Imágenes de página
PDF
ePub

Cap.VII. empezaron à discurrir lo que deberian hacer con Mr. Da

vid Cheap , y los de su parcialidad, y entre el darles muerte alevosamente , ò el hacer fuga con la Embarcacion, dexandoles abandonados en aquel desierto parage , fue esto, à lo que se determinaron , y amarrando al Capican , y dos Oficiales, que estaban por el , se hicieron à la vela fin dejarles à los que quedaban , con que poderse alimentar ; ni aun la esperanza de que los socorriessen Habitadores de aquel sitio por no haverse hasta entonces tenido noticia de que los huviesse: hecha pues la fuga con la Embarcacion se pusieron en derrota para el Estrecho de Magallanes, y Illa de Santa Cathalina , en cuyo viage perecieron quasi todos de necessidad, y fue muy corto el numero de los que pudieron volver a Inglaterra.

785 Lo que no havia sucedido en el tiempo de estarse alli fabricando la Embarcacion, experimentaron los que por la perfidia de los suyos se quedaron; y fue que llegalsen à aquel sitio en seguimiento de la pesca los indios Gentiles de aquel territorio: estos siendo no menos vagantes, que todos los de aquellas partes , y sustentandose por lo comun del Marisco, tienen regulados los tiempos, en que segun la estacion abundan mas en cada parage, y siguiendolos van al Súr , ò se encaminan al Norte sin apartarse de la Costa : con este motivo los encontraron estos Indios, y aunque sin entenderse unos à otros , se dedicaron como pudiera haverlo hecho la Nacion mas culta , y caritativa, à partir con ellos el rustico alimento, que adquirian con su industria ; la qual se reducìa à buscar entre las ondas del Mar , y sacar de su fondo las varias especies de Conchas , y Mariscos, que se crian en èl : cuya providencia fue para los Ingleses tan socorrida , que basto para librar de la muerte

à los pocos , que se havian reservado , y no havian antes Cap.VII. experimentado el golpe de su poder en las armas de la necessidad, y de la falta de alimentos. Esta havia sido tal, que precisados del hambre se havian alexado seis Soldados buscando en el Monte alguna caza ; los quales tuvieron la desgracia de quedarse perdidos en lo interior del Pais; porque no haviendo vuelto à la Playa, les fue preciso à los Oficiales sin esperarles seguir la compañia de los Indios, y el camino , que llevaban. Estos Indios dieron aviso à los de sus inmediaciones de la pérdida de aquel Navio, y aquellos à otros, hasta que llego a los de Chiloé, Territorio ya de los Españoles ; de donde liaviendose embiado Embarcacion

para examinar su certeza , fueron en ella conducidos à aquella Isla el Capitan Cheap , un Oficial, y dos Guardias marinas , que havian quedado solamente ; y alli se

alli se mantu, vieron algunos meses, mientras el Governador hallò ocasion de embiarlos , segun le tenia prevenido el Presidente de Chile , à Valparayso , y de alli à Santiago Capital de este Reyno. Y haviendo de venir à Europa las Fragatas Francesas , en que nosotros haciamos viage, fueron conducidos en el Lis à Francia el Capitan Mr. David Cheap, el Theniente de Infanteria Mr. Thomas Hamiltòn , y un Guardia Marina Mr. Juan Viròn , de donde puestos en libertad se restituyeron a Inglaterra.

786 Lo que se sigue en la Carta desde Cabo de Corso en adelante, se ha situado por las Cartas, que corren hasta el presente con mas aceptacion , que son las modernas Francesas, como que los de esta Nacion han sido casi los unicos , que haciendo la Navegacion al Mar del Sur bo de Hornos , y por el Estrecho de Magallanes , han tenido ocasion de examinarlo con prolixidad, entrando por

los

por Ca

Cap.VII, los diversos Canalizos , que se forman en la Tierra del Fue

go con las Islas , que la componen : entre cuyos descubrimientos no serà digno de omitirse el que cerca del Cabo de Hornos hizo el Navio nombrado San Francisco de una especie de Ensenada , ò Bahia muy espaciosa , y dentro de ella tres Puertos muy capaces ; los dos de buen fondo, y abrigo , donde muchas Embarcaciones Estrangeras han aprovechado la coyuntura de refaccionarse de Agua , Leña , y Pescado, que se encuentra en ellos con abundancia; por cuyo motivo su Plano sacado del original Francès se inserta en esta nueva Carta.

787 Las Longitudes de los lugares estàn señaladas sobre la Equinocial, y sobre el Trópico de Capricornio : las primeras contadas del Meridiano de Lima ácia el Este , y ácia el Oeste; y las segundas desde el de Paris, por haversé concluido las Longitudes por Observaciones comparadas con aquel Observatorio ; y como de estas se deduce inmediatamente la diferencia de Meridianos en tiempo, y grados, se ha tenido por mas acertado poner las Longitudes respeto de el de Paris , empezandolas à contar desde el Observatorio ácia el Oeste , por ser todas las que hay en la Carta Occidentales respeco de aquel punto. Este methodo, aunque contrario del que se seguia continuamente de numerar los grados de Longitud , empezando desde el parage , donde fe hacìa primer Meridiano ácia el Oriente , es mucho mas conmodo , claro , y natural ; porque como lo que se pretende en las Navegaciones es faber la diferencia de Longitud , que hay desde un Meridiano propuesto hasta el primero, sobre que se establecen , ò empiezan à contar, li se hace esto por el Oriente, sucederà que en los puntos,que estuvieren Occidentales, se tendrà el arco mayor de la

Lon

'Longitud , que no es la diferencia de Meridianos ; ý parà Cap.VII. conleguirla se harà preciso sacar el complemento ; cuyá operacion es escusada contando las Longitudes en el modo, que quedan advertidas , y se tienen señaladas en la Carta: Por esta razon las que lo estàn

por

el Meridiano de Lima, empiezan à contarse desde el para el Este, y Oeste igualmente , y es el methodo , que propiamente pertenece à las Cartas Maritimas particulares de un Mar. En las universales podrà seguirse, quando no el de hacer dos graduaciones , una que empiece ácia el Oriente , y otra inferior , ò superior à aquella , que vaya por el Occidente , el antiguo estilo de numerar la graduacion empezando desde el Meridiano por la parte Oriental ; aunque para esto no hay otro fundamento, que el de estàr establecido assi :

pues

si se quisiera seguir el movimiento del Sol, del qual procede, que unos Lugares estèn Occidentales, ù Orientales respeto de otros , fe deberia executar al contrario, dando principio desde aquel punto, que se supone primer Meridiano, y siguiendo por el Occidenté.

788 A las noticias , que quedan dadas del methodo, que se siguió en la construccion de esta nueva Carta , y sus fundamentos , son consiguientes las que pertenecen à el mejor modo de usar de ella en la Navegacion, que se hace por el Cabo de Hornos , quando se intenta passar à el Mar del Sur, por ser en esta travesía en la alguna dificultad; para salvarla han de estar enterados, los que emprendieren aquel Viage , que en el es regular defpues de considerar montado el Cabo de Hornos , ir à recaTar à el Cabo de Vitoria , que està en 52.8: 25. m. de La titud , para assegurarse de haver montado el Cabo, y aunque no hay otro motivo que este, es siempre bueno prac

que puede ofrecerse

Cap. VII. ticarlo assi: despues de haver reconocido la Costa de Cabo

de Vitoria, es conveniente hacerse à la Mar lo bastante para
evadirse de los peligros, que hay en ella , y en el Archipies
lago de Chonos, como tambien para que si sobreviene algun
Temporal , segun es lo regular en aquellos parages, no
les coja empeñados en la Tierra , y en la precision de cor-
rer à mayor Latitud , como sucederia si acertasse à fer del
Norte para el Noroeste, ò Travesia: y estando algo à la Mar
se puede capear con el primero , ò correr à el Nordeste fiel
Viento , y la distancia de la Tierra lo permiten, y con
la Travesia se puede siempre continuar la derrota yendo à
menor Latitud , donde los Temporales son menos fuertes,
y no tan comunes con particularidad en el Verano. Ha-
viendo salido à la Mar lo suficiente , se procurarà descu-
brir la Tierra de Punta del Carnero , ò Punta de Rumena,
que están en poco mas de 37.g. y esto es lo suficiente para
tomar la Bahía de la Concepcion , ò para continuar la derro:
ta con seguridad à otro Puerto , quando no se quiere en-
trar en ella. Tambien puede hacerse la recalada entre los
39. y 41.g. de Latitud en la Costa de Valdivia, y esta con-
viene mejor que la antecedente para haver de entrar en la
Concepcion , porque si las Corrientes han llevado la Embar-
cacion ácia el Sudoeste por alguna casualidad , sería contin-
gente el poder tomar aquella Bahia , yendo à descubrir la
Tierra en la Costa de Tucapèl ; en cuyo caso la fuerza de
los Sures harian descaecer la Embarcacion para el Norte, y
perder el barlovento necessario.
* 789 Se debe tener cuidado de no hacer la recalada ni
por la Latitud de la Isla de la Mocha,ni por la de Santa Ma-
ria ; pues una y otra necessitan de que se les haga ref-
guardo à causa de las Peñas , y Arrecifes, que se alargan

« AnteriorContinuar »