Imágenes de página
PDF
ePub

5.1

720

del Banco se inferia estàr ya bien cerca de la Tierra , ha- Cap.V. viendo disminuido 11. §. justos de Longitud , y confirmandolo la mucha cantidad de Juncia , Palos, y Rama- Agosto de zones , que se veian sobre el Agua : con efecto se descu

1745.. briò al medio dia, aunque à grande distancia,y à las

quatro de la tarde se percibiò con toda distincion , bien que por ser muy baxa , y rasa, fue preciso mantenerse toda la noche bordeando con poca Vela hasta el dia siguiente, que à las 6 de la mañana se reconociò la Isla de Escatari, que està al Norte del Puerto de Luis Bourg , cosa de leguas ; y como el Viento se mantenia por el Sudoeste , y las Aguas llevaban la Fragata para el Norte , fue preciso bordear.

A las 6. de la mañana el dia 13. se descubriò un Bergantin , que bordeaba sobre la Costa , haciendo diligencia para coger el Puerto de Luis Bourg:de la Deliberanza le le largò la Vandera Francesa , y el correspondió con otra igual ; però tirò dos , ò tres Cañonazos, que por entonces no dieron cuidado alguno , por haverse discurrido fucsson para advertir à las Barcas de pesca, que estaban fuera , se retirassen al Puerto , por no tener seguridad de que

fuelle Francesa la Embarcacion ; y assi se viỏ que inmediatamente empezaron aquellas à ponerse en camino para entrar en è: una hora despues como à las 7. de la mañana se vieron salir de Luis Bourg dos Navios , y se creyò que fucfsen de alguna Esquadra Francesa , quc huvicsse alli, y que faldrian con el aviso del Bergantin à reconocer la Embarcacion , que bordeaba sobre la Costa , por si fuesse de algun Corsario Bostonès , que intentasse inquictar las Barcas de la pesca : con que tampoco dieron cuidado , mayormente viendolos fàlis del Puerto con Vanderas Francesas; Part.II.

LII

y

[ocr errors]

to

721

Cap.V. y el uno con Gallardere ; y que tanto las Fortalezas de

Luis Bourg, que ya se alcanzaban à distinguir bien, quanAgosto de to las Embarcaciones , que estaban en su Puerto , las te1745 nian. Aqui es forzoso dexar à la consideracion el júbilo,

que

recibiria nuestro animo , pareciendonos aquel el fin
de nuestros temores, la seguridad de los riesgos, el alivio
de los trabajos de una can dilatada , y penosa navegacion,
y el desahogo à los passados infortunios ; porque lo cortó
de su duracion no permite , que nos detengamos en pon-
derarlo , para que a su vista aparezca tanto mas vivo
el sentimiento de haver con el pronto desengaño encon-
trado burladas todas nuestras esperanzas , y mencidos
dos nuestros aprehendidos bienes.

Estabamos ya tan inmediatos à los dos Navios,
que salian del Puerto , que se iba a echar el Bore al Agua
para que passasse un Oficial à bordo del que hacia de Co-
mandante entre los dos , y se havia desarmado la Arcilleria
para saludarle : el mas pequeño, que era una Fragata de
so. Cañones , venia delante , emparejò con la nuestra,
y cayendo sobre ella , diò à conocer por la Gente
guage no ser Francesa; lo que inmediatamente se confir-
mò, porque largando su propia Vandera , y tirando un ca-
ñonazo å bala , rompiò la hostaga de Velacho, y hizo,
que esta Vela se viniesse abaxo : à cuyo tiempo estaba ya
por

el costado de estribor el Navio grande ; y no siendo
possible , que midiesse fuerzas contra dos enemigos tan
fuertes una Fragata tan endeble, se arriò la Vandera Fran-
cesa , y se apoderaron de ella los Enemigos, sin dàr mas
tiempo, que el que tardò en desatracarse de su costado el
Bote de la menor Fragata enemiga , que lo tenia en el
Agua , y passar à ocupar la nuestra, con la qual se resticu.

ye

y len

renacer.

723

yeron vitoriosos tan à poca costa al Puerto.

Cap. V. 722 Lo inesperado de este accidente, mudando repentinamente la naturaleza de nuestros afectos , arrastrò Agosto de tambien con ellos el estado de nuestras fortunas , y de 1745: nuestras premeditadas ideas : nuestro passado regocijo, fue forzoso quedasse sufocado en la cuna , que le fabricò el deseo ; nuestro descanso convertido en principio de nuevos trabajos , è incomodidades , tanto mas insoportables, quanto à la pérdida de la hacienda , fue alli regular, y consiguiente el vivir reducidos à una racion corta , y pobre ; y finalmente perdida la libertad, donde creíamos haverla assegurado , y donde haviamos juzgado tuviessen fin tantos sobresaltos, y contratiempos, alli volvieron à

El mayor de los dos Navios Ingleses , que montaba 60. cañones se nombraba el Sunderland mandado por Mr. Juan le Bret; y la Fragata de so. Cañones llamada el Sixter , por Mr. Phelipe Durel , que fue à quien se rindió la nuestra.

724 Estos Capitanes , cuyas acciones en esta ocasion mas parecieron hijas de unos Ministros totalmente abandonados, y ciegos al furor de la codicia , que

del honor, que corresponde à Oficiales de un Monarca , como el de Inglaterra , y de una Nacion tan culta , y politica , como aquella , hicieron , que en las circunstancias del trato sobrepujasse à la fustancia de la pérdida el modo , è indignidad, con que se portaron. A mi me serà permitido el omitir sus particularidades, tanto por no renovar en su relacion el sonrojo , que me causaria el traerlas à la memoria, у al que leyere sú irregularidad, quanto porque no parezca que en su descripcion se propassa la pluma mas allà Part.11.

de

Lil 2.

1

Cap.V. de lo que prescriben los limites de la verdad, los respetos

de la moderacion, y las leyes de la Historia ; y assi baltarà Agosto de decir , que todos desde el Marinero hasta el mas caracteri1745. zado huvieron de sufrir el sensible golpe de un riguroso

registro ; que en aquellos llegó hasta el lance de poner-
los en cueros , porque no se pudiesse ocultar el menor
real de plata , y en los de mayor gerarquia à poco menos;
siendo los Capitanes Ingleses los que,

acaso

por

animar con su exemplo, se desdeñaron menos de intervenir por sus manos en el empleo de tal indignidad; porque sin duda las acciones , que à nosotros, y à qualquiera causarian em, pacho , y verguenza para executarlas , y aun verlas en personas de tal caracter , alli las debiò de cohonestar la sed infaciable del Oro. Toda la generosidad que usaron con nosotros, fue dexarnos la ropa del propio uso , que pudo efcapar de las manos de los Marineros registradores , y franquearnos el Capitan su casa , reducida à una yerma habitacion , de que se havia apoderado entre las que dexa ron los Franceses , quando de resultas de la toma de la Plaza , y Puerto de Luis Bourg (de que se hablarà despues) fue su Vecindario remitido à Francia ; de la que no se servia por mantenerse à bordo.

725 Por lo tocante à mis Papeles, desde que nos hicimos a la vela de la Isla de Fernando de Noroña,havia aprontado, como es regular , todos los Planos , y noticias que pudieran ser de perjuicio, si la desgracia las ponia en manos de los Enemigos ; los Pliegos del Virrey del Perù, y traía à mi cuidado; los quales

[merged small][ocr errors]

los quales en el combate estuvieron prontos para ir al Agua ; y encargados el Capitan, el Apoderado de los Fletadores, el Maestre , y Oficiales de echarlos , luego que llegalse el caso de que yo mu

otros que

riesse sin tener tiempo para hacerlo : como siempre estu- Cap. V. vieron prevenidos para este fin, luego que reconocì no ser possible dexar de quedar prisionero, los libercè de Agosto de caer en las manos enemigas , arrojandolos al Agua ; pero 1745: todos aquellos, que comprehendian la medida de los Ġrados , Observaciones Astronomicas , y Phisicas, y noticias Historicas , quedaron preservados de esta diligencia : y. como entre Gente , que estimaba en poco , ò nada , todo lo que no era Plata , ù Oro , corrian gran peligro de

que

fe perdiessen , ò confundiessen entre los muchos de otros varios assuntos, que recogian, previniendo yo este riesgo, despues de haver instruído à aquellos Capitanes de lo que contenian , y del interès, que todas las Naciones de Europa havian tomado en el fomento de esta empressa , consegui, que mirandolos con alguna mas atencion , los separaffen de los demás , y los remitiessen al Comandante de aquella Esquadra , en cuyo poder estuvieron hasta que con migo fueron remitidos à

Inglaterra.

[merged small][ocr errors]
« AnteriorContinuar »