.

785 Lo que no havia fucedido en el tiempo de etarfe allifabricando la Embarcacion, experimentaron los que por la perfidia de los fuyos fe quedaron; y fue que llegafen à aquel fitio en feguimiento de la peca los Indios Gen

Co tiles de aquel territorio: etos fiendo no menos vagantes,

que todos los de aquellas partes, y futentandofe por lo comun del Mari/co, tienen regulados los tiempos, en que fegun la etacion abundan mas en cada parage, y figuiendolos van al Súr, ô fe encaminan al Norte fin apartare de la Cota: con ete motivo los encontraron etos Indios, y aunque fin entendere unos à otros, fe dedicaron como pudiera haverlo hecho la Nacion mas culta, y caritativa, à partir con ellos el rutico alimento, que adquirian con fu indutria; la qual fe reducia à bucar entre las ondas del Mar, y facar de fu fondo las varias epecies de Conchas, y Mari/cos, que fe crian en el : cuya providencia fue para los Inglo/es tan focorrida, que balto para librar de la muerte

[ocr errors]
[ocr errors]

à los pocos, que fe havian refervado, y no havian antes Cap. VII. o el golpe de fu poder en las armas de la necesidad, y de la falta de alimentos. Eta havia fido tal, que preciados del hambre fe havian alexado feis Soldados bucando en el Monte alguna caza; los quales tuvieron la degracia de quedare perdidos en lo interior del Pais, porque no haviendo vuelto à la Playa, les fue precio à los Oficiales fin eperarles feguir la compañia de los Indios, y el camino, que llevaban. Etos Indios dieron avio a los de fus inmediaciones de la perdida de aquel Navio,y aquellos à otros, hata que llegô à los de Chiloe, Territorio ya de los E/pañoles; de donde haviendofe embiado Embarcacion para examinar fu certeza, fueron en ella conducidos à aquella Isla el Capitan Cheap, un Oficial, y dos Guardias marinas, que havian quedado folamente; y alli fe mantuvieron algunos mees, mientras el Governador hallò ocafion de embiarlos, egun le tenia prevenido el Preidente de Chile, à Valparay/o , y de allià Santiago Capital de ete Reyno. Y haviendo de venir à Europa las Fragatas France/ás, en que nofotros haciamos viage, fueron conducidos en el Lis à Francia el Capitan Mr. TDavid Cheap, el Theniente de Infanteria Mr. Thomas Hamiltón, y un Guardia Marina Mr. fuan Virón, de donde puetos en libertad fe retituyeron a Inglaterra. 78 ó Lo que fe figue en la Carta defde Cabo de Cor/o en adelante,fe ha fituado por las Cartas, que corren hafta el prefente con mas aceptacion, que fon las modernas Francefas, como que los de eta Nacion han fido cafi los unicos, que haciendo la Navegacion al Mar del Súr por Cabo de Hornos, y por el Etrecho de Magallanes, han tenido ocafion de examinarlo con prolixidad, entrando OS

Cap.VII, los diveros Canalizos, que fe forman en la Tierra del Fues - go con las Islas, que la componen: entre cuyos decubrimientos no ferà digno de omitire el que cerca del Cabo de Hornos hizo el Ñavio nombrado San Franci/co de una epecie de Enenada, ô Bahia muy epacioa, y dentro de ella tres Puertos muy capaces; los dos de buen fondo, y abrigo, donde muchas Embarcaciones Etrangeras han aprovechado la coyuntura de refaccionare de Agua, Leña, y Pecado, que fe encuentra en ellos con abundancias por cuyo motivou Plano acado del original Frances fe inferta en eta nueva Carta. 787 Las Longitudes de los lugares etàn feñaladas fobre la Equinocial, y fobre el Trópico de Capricornio: las primeras contadas del Meridiano de Lima ácia el E/e, y ácia el Oe/fe; y las fegundas dede el de Paris, por havere concluido las Longitudes por Obfervaciones comparadas con aquel Ob/ervatorio; y como de etas fe deduce inmediatamente la diferencia de Meridianos en tiempo, y grados, fe ha tenido por mas acertado poner las Longitudes repeto de el de Paris, empezandolas à contar dede el 0b/ervatorio ácia el 0e/fe, por fer todas las que hay en la Carta Occidentales repeto de aquel punto. Ete methodo, aunque contrario del que fe feguia continuamente de numerar los grados de Longitud, empezando defde el parage, donde fe hacia primer Meridiano ácia el Oriente, es mucho mas conmodo, claro, y natural; orque como lo que fe pretende en las Navegaciones es ¿ la diferencia de Longitud, que hay dede un Meridiano propueto hata el primero, fobre que fe etablecen, ô empiezan à contar, fi fehace eto por el Oriente, fucederà que en los puntos,que etuvieren Occidentales, fe tendrà el arco mayor de la

Lom

Longitud, que no es la diferencia de Meridianos; y para coneguirla fe hara precio facar el complemento; cuya operacion es ecuada contando las Longitudes en el modo, que quedan advertidas, y fe tienen feñaladas en la Carta. Por eta razon las que lo etàn por el Meridiano de Lima, empiezan à contare dede el para el E/te, y 09/le igualmente, y es el methodo, que propiamente pertenece a las Cartas Maritimas particulares de un Mar. En las univerfales podrà feguire, quando no el de hacer dos graduaciones, una que empiece ácia el 0riente, y otra inferior, ô fuperior à aquella, que vaya por el 0ccidente, el antiguo etilo de numerar la graduacion empezando de de el Meridiano por la parte Oriental; aunque para elto no hay otro fundamento, que el de etar etablecido asi: pues i fe quifiera feguir el movimiento del Sol, del qual procede, que unos Lugares eten Occidentales, ü Orientales repeto de otros, fe deberia executar al contrario, dando principio dede aquel punto, que fe fupone primer Meridiano,

y figuiendo por el 0ccidente. - - • - 788 Alas noticias, que quedan dadas del methodo, que fe figuió en la contruccion de eta nueva Carta, y fus ¿ , fon configuientes las que pertenecen à el mejor modo de uar de ella en la Navegacion, que fe hace or el Cabo de Hornos, quando fe intenta palar à el Mar del Shr, por fer en eta travesía en la que puede ofrecere alguna dificultad; para falvarla han de etar enterados, los que emprendieren aquel Viage, que en el es regular depues de confiderar montado el Cabo de Hornos, ir à recalar à el Cabo de Vitoria, que età en 52 g 2 5 m. de Latitud, para alegurare de haver montado el Cabo, y aunque no hay otro motivo que ete, es fiempre bueno practl

Cap. VII. Cap. VII, ticarlo asi: depues de haver reconocido la Cota de Cabo

de Vitoria,es conveniente hacerfe à la Mar lo batante para
evadire de los peligros, que hay en ella, y en el Archipie-
lago de Chomos, como tambien para que fifobreviene algun
Temporal, fegun es lo regular en aquellos parages, no
les coja empeñados en la Tierra, y en la precifion de cor-
rer à mayor Latitud, como fucederia fi acertale à fer del
Norte para el Noroeffe, ô Travesia; y etando algo à la Mar
fe puede capear con el primero, ô correr à el Nordo/ie fiel
Viento, y la ditancia de la Tierra lo permiten, y con
la Travesia fe puede fiempre continuar la derrota yendo à
menor Latitud, donde los Temporales fon menos fuertes,
no tan comunes con particularidad en el Verano. Ha
viendo falido à la Mar lo fuficiente, fe procurarà defcu-
brir la Tierra de Punta del Carnero, ô Punta de Rumana,
que etàn en poco mas de 37.g. y eto es lo fuficiente para
tomar la Bahía de la Concepcion, ö para continuar la derro.
ta con feguridad a otro Puerto, quando no fe quiere en-.
trar en ella. Tambien puede hacerfe la recalada entre los
39. y 41.g. de Latitud en la Cota de Valdivia, y eta con-
viene mejor que la antecedente para haver de entrar en la
Concepcion, porque filas Corrientes han llevado la Embar
cacion ácia el Sudoe/fe por alguna cafualidad, fería contin-
gente el poder tomar aquella Bahia, yendo a decubrir la
Tierra en la Cota de Tucapel; en cuyo cafo la fuerza de
los Sures harian decaecer la Embarcacion Para el Norte, y
erder el barlovento necelario. J.
789 Se debe tener cuidado de no hacer la recalada ni
por la Latitud de la Isla de la Mocha, ni Por la de Santa Ma-
ria; pues una, y otra necesitan de que fe les haga re
guardo à caufa de las Peñas, y Arrecifes, que fe alargan
V

« AnteriorContinuar »